| Artículos | 01 JUL 2000

Aplicaciones gráficas 2D: El mundo del retoque y la maquetación (segunda parte)

Tags: Histórico
Pablo Feliú.
Macromedia FreeHand 9
Al abrir esta excelente aplicación vectorial en su versión 9.0 nos encontramos con su cuidada interfaz, compuesta de comedidas barras de herramientas, paneles anclables y agrupables según conveniencia del usuario, y barras de estado donde la información es mostrada sin saturaciones.
De entre los paneles e inspectores destacan el de proyecto, para pasar de una hoja a otra con facilidad y mostrar un enfoque más alejado de la visualización del área de trabajo, además de las vistas personalizadas que pueden guardarse y recuperarse; el de texto, con el que se accede a ajustes de los caracteres, del párrafo, del espaciado, de número y colocación columnas y filas, y de ajuste específico de columnas; el de transformación de objetos, con transformaciones de traslación, rotación, escalado, distorsión y reflexión, que se precisan al detalle gracias a la introducción de parámetros manualmente; y el de estilos, que permite administrar entre los objetos de que dispongamos un aspecto más uniforme, agrupando una serie de características que al modificarlas se verán reflejadas en los objetos que tengan este estilo por defecto, en lugar de perder el tiempo variando las particularidades de uno en uno.
Ofrece a los usuarios más inexperimentados la opción de comenzar sus labores por medio de asistentes, entre ellos tenemos: el de bienvenida que automatiza la apertura de archivos en general, o el anterior, o bien uno nuevo, una plantilla o la búsqueda de información en la completísima ayuda; el asistente de configuración para crear diseños de tipo técnico o más sueltos a mano alzada, eligiendo los colores, los modos de color, las unidades de media, los tamaños de página y la orientación; el asistente de gráficos de pantalla con el que crear nuestro diseño según su enfoque hacia Internet o creación multimedia, pudiendo definir la paleta de colores y el tamaño de la presentación; el asistente de artículos de escritorio que crea documentos para uso comercial como membretes y cartas según el diseño que busquemos sea más elegante o más informal; y el asistente de publicación dirigido más a documentos de varias páginas, con elección de color, tamaño de papel, etc. O quizá los clientes menos habituados a la maquetación prefieran basar su proyecto en una de las plantillas disponibles, que guardan información de guías, capas, estilos de objetos, estilo de párrafo, símbolos prefijados, colores personalizados, y tamaños de página y unidades personalizados.
Pese a la existencia de capas, el verdadero elemento de trabajo es el objeto donde se pueden aplicar las transparencias inexistentes en capas, o aplicarles estilos de efecto de trazo, relleno y medios tonos, organizarlos más adelante o más atrás, agruparlos y desagruparlos para tratarlos conjuntamente, etc. aunque siempre dentro de una misma capa. Pero, igualmente, podemos aplicar un estilo al objeto, y modificar individualmente sus parámetros para bien dotarle de un aspecto personalizado o bien crear un nuevo estilo que se aplique a otros objetos.
A la hora de diseñar trayectorias, que son el objeto por excelencia, FreeHand trabaja con tres tipos de puntos: puntos de vértice como unión de trazados, puntos de curva para transiciones suaves y puntos corrector entre trazados rectos y curvos; que pueden sumar hasta 32.000 puntos por trazado, y cuyos controles o selectores se ajustan de manera automática o manual. Además, los puntos de un trazado pueden ser simplificados automáticamente con lo que se eliminan puntos intermedios que suponen redundancias. Las características de los trazados se completan con relleno par o impar, trayectoria cerrada y uniformidad. Pero no acaban aquí los trazados, quedan las manipulaciones que son la salsa de esta aplicación vectorial. Por ejemplo, se pueden empujar o estirar trazados con dos herramientas: bend-O-matic que modifica automáticamente los selectores Bezier del segmento para seguir el trazado, y la herramienta de estilo libre que añade, elimina o cambia puntos para la redefinición del trazado. Igualmente se puede cortar un trazado en partes de modos variados, replicar un trazado por duplicación, clonación y duplicación continuada, o ampliarlo y cambiarlo de tamaño. En los trazados existe una de las herramientas más potentes de FreeHand: el dibujo mediante trazado automático, con campos como la modalidad del color, la resolución, el trazado por capas, la conversión en función de la cual generará FreeHand el trazado, la superposición, la conformidad del trazado y las tolerancias al ruido y del color de la varita. Con todas estas opciones, la herramienta traza cualquier objeto que aparezca en pantalla, sea bitmap, fuente de texto o gráfico nativo, aunque para sacarle todo el partido es necesario disponer de la memoria RAM adecuada.
Y ya con los objetos en general, podemos crear nuevos objetos a partir de existentes tras combinarlos mediante su unión, división, intersección, perforación que es la resta, recorte, transparencia para creación a partir de zonas comunes de objetos y fusión que compone objetos de la transición de uno a otro de sus operadores a través de su forma, trazo y relleno. Del mismo modo, se les pueden añadir sombras de diferentes rellenos, y relieves cambiando el contraste, la profundidad, el ángulo y el difuminado del borde. Por último, están las manipulaciones manuales descritas anteriormente en el panel de transformaciones, y la alineación y distribución de los objetos según el panel extra de alineación, con la que se sitúan las posiciones de los objetos de modo absoluto o relativo; y según la herramienta de perspectiva, de manera que la presentación adopte una composición más tridimensional al unir los objetos a cuadrículas de apariencia 3D, modificable en punto de fuga, pared izquierda, pared derecha, suelo y línea de horizonte.
Un menú práctico, relacionado con los objetos, es el de buscar y reemplazar gráficos. En este diálogo es posible seleccionar los objetos que cumplen determinados patrones, y cambiar sus atributos automáticamente, sin pasar uno por uno. Los atributos de selección son el color, el estilo, el tipo de relleno, el tipo de trazo, el grosor del trazo, la fuente, el efecto del texto, el nombre del objeto, etc.
El texto en FreeHand constituye un verdadero procesador de textos dentro de una aplicación de diseño 2D, porque consta de tabulaciones, columnas y filas, tablas, ajustes por ejemplo a interior de objetos, opciones completas de párrafo, búsqueda y sustitución de texto y fuentes, y corrección ortográfica, con diversidad de orientaciones, trayectorias, disposiciones, perfiles y efectos.
Casi todas las herramientas tienen una herramienta gemela con más funciones en Xtras, por si las que vienen no fueran suficientes. Además, estos Xtras incluyen multitud de opciones que hacen el diseño más interesante al inferirle un aspecto muy diferente. Por ejemplo, es posible aplicar rugosidad a un trazado, o mirar a través de un ojo de pez.
La impresión en este tipo de aplicaciones es también muy importante, para que nuestros clientes den las mismas satisfacciones que nosotros pretendemos dar con cada entrega de una nueva mega-máquina. Por ello, FreeHand tiene una presentación preliminar para impresoras PostScript excelente, que se completa aún más si cabe con a

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información