TENDENCIAS | Artículos | 27 DIC 2018

SaaS: un modelo que escala posiciones entre las empresas

Puede que sólo represente el 15% de los presupuestos de las empresas, pero se trata de una modalidad de negocio que tendrá cada vez más peso dentro de ellas. No en vano, se espera que el volumen de gasto en la nube llegue a los 1.600 millones de euros en 2020.
seguridad empresarial saas
Víctor Manuel Fernández

SaaS. Siglas, las de software como servicio, que no es que estén de moda, sino que gozan cada vez de mayor predicamento entre las empresas. Y eso que, según diversos estudios, sólo representa el 15% de su presupuesto. Bien. Pero a este dato hay que contraponer otro, en este caso de la consultora Quint Wellington Redwood, extraído de un reciente estudio sobre la nube, que concluye que el 82% de las grandes empresas planea un crecimiento importante de sus presupuestos SaaS.

Predicamento tiene, y cada día más

Mucho. Para empezar, por el ahorro de costes que proporciona frente a otros modelos de software que requieren un producto. “Al estar todo alojado en los servidores del proveedor, el coste de mantenimiento es mucho menor, lo que nos permite ofrecerlo a un precio más competitivo. Además, al ser accesibles desde un navegador de Internet, son mucho más escalables, ya que pueden recibir usuarios, datos o contenido sin modificar su capacidad de respuesta, al tiempo que facilitan la cooperación entre equipos o sus miembros”, reconoce Ana Vertedor, VP de Alianzas y Canal de Salesforce Iberia.

Ahora, ¿por qué tiene tanto predicamento dicho modelo entre las empresas? La razón es muy sencilla: permite a las organizaciones utilizar aplicaciones alojadas en la nube mediante un modelo de pago por uso, lo cual otorga máxima sencillez y flexibilidad desde el punto de vista operativo frente a soluciones on premises. En consecuencia, esto permite a organizaciones de todos los tamaños desplegar los servicios que realmente necesitan en cada momento sin los costes de puesta en marcha y gestión o la rigidez de una solución on premises.

De ahí que sea una prioridad

Porque hay que decirlo así, y no lo expresamos gráficamente en mayúsculas porque desentonaría en la maqueta, pero es la realidad. “Creo que es una circunstancia fruto de la madurez empresarial que ya viven algunos negocios que han iniciado su transformación digital —sostiene Miguel Maia, director de la unidad de negocio de Cloud y Empresas en Microsoft Ibérica—. Poner en marcha una estrategia global que reúna todos esos ámbitos, incluido el plan de software, garantiza una serie de ventajas competitivas en torno a la colaboración y la toma de decisiones que permiten a las organizaciones estar más cerca de sus clientes”.

Ello supone, entre otros motivos, que SaaS, junto a seguridad analítica y la infraestructura Cloud, sean una prioridad para las empresas. “Una buena noticia”, en palabras de Ana Vertedor. Porque, para empezar, aquella modalidad de software es una forma de reducir costes y tiempos. “Es mucho más que una solución IT, es una forma de facilitar y agilizar el trabajo de todos los departamentos. Las empresas ya se están dando cuenta de esto”, apostilla la VP de Alianzas y Canal de Salesforce Iberia”.

¿Explicaciones? Muchas y diversas. Para ser sintéticos, la más importante es la concienciación sobre las ventajas que aporta el SaaS al día a día de las empresas. “Son los propios CEO quienes están liderando el debate sobre transformación digital porque entienden que la digitalización compete a la empresa como un factor de crecimiento. En este sentido, el modelo SaaS y todo lo relacionado con la nube son factores críticos para su negocio. Además, los CIO, son muy conscientes del valor de este tipo de tecnologías y su opinión siempre es muy tenida en cuenta por el máximo decisor en las empresas”, admite aquella ejecutiva. 

Una recomendación, en consecuencia, tanto para las empresas ya creadas como las que se aventura a lanzarse al mercado. Especialmente si lo que quieren es contar con un sistema que coordine todos los elementos que forman parte de su día a día, con total agilidad y flexibilidad, para sacar el máximo provecho a la información y la infraestructura que la configuran.

‘Piano piano si va lontano’

Ahora, ya que hemos creado un clima de conocimiento de lo que es el modelo SaaS y todo lo que aporta a las empresas, hay ciertos sectores del mercado que consideran lenta su adopción por parte de aquéllas. Y ahí la razón hay que encontrarla en el tamaño, que siempre importa.

“Para que la pequeña y mediana empresa continúe avanzando hacia el universo 4.0, uno de los factores que deben eliminar es la resistencia al cambio que todavía tienen muchas de ellas —sostiene Miguel Maia—. Del mismo modo que la sociedad ha cambiado a medida que hacemos uso de la tecnología, ya sea para conectarnos con los demás, informarnos del mundo que nos rodea, realizar compras o disfrutar de nuestro tiempo libre, tenemos que comprender que la forma de trabajar también ha cambiado”.

Puede leer aquí el resto del reportaje.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios