CIO
Gartner
Forrester Research

Las empresas tecnológicas no están despidiendo realmente a sus informáticos

Abundan los titulares sobre despidos en el sector tecnológico, pero las noticias pueden ser engañosas. Aunque es posible que las grandes empresas tecnológicas estén despidiendo a trabajadores, los despidos no están dominados por el talento informático. De hecho, hay menos trabajadores de TI que ofertas de empleo, muchos menos.

despidos

La tasa de desempleo en el mercado laboral de la tecnología en EE.UU. es aproximadamente la mitad de la de otros campos (sólo el 1,5%), por lo que la avalancha de informes recientes sobre despidos importantes de "trabajadores tecnológicos" puede resultar confusa.

Por ejemplo, los datos actuales de la empresa de seguimiento online Layoff.fyi muestran que 465 empresas tecnológicas han despedido a un total de 126.057 empleados sólo en 2023. Y, según el rastreador de despidos TrueUp, en lo que va de año, 608 empresas tecnológicas han anunciado despidos, afectando a 162.541 personas (o 2.426 personas al día). En 2022, hubo 1.535 despidos en empresas tecnológicas, con 241.176 personas despedidas.

Aunque las empresas tecnológicas han despedido a cientos de miles de trabajadores en los últimos seis meses aproximadamente, la mayoría de esos empleados no ocupaban puestos de TI. E incluso cuando las empresas redujeron su plantilla mediante despidos, el número de trabajadores despedidos no superó el 5% o 6% de la plantilla total, según Gartner.

"Contrariamente a lo que vemos en los titulares, muchos de los afectados por los despidos desempeñan funciones empresariales, no tecnológicas", escribió Mbula Schoen, analista de Gartner, en un artículo de preguntas y respuestas publicado esta semana. "Además, cada vez hay más oportunidades de empleo en TI fuera de las empresas tecnológicas tradicionales, por lo que es importante mirar más allá de la comunidad de proveedores tecnológicos para comprender realmente el estado de la escasez de talento tecnológico".

De hecho, Gartner descubrió que las empresas detrás de los diez mayores despidos de talento tecnológico ahora emplean a más de 150,000 personas más que a principios de 2020. Cuando se trata de empleos tecnológicos, la contratación sigue superando con creces a los despidos.

En general, en 2022 se produjo un aumento de unos 264.500 nuevos puestos de trabajo en el mercado laboral de TI, según la consultora del sector Janco Associates.  Estos nuevos empleos se sumaron a los 213.000 creados en 2021.

ComTIA, una asociación sin ánimo de lucro para la industria y la mano de obra de TI, utiliza los datos de ofertas de empleo en línea de las empresas para predecir las futuras contrataciones tecnológicas. En 2023, las empresas estadounidenses contratarán a 268.898 trabajadores tecnológicos, predice el grupo.

Lisa Rowan, vicepresidenta de investigación del Grupo de Estrategias de Recursos Humanos, Talento y Aprendizaje de IDC, afirma que, aunque entre los despidos se eliminan algunos puestos de trabajo en el sector tecnológico, todos los que se despiden con conocimientos de TI son contratados "rápidamente".

Gartner prevé que la demanda actual de talento tecnológico supere con creces la oferta al menos hasta 2026, según las últimas previsiones de la empresa de investigación sobre el gasto en TI.

Los analistas del sector consideran que la actual oleada de despidos es más una corrección del rumbo que un indicio de que la economía está decayendo o de que se avecinan despidos de mayor envergadura. Según Schoen, muchas de las reducciones de plantilla han sido impulsadas en gran medida por empresas públicas que buscan reforzar el precio de las acciones y satisfacer el deseo de los accionistas de que se recorte el gasto.

Por ejemplo, la fuerza laboral de Amazon se duplicó entre 2020 y 2022, pero sus ingresos solo crecieron un 30% en el mismo período.

"Enfrentadas a los vientos en contra de la economía y a los costes laborales sobrecargados por la rápida expansión de los últimos dos años, muchas empresas tecnológicas están viendo ahora la necesidad de frenar los costes operativos", ha reconocido Fiona Mark, analista principal de Forrester Research.

Y, aunque los despidos se han descrito como un ajuste tras una contratación demasiado optimista, los datos muestran que las nuevas contrataciones no se vieron necesariamente afectadas, según Schoen. "En su lugar, los despidos recientes han afectado a un abanico más amplio de empleados e iniciativas, ya que las organizaciones priorizan productos y servicios clave para posicionar a su empresa ante oportunidades de mercado específicas", afirmó.

 

Un efecto dominó posterior a COVID

Durante la pandemia de COVID-19, las organizaciones se apresuraron a pasar a las ventas y servicios en línea; los proyectos de digitalización se dispararon y provocaron el pánico en la contratación en muchas organizaciones. Al mismo tiempo, la jubilación de los Baby Boomers hizo que las empresas se apresuraran a cubrir puestos de trabajo.

Muchos de los puestos de trabajo relacionados con la oleada de contrataciones fueron en recursos humanos, contratación, marketing y ventas. E, inevitablemente, a medida que disminuía el número total de trabajadores disponibles, se recurrió a contratistas para trabajos específicos. Ahora, esos trabajadores son los que sufren el mayor impacto de los despidos, según Gartner.

Los contratistas suelen ser los primeros en desaparecer, según Lily Mok, vicepresidenta de investigación de Gartner. "Luego [las empresas] acuden a la reserva de empleados para áreas menos críticas o para aquellos trabajadores que corren menos riesgo de no poder ser recontratados".

Según Mark, de Forrester, no todas las empresas tecnológicas abordan los despidos de la misma manera. Algunas organizaciones, como Amazon, se están centrando en productos que no están generando los ingresos que preveían, como la línea de dispositivos Alexa. Otras están haciendo recortes en múltiples departamentos.

"Sin embargo, cuando escarbamos en los datos capturados en Layoffs.fyi, la reducción en los roles de ingeniería sale detrás de los roles en equipos como recursos humanos, marketing y operaciones", en palabras de Mark. "Las empresas tecnológicas siguen valorando la ingeniería y el talento tecnológico como una forma de crear diferenciación y crecimiento. Los líderes tecnológicos deben ser conscientes, sin embargo, de que los despidos en otros departamentos, como el de contratación, tendrán un impacto en su capacidad para dotar de personal a los equipos".

Los puestos de TI rara vez han sido objeto de recortes. Impulsados por las necesidades tecnológicas de digitalización y la escasez de talento tecnológico disponible debido a la Gran Dimisión, los trabajadores tecnológicos están más solicitados que nunca, y las empresas siguen comprando tecnología.

En 2023, se prevé que el gasto empresarial en software y servicios de TI aumente un 9,3% y un 5,5%, respectivamente. En todo el mundo, se invertirán 4,5 billones de dólares en tecnología, un 2,4% más que en 2022, según Gartner.

Según un informe reciente de LinkedIn, de las diez habilidades duras más demandadas por las organizaciones, los puestos de TI ocupaban los primeros puestos, y los puestos tecnológicos también representaban la mayoría de los diez primeros puestos.

Los trabajadores con conocimientos de desarrollo de software, que las empresas necesitan para crear los productos de los que dependen consumidores y empresas, son los más demandados, según LinkedIn. Los conocimientos de gestión de datos también ocupan un lugar destacado. Habilidades como SQL (nº 2 en la lista de LinkedIn), que ayudan a las empresas a gestionar y dar sentido a los datos en toda la empresa, siguen siendo muy demandadas.

"No veo que se vayan a recortar puestos de trabajo en seguridad, ciberseguridad o funciones analíticas: tienen una escasez de talento bastante importante", ha destacado Mok. "Hay mucha competencia para los puestos de TI".

 

La demanda de competencias informáticas supera a la demanda

Por ejemplo, en Norteamérica, la relación entre la oferta y la demanda de ciberseguridad y científicos de datos es de 0,4, según Gartner. En otras palabras, hay menos de un candidato disponible por cada oferta de ciberseguridad y científico de datos.

Los directores de sistemas de información, los responsables de contratación y los reclutadores están sometidos a una presión sin precedentes para encontrar talento tecnológico. En una encuesta de Gartner realizada en noviembre y diciembre de 2022, el 86% de los directores de sistemas de información afirmaron que se enfrentaban a una mayor competencia para encontrar candidatos cualificados, y el 73% estaban preocupados por la pérdida de talento en TI.

La contratación y la retención de personal son ahora una prioridad principal de la gestión de nivel C, según Janco Associates.

Schoen, de Gartner, está de acuerdo y afirma que los CIO deben ser más intencionados a la hora de aplicar prácticas probadas que les ayuden a atraer eficazmente a los mejores talentos y a cubrir rápidamente los puestos vacantes.  "Por ejemplo, los directores de sistemas de información deben lanzar sus redes para aprovechar una gran reserva de candidatos pasivos", dijo. "Muchos planes de contratación de TI están diseñados para dirigirse a los solicitantes de empleo activos en lugar de a los pasivos, lo que deja una oportunidad sin explotar para aumentar la calidad y la cantidad de candidatos de TI".

"Los directores de sistemas de información deberían considerar la posibilidad de impulsar programas de recomendación de empleados o utilizar capacidades de inteligencia de talentos que aprovechen la inteligencia artificial para encontrar candidatos pasivos a partir de búsquedas sociales", ha afirmado Schoen.

Los CIO también pueden dirigirse a los trabajadores despedidos en categorías tecnológicas adyacentes y formarlos para que adquieran las competencias informáticas necesarias. Por ejemplo, Schoen ha reconocido que es difícil encontrar científicos de datos, pero hay un número significativo de analistas de datos y de negocios disponibles que podrían ser entrenados en habilidades más técnicas.

"Los directores de sistemas de información deberían trabajar con las funciones de contratación para ajustar los requisitos de las ofertas de empleo de modo que incluyan las competencias adyacentes que son deseables para los puestos vacantes", en palabras de Schoen.

La retención del talento informático también se ha visto afectada por el aumento de los despidos, aunque los despedidos no trabajen en TI. Según Mok, las reducciones de personal en las empresas impulsan a los informáticos a abandonar las compañías que consideran menos estables. "La reducción de plantilla siempre tiene connotaciones negativas, por grande o pequeña que sea".

 

Los salarios tecnológicos siguen subiendo

La escasez de talento tecnológico también está elevando los salarios de TI, según Janco Associates. Según un informe reciente de Janco, los salarios medios de los informáticos aumentaron un 5,61% en 2022 y se espera que aumenten hasta un 8% de media este año. La remuneración media para todos los profesionales de TI en 2023 es de 101.323 dólares; para los profesionales de TI en grandes empresas supera los 102.000 dólares; y para los ejecutivos es de 180.000 dólares de media.

Según Schoen, las organizaciones que renueven sus propuestas de valor para el talento tecnológico estarán mejor posicionadas para un crecimiento centrado y eficiente.

"Las empresas que no estén a la altura de las expectativas de sus empleados pueden encontrarse con que, aunque consigan atraer candidatos, éstos se marchen en cuanto les llegue una oferta mejor", ha explicado aquel analista. "Centrarse en factores distintos de la remuneración que preocupan a los empleados, como la flexibilidad y la oportunidad de crecimiento, puede mejorar la PVE de la organización de TI para ganar la competencia actual y futura por el talento."

Las empresas que se plantean realizar despidos también deben estar prevenidas, según Mok y otros.

"Hay que pensar en la disponibilidad de talento cuando pueda ser necesario volver a contratar a gente. Incluso si tienes que despedirlos, tardarás aún más en volver a contratarlos. Por tanto, es muy arriesgado prescindir de puestos de trabajo muy demandados", ha admitido Mok. "El criterio número uno para reducir personal debería ser preguntarse: '¿Podemos vivir sin estas funciones y seguir ejecutando nuestra estrategia futura en los próximos 12 a 18 meses?".



Revista Digital

Portada DW 445 Contenidos digitales

Webinars

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Otros Contenidos

Registro:

Eventos: