TENDENCIAS | Artículos | 20 MAR 2018

Software como servicio, una tendencia con mucho futuro para el Canal

Empresas y Canal tienen ante sí una enorme oportunidad. Se llama software como servicio, y a las primeras les permite acceder a infraestructura de seguridad sin necesidad de disponer de personal dedicado. Al segundo, negocio. Mucho negocio. Y de él depende que sepa desarrollarlo y sacarle el máximo partido.
Endpoint seguridad candado
Redacción DealerWorld

Sí, sí y sí. Preguntemos a quien preguntemos dentro del Canal, la respuesta ante la pregunta “¿Cree que el software como servicio es la mejor manera de que las empresas pequeñas, especialmente, accedan a la seguridad de una forma más barata y puedan estar mejor protegidas?” es siempre esa. ¿Razones? Variadas. Vamos con algunas de ellas:

· Es la única vía de acceder a ciertos servicios por primera vez, dado que, de otra manera, no podrían acceder a ellos debido a que el coste inicial de las aplicaciones y de su implementación y despliegue.

· Cualquier empresa que cuente con una infraestructura On premise necesita disponer de alguien dedicado a la seguridad informática y, así, garantizar que se le da la atención que merece a la seguridad. “Y en empresas donde el departamento de TI ya se compone de 2 o 3 personas, añadir un recurso adicional dedicado exclusivamente a la seguridad incrementa enormemente los costes. Éste es un problema que se resuelve muy eficientemente con la nube, ya que la seguridad es parte del servicio Cloud que se recibe”, admite Sonia Martín, One Software division Manager de Tech Data.

El porqué de tanto futuro

Si tuviéramos que establecer una fórmula para definir el porqué de tanto futuro de una tendencia como es el software como servicio, podría ser ésta: software como servicio = seguridad + cumplimiento + escalabilidad. La seguridad está clara tras lo expuesto unas líneas más arriba; la escalabilidad, sobre todo, gracias a SaaS, proporciona a la dirección de la empresa una gran tranquilidad al hacer desaparecer incertidumbres relacionadas con el cumplimiento de la legislación relativa a la propiedad intelectual o antipiratería, por ejemplo; y la escalabilidad ofrece a las empresas la oportunidad de adaptarse con rapidez a las necesidades del momento simplemente con aumentar o reducir el servicio según sea necesario.

A este respecto es bueno destacar un valor esencial del software: su flexibilidad. Y más aún cuando la seguridad está de por medio. Así lo ve Juan J. Roncero, director comercial de la división de seguridad/IP en Aryan Comunicaciones: “El Software se impone por la flexibilidad y dinamismo que aportan las aplicaciones frente al hardware. Las amenazas informáticas que afectan a la Pyme cada vez son más complejas, dinámicas. Por tanto, las aplicaciones que nos protegen de ellas deben evolucionar igual o más rápido. La Inversión en Hardware dedicado nos puede aportar capacidad de respuesta local, pero ponen a prueba los recursos limitados de las Pymes que no pueden renovar ni actualizar estos equipos con la rapidez que serían deseable acorde a las necesidades actuales. En la medida que este software es más complejo y cambiante, por su evolución acorde a las amenazas actuales, es necesario un mayor conocimiento y dedicación para gestionarlo adecuadamente. Y es aquí donde la Pyme no tiene capacidad para abordar este reto. Por ello el Canal tiene que asumir este papel en modo de servicios, como experto en seguridad, y atender a las necesidades de las pymes. De ahí que observemos claramente cómo el software de seguridad como servicio en modo de pago por uso es, sin duda, una tendencia en alza”.

Claro que la otra razón que habla, y muy bien, de la popularidad que está adquiriendo esta tendencia entre las empresas de menor tamaño es lo que existe ahí fuera en materia de amenazas. Y da miedo, literalmente. Basta con tomar un estudio de seguridad de los que últimamente se han publicado para corroborar ese miedo. El The State of Endpoint Security Today, de Sophos, desvela que, de media, el coste que supuso un ataque ransomware para las empresas ascendió a 133.000 dólares —107.949 euros—. Cálculo que responde a los rescates exigidos y también el tiempo de inactividad, la mano de obra, el coste del dispositivo y de la red y la pérdida de oportunidades. Es más, un 5% de las empresas encuestadas llegó a reportar cifras de entre 1,3 y 6,6 millones de dólares como costes totales —1,05 y 5,36 millones de euros—.  En este sentido, Fernando Herrero, director de Canal de Check Point para España y Portugal aporta esta reflexión interesante: “Muchas empresas todavía no están preparadas para enfrentarse a las ciberamenazas Gen III, mientras que los ciberdelincuentes ya están lanzando ataques Gen V. Por lo tanto, los proveedores de SaaS tienen que actualizar sus soluciones hasta la última generación para seguir creciendo durante los próximos cinco años”.

Puede leer aquí el resto del reportaje.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios