| Artículos | 01 ENE 2003

Adiós al CD-RW y hola al DVD regrabable

Tags: Histórico
Se espera que en el año 2003 se alcance una cuota de mercado del 17 por ciento en DVD regrabable
Yolanda Sánchez.
Cuando llegó el CD-RW a nuestras vidas, todos pensamos que estábamos ante la unidad de almacenamiento más importante de los últimos tiempos e, incluso, muchos se atrevieron a asegurar que este soporte sería difícilmente mejorable. A pesar de los pesares, los primeros problemas se detectaron rápidamente y para solucionarlos nació el DVD regrabable. Ahora sólo falta que el estándar de grabación se concrete.

El DVD no es una novedad dentro de los avances de las TI, pero cada vez cuenta con nuevas herramientas que le llevan a alcanzar más mercados y entrar en nuevos entornos. Los últimos modelos son más rápidos y ya destacan por soportar mucha más información que un dispositivo CD-RW. Además, el factor precio, que hasta ahora ha sido un importante freno para el crecimiento de este mercado, parece que va a reducirse significantemente en los próximos tiempos y, prueba de ello, es el hecho de que hoy en día por unos 250 euros ya se puede adquirir un DVD regrabable que puede grabar y reproducir las películas, fotografías y programación televisiva dentro de un mismo soporte de alta definición y calidad de imagen y sonido.
Éstas son algunas de las buenas razones que hacen que el nuevo sistema tiente a los usuarios y les lleven a realizar la inversión en este equipo. Se presenta a sí mismo como un medio que promete a los usuarios la grabación de material “delicado” con completa confianza en que la calidad no se perderá en dicho proceso. Además de la posibilidad de grabar material de distinta naturaleza, el DVD regrabable mejora las prestaciones del soporte anterior con características como la mayor capacidad de almacenar muchos más GB que un disco normal.

En busca de un estándar de grabación
Pero si la posibilidad de grabar y reproducir sus propias películas en casa no resulta tentadora al usuario, cabe destacar el hecho de que el DVD regrabable es apto para grabar y reproducir cualquier tipo de CD de un modo más rápido.
De todos modos, y aunque su popularidad crece, los DVD regrabables alcanzarían un público mucho más importante si, finalmente, se llegara a un acuerdo o se impusiera un estándar que viniera a homogenizar la situación. Todo esto se traduce en que muchos compradores potenciales se mantienen a la expectativa ante la enorme confusión que reina en el mercado. Y es que ya son muchos los que no se aclaran entre los sistemas DVD-RW y DVD-RAM (resultado de los avances de DVD Forum) y DVD+RW (resultado de los trabajos de DVD+RW Alliance).
Para más confusión, tanto DVD-RW como DVD+RAM tienen su propia forma de escritura: DVD-R y DVD+R, respectivamente. Afortunadamente, hay nuevos controladores, como Sony Electronics DRU-500A, que soportan las dos formas de escritura. Éste es uno de los primeros pasos en la búsqueda de la harmonización de las tecnologías en este campo, ya que la gran mayoría de los usuarios son reticentes a la hora de realizar una inversión, porque no tienen la certeza de cuál será el estándar que terminará por imponerse. En este sentido, los interesados en DVD-RAM pueden alcanzar más bases con el modelo LF-D521 de Panasonic Consumer Electronics o el modelo Super-Multi DVD-Writer GMA-4020B, de LG Electronics que también funciona con el estándar DVD-RW.
De todos modos, cada uno de los formatos tiene sus pros y sus contras y no hay uno, en concreto, que sea apto para todas las aplicaciones del DVD. Mientras el DVD-R y +R son buenos para vídeo, DVD-RW y DVD+RW están pensado para el área de almacenamiento, porque permiten la reutilización. Por su parte, DVD-RAM también mantiene su protagonismo en el almacenamiento de información, porque los cartuchos del disco están protegidos y pueden regrabarse un gran número de veces.
De todos modos, los especialistas apuestan porque en este campo de la tecnología no se va a ver reflejada una lucha como la que se dio hace muchos años con VHS frente a Betamax. En aquel caso, el problema era mayor, ya que ambas cintas eran físicamente incompatibles. En cambio, los consumidores de cualquiera de los cinco niveles de DVD grabables o regrabables utilizan discos que físicamente son similares y pueden trabajar en algunos, pero no en todos, los dispositivos.

Muchos formatos, un único soporte
Sony DRU-500A graba DVD-RW, DVD-R, DVD+RW y DVD+R y es una unidad de DVD regrabable que soporta 4X DVD-R Media y se presenta, además, como un rápido CD-RW.
Desde luego, no es Sony la única compañía que está interesada en ganar cuota de mercado en este área. Un ejemplo de ello es que tanto LG Electronics Super-Multi DVD-Writer GMA-4020B como Panasonic LF-D521 son compatibles con DVD-RM, DVD-R y DVD-RW. Debido a que tienen nuevas propuestas para el back-up de información, estas unidades están dirigidas a los usuarios que quieran grabar información y vídeo en DVD.
La urgencia en el desarrollo de una unidad multiformato también significa que la tecnología de DVD regrabable más antigua será mucho más barata en poco tiempo. Por ello, si el usuario no es un adicto a la tecnología de última generación o de los últimos avances en materia de compatibilidad, se pueden encontrar en el mercado antiguos dispositivos a precios muy reducidos. De todos modos, es recomendable que la búsqueda se ciña a los dispositivos conocidos como de “segunda generación”, ya que las de “primera generación” como es el caso del modelo de HP DVD100i carecen de la funcionalidad de grabar DVD+ Media (sólo pueden grabar DVD+RW).

Sony, la pionera en la grabación de DVD
Desde su lanzamiento, hace unos cinco años, muchos usuarios demandaban una funcionalidad clave para este formato: que se pudieran hacer copias. Sony no ha tardado en dar respuesta a los usuarios y ha lanzado en toda Europa dos unidades, una externa y otra interna.
Los dos modelos presentados son el DRU500A y el DRX500L. Ambos son compatibles con casi la totalidad de formatos existentes en el mercado. El primero de ellos, el DRU-500A, es una unidad interna, mientras que el modelo DRX-500UL es una unidad externa. Para este modelo, la transferencia de datos es de 1,5 MB por segundo con USB 1.1, con iLink llega a los 50 MB por segundo y con USB 2.0 llega a los 60 MB por segundo. La unidad DRU-500A, interna, dispone de una interfaz IDE/ATAPI y la externa, la DRX500UL, dispone de una interfaz USB 2.0 e iLink. Ambas interfaces ofrecen una transferencia de datos de alta velocidad. Los dos modelos vienen con una suite de programas tanto para usuarios noveles como para usuarios avanzados. Entre el software se incluye el MyDVD de Sonic Solutions para la creación fácil de DVD. En el paquete también se encuentra una aplicación de Veritas Software para hacer copias de seguridad utilizando los 4,7 GB de capacidad de los DVD.
Los dos modelos son compatibles con cualquier estándar grabable anterior: DVD+R/+RW/-R y /-RW; CD-R, /-RW, y CD-RW a alta velocidad. Las velocidades de transmisión de datos son: 2,4x para DVD+R y DVD+RW; cuádruple para DVD-R, doble para DVD-RW y 24x para CD-R y 10 para CD-RW.
Disponen, además, de 8 MB de memoria intermedia y soportan, por el momento, los principales sistemas operativos de Microsoft: 98SE, 2000, Me y XP.
El precio de la unidad DRU500 es de 400 euros. De manera paralela, Sony también ha lanzado discos DVD+R/-R/+RW y /-RW. Los discos tienen una capacidad máxima de 4,7 GB de almacenamiento. Permiten grabar más de dos horas de DVD con calid

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información