TENDENCIAS | Artículos | 01 ENE 2011

Servicios de impresión y otras tendencias para 2011

Llegados al mes de enero de un nuevo año, tras los atracones navideños, la sobredosis de cariño familiar, los propósitos que dejaremos de cumplir a las primeras de cambio y nuestras plegarias en pos de la salud tras el fracaso mayoritario ante la Lotería Nacional, llega el momento de hacer planes para 2011.
No, no nos referimos a dejar de fumar o a empezar a ir al gimnasio, sino de hacer una lista de buenos propósitos basados en las tendencias de lo que “se va a llevar”, tecnológicamente hablando, en este nuevo año. Las consultoras hacen repaso de ello en estas fechas, y los medios de comunicación hacemos de altavoz para trasladarlo al mercado, pero lo cierto es que pocas novedades vemos en esta ocasión.
Como podrán comprobar por nuestro Tema de Portada, las tendencias que han marcado 2010 seguirán vigentes y con fuerza renovada en 2011, y el canal no puede ser ajeno a ellas. Palabras como cloud, valor, servicios, movilidad… y otras muchas más de sobra conocidas, marcarán los próximos trimestres, y es necesario estar preparado para ello.
Pero en este punto queremos detenernos en una de las oportunidades de negocio más claras a las que se ha enfrentado el mercado en los últimos años, los servicios de valor añadido alrededor de la impresión. Son distinguidos y significados los fabricantes que en los últimos años han hablado de ello y que ven que en sus hojas de cálculo, a la hora de establecer la cifra final de facturación anual, va adquiriendo entidad propia y protagonismo, porque quien haya ido haciendo los deberes, como puede leerse en nuestra Mesa Redonda sobre este tema, ya ha empezado a recoger los beneficios.
Evidentemente, todos aquellos que tienen algo que decir en este terreno se muestran claros, primero, al hablar de la oportunidad, y, segundo, de la necesidad de formarse y especializarse para poder aprovechar esta línea de negocio tan amplia como recurrente, y que permitirá, además, estrechar aún más si cabe la relación con el cliente y la fidelidad del mismo, mientras que las cuentas van reflejando ingresos fijos y, por tanto, saludables.
En los próximos meses les iremos ofreciendo otras alternativas y oportunidades de negocio, pero conviene, sin prisa pero sin pausa, como asegura el refrán, pensar en cómo ir incorporándolas a nuestra oferta al cliente como forma de asegurar nuestro presente y, por supuesto, nuestro futuro.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios