| Artículos | 15 OCT 2000

3Com apuesta por las redes de área local inalámbricas como una opción de futuro

Tags: Histórico
La tecnología es viable desde hace una década
Miguel A. Gómez.
Las redes locales inalámbricas (WLAN) iniciaron su andadura a finales de 1990, de ahí que resulte cuanto menos paradójico hablar de una tecnología de futuro cuando ésta existe desde hace tantos años. Y es que entonces no encontraron su momento, debido sobre todo a la ausencia de normalización para asegurar la interoperatividad, a la baja velocidad de los accesos y a los elevados precios. Hasta 1997 no se aprobó el estándar IEEE 802.11 y de ahí que las redes inalámbricas no pudieran convertirse en una verdadera solución para los escenarios de conectividad móvil y libre de cables.

La tecnología inalámbrica es la alternativa ideal para las redes de cable, ya que la complementa y la amplía allá donde disponer de una toma de red fija es complicado o difícil, o donde la movilidad de los usuarios se ve impedida por estar atado a un cable de red. Además, el acceso a los recursos de información de las empresas se ha convertido en una cuestión crítica, y por ello es primordial hacer que sea accesible a los usuarios finales en todo momento y en cualquier lugar.
Son muchos los usuarios de la red que han visto su capacidad de trabajo frenada por los cables de su emplazamiento, limitando el acceso sólo desde su puesto de trabajo. Esto unido a que los negocios de hoy en día se mueven cada vez a mayor velocidad y a que es preciso mantener o incrementar el nivel de competitividad, está provocando el que las empresas se vean forzadas a buscar alternativas para facilitar a sus empleados medios más flexibles y versátiles de compartir la información en tiempo real, que permitan la colaboración sin restricciones.

La movilidad en el puesto de trabajo
Conviene tener en cuenta que cada vez más los puestos de trabajo de las empresas son PC portátiles y que muchos de los empleados pasan más de la mitad de su tiempo lejos de sus mesas de trabajo. De ahí que haya que facilitar el acceso continuado a las aplicaciones de negocio, tanto si se necesitan estando en una sala de reuniones, como si se encuentran trabajando en otro departamento u otra planta, o si se encuentran sentados en sus propias mesas.
El auge de los sistemas portátiles, de las agendas electrónicas y de los teléfonos móviles está trayendo consigo nuevas demandas, que junto con la explosión de las aplicaciones de Internet y del comercio electrónico, están provocado la necesidad de disponer de acceso a su red corporativa independientemente de la localización física. La solución obvia pasa por la conectividad sin cables, gracias a la aparición de dos nuevos estándares de comunicación, como IEEE 802.11b y Bluetooth, que han sido diseñados para proporcionar servicios completos de red a los usuarios de equipos de sobremesa y portátiles.

Las cifras de los analistas respaldan las tendencias
Al mismo tiempo, y según las previsiones de los más prestigiosos analistas del mercado, podemos asegurar que las redes inalámbricas se encuentran en un momento de gran aceptación. Precisamente, un reciente estudio publicado por la consultora americana Frost&Sullivan, afirma que el mercado de las WLAN para los entornos de redes corporativas superará los 1.630 millones de dólares en el año 2005.
A su vez, los beneficios en el mercado europeo de las redes locales inalámbricas están aumentando desde 1999 y hasta el 2004 en una tasa de crecimiento compuesta anual del 21 por ciento hasta alcanzar una cifra total de 328 millones de dólares, según el informe emitido por Matyas Eleveld en abril de 2000. Por lo tanto, con la nueva generación de redes inalámbricas, como AirConnect de 3Com, se dispone de la libertad para trabajar desde cualquier punto de la red, de manera dinámica y en movimiento.

Solución WLAN AirConnect de 3Com
La solución AirConnect de 3Com se compone de dos elementos fundamentales: el punto de acceso y las tarjetas para los PC, tanto de sobremesa como portátiles.
El punto de acceso, que es el elemento que juega el papel de hub en la red inalámbrica, y que da servicio hasta un máximo de 63 usuarios simultáneos. Este dispositivo se conecta, a su vez, a un hub o un switch a través de cable de categoría 5, y se alimenta mediante un conector especial que permite dotar de corriente eléctrica al dispositivo al tiempo que transfiere los datos de información. Este módulo PowerBASE-T, que proporciona alimentación a los puntos de acceso a través del cableado Ethernet, permite simplificar y ahorrar dinero a los clientes conectándolos a la red troncal de cable eliminando el costoso proceso de llevar corriente eléctrica a cada punto de acceso.
AirConnect ha sido diseñado para reducir el tiempo y el coste de instalación y administración de la red inalámbrica. La sencillez y la fiabilidad son factores claves a la hora de implementar cualquier tecnología en cualquier negocio. Para ello, la herramienta Site Survey Utility ayuda a situar los puntos de acceso para disponer de la cobertura y rendimiento deseados, y la herramienta 3Com Launcher está preparada para analizar la calidad de la señal y el rendimiento de la conexión en tiempo real. Además, gracias al software DynamicAccess Mobile Connection Manager, la configuración y la gestión de los equipos es más sencilla.

Monitorización de las redes inalámbricas
Una vez en uso, los administradores de red pueden monitorizar sus redes inalámbricas desde una estación sobre la infraestructura de cable, o inalámbrica. Para ello, 3Com ofrece diferentes interfaces, entre los que se incluye SNMP y el soporte de Web en cada uno de los dispositivos de punto de acceso de AirConnect, permitiendo a los gestores de red monitorizar el rendimiento, cambiar configuraciones o realizar diagnósticos en cualquier punto de la red simplemente abriendo su navegador Web.
Por su parte, las tarjetas de conectividad inalámbrica dotadas de una doble antena omnidireccional, tanto para portátiles como para PC de sobremesa, proporcionan conexiones fiables desde cualquier ubicación, para la mayoría de los sistemas operativos actuales, incluyendo Windows 2000.
3Com apuesta por esta nueva tecnología, considerándola como una extensión lógica y natural de las redes tradicionales, y como tal considera la necesidad de dotarla de todos los elementos esenciales hasta ahora disponibles en una red cableada: seguridad, encriptación, o gestión. Por ello, se ha apostado por factores como la flexibilidad de conexión, gracias al fallback, es decir, a la posibilidad de conexión a 11 Mbps, y en caso de mala cobertura, interferencias, o aumento de la distancia, el salto automático a 5,5 ó 1 Mbps, para asegurar siempre una conexión óptima, la velocidad y fiabilidad, para que los usuarios puedan utilizar la mayor parte de sus aplicaciones de red como si estuvieran conectados mediante un cable, pero con todas las ventajas de la libertad que la conectividad inalámbrica les ofrece.
Hasta ahora los usuarios han utilizado PC portátiles, pero con la llegada de este nuevo estándar, los responsables de 3Com estiman que aparecerá una nueva categoría de ordenadores personales mucho más acorde con las necesidades reales de los usuarios. Es lo que han definido como el PC móvil.


Estándar IEEE 802.11b
-----------------------------
El nuevo estándar IEEE 802.11b (High Rate), que fue ratificado el 16 de septiembre de 1999, proporciona el espaldarazo definitivo a la normat
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios