TENDENCIAS | Artículos | 19 MAR 2018

RGPD como motor de negocio para el Canal

RGPD es una de las bestias negras a las que las empresas de todo el mundo se enfrentan este año. La amenaza de grandes multas puede hacer tambalearse a muchas empresas. Sin embargo, además de las indiscutibles ventajas de garantizar la privacidad de los datos, significa una oportunidad de negocio para los 'partners' tecnológicos, ya que deben adecuarse, tanto tecnológicamente como formativamente, a esta normativa si no "se la quieren jugar".
gdpr
Isabel Campo

La nueva normativa de protección de datos europea, que será de obligado cumplimiento a partir del 25 de mayo, tiene en vilo a muchas empresas de todo el mundo, ya que su cumplimiento no es solo obligatorio para las empresas de UE. Cualquier compañía que trabaje con empresas de la Comunidad Europea deberá cumplir también la normativa.

Sin embargo, si hacemos caso de a los estudios, no llega al 40% las empresas preparadas a menos de dos meses y, en un alto porcentaje, ni siquiera tienen una estrategia prevista.  Antonio Budia, director de Operaciones y Marketing (COO & CMO) de Microsoft Ibérica, confirma que “según se desprende del informe que hemos desarrollado junto con IDC, titulado “Cómo acelerar el cumplimiento de GDPR”, casi dos años después de entrada en vigor de la normativa, y cerca ya de su aplicación, solo un 35% de las empresas cumple con ella o tiene planes sólidos para su implementación. Si atendemos a la inversión para el cumplimiento de RGPD, en 2018 se estima un incremento del 44% respecto a 2017”.

En relación a las inversiones, Emeterio Cuadrado, director de la unidad de seguridad de Grupo CMC, explica que “la normativa RGPD ha supuesto un incremento de las inversiones en seguridad por parte de las empresas de entre el 20 y el 25% en 2017, y seguirá impulsando las inversiones durante este año, con el acicate añadido que suponen unas sanciones cuyo importe puede alcanzar el 4% de la facturación, sin olvidar el perjuicio de difícil reparación para su imagen”.

Aunque María Jesús Llorente Casado, Sales & Marketing Director de Prodware, asegura que “todavía es pronto para hablar en términos de negocio de la nueva normativa”, afirma que se trata de una “normativa muy estricta en seguridad y en la adecuada gestión de los datos, por lo que la inversión por parte de las empresas en los dos ámbitos es una necesidad que tendrá impacto en el corto, medio y largo plazo. La seguridad es un aspecto más cercano para las empresas, conocen mejor los riesgos, llevan muchos años trabajando en mejoras en la protección de datos y hay una industria más potente que ofrece estos servicios. La gestión de datos, por el contrario, suele ser un tema pendiente para las compañías, que lo realizan por departamentos o sistemas, de forma desintegrada. Muchas de ellas no tienen una estrategia definida, y RGPD será, en gran medida, la “excusa” perfecta para decidir abordar los necesarios proyectos de integración del dato que de otra manera se habrían seguido postergando”.

Un negocio a largo plazo

La nueva legislación no es un hecho aislado y puntual, responde a una realidad del mercado en el que el Big Data y la analítica de datos son dos sectores en pleno crecimiento, por lo que, aunque ahora pueda ser el momento más álgido, requerirá especialistas durante un largo periodo. Así lo explica Juan Luis Ramos Casado, director de Marketing de Canal de Sage Iberia: “Debemos tener en cuenta estos tres factores: primero, este reglamento es de obligado cumplimiento para todas las empresas y autónomos; segundo, los datos se consideran, a día de hoy, el activo más valioso para casi cualquier empresa; tercero, no solo se ven afectados todos los sistemas de recogida y almacenamiento de información, sino también los procesos y las personas que tienen acceso a estos datos”. En este sentido, Antonio Camacho, fundador de Hocelot, añade: “La nueva legislación trae consigo un nuevo oficio: Data Protection Officer (DPO), el encargado de coordinar la política de protección de datos y punto de contacto con las autoridades. Esta será, sin duda, una de las salidas profesionales con mayor crecimiento con la aplicación del RGPD”.

Si junto a las cifras citadas anteriormente anteriores tenemos en cuenta el volumen de empresas existentes, tal y como explica Antonio Budia, podemos hacernos una idea de la importancia de este nuevo sector. “RGPD se aplicará a las organizaciones de todos los tamaños y sectores de actividad, incluyendo empresas grandes, pequeñas y las entidades públicas. El RGPD también tiene una amplia aplicación territorial y puede aplicarse a las organizaciones incluso si están procesando datos personales fuera de la UE, o están procesando datos personales de residentes que no son de la UE. Para hacernos a la idea de la dimensión del potencial negocio, basta con acudir al último informe del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, que cifra en 2.847.735 las empresas inscritas en la Seguridad Social española”, considera Budia.

Por su parte, Joaquín Malo de Molina, Business Development Manager de IREO, señala que “se trata de una gran oportunidad de negocio que abarca el corto, medio y largo plazo, ya que esta ley viene para adoctrinar y quedarse entre nosotros”. El mercado existente en torno a la información y el análisis de datos es definitivo, y así lo explica Budia: “En un mundo en el que el dato es considerado el nuevo petróleo, vemos RGPD como una ventaja competitiva para las empresas”.

Puede leer aquí el resto del reportaje.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios