TENDENCIAS | Artículos | 26 DIC 2019

Industria ‘As a Service’: radiografía del momento… y de lo que viene

El sector industrial afrontará en 2020 un cambio de los modelos de negocio hacia modelos ‘As a Service’, con un fuerte foco en las exigentes demandas del consumidor: productos de calidad, que formen parte del todo digital, con entrega cada vez más inmediata, y personalizados a sus necesidades particulares.
robot industria 4.0
Redacción

El escenario que se nos presenta en 2020 es prometedor: la madurez está llegando al mercado SaaS. Actualmente, las soluciones SaaS experimentan un crecimiento sostenido, y casi el 33% de las organizaciones invierten entre un 5% y un 15% de su presupuesto de TI en ellas, según el último informe de Quint Wellington Redwood sobre el estado del Cloud en España. Además, casi un 5% de las empresas consultadas en este informe destinan más de un 50% de su presupuesto de TI en soluciones SaaS.

En lo que respecta al ámbito tecnológico, 2020 estará protagonizado por la estandarización del IoT y la llegada del 5G al mercado, unido a la explosión del uso de la Inteligencia Artificial y Machine Learning para construir cadenas de producción más eficientes y dinámicas…

Escenario en el que “en general, las empresas están apostando fuertemente por la nube y la previsión de cara al próximo año es que sigan adoptando diferentes modalidades para seguir avanzando en su transformación digital. Se trata de una tendencia al alza debido al grado de madurez empresarial que ya viven algunos negocios que han iniciado su transformación digital”, sostiene José María de la Fuente, director de la división de Industria y Fabricación de Microsoft en España.

Más aún si tenemos en cuenta que la industria evoluciona a partir de la generación de gran cantidad de datos, tanto internos como externos, y de las facilidades que ahora se aportan tanto en su almacenamiento como en la capacidad de cálculo para la mejora en la toma de decisiones a partir de los mismos.

Por lo tanto, “estamos en un escenario en el que las empresas generamos un gran volumen de datos que debemos almacenar para poder sacar partido de ellos. Recurrir a la nube para este almacenamiento es una opción para muchas empresas, y la tendencia será a aumentar cada vez más. No obstante, puede haber sectores que manejen datos muy sensibles que sigan optando por soluciones distintas por temas de seguridad”, acuerda José Luis Talló, director de Negocios para España y Portugal de AIS, Aplicaciones de Inteligencia Artificial.

Características del escenario

En consecuencia, ¿en qué escenario nos moveremos en 2020? ¿Cuáles serán las características que lo determinen? Un escenario, recordemos, dominado por la nube y en el que los servicios jugarán un papel esencial.

Así, por un lado, la adopción del modelo SaaS depende, en gran medida, de la tipología de la empresa, de sus necesidades y del área de actuación. Por un lado, contamos con el llamado Software como Servicio (SaaS), que permite a las organizaciones utilizar aplicaciones alojadas en la nube mediante un modelo de pago por uso, lo cual otorga máxima sencillez y flexibilidad desde el punto de vista operativo frente a soluciones on premise. Esto permite a las empresas de todos los tamaños desplegar los servicios que realmente necesitan en cada momento sin los costes de puesta en marcha y gestión, evitando además la rigidez de una solución on premise.

Por otro lado, en el caso de Infraestructuras como Servicio (IaaS), hablamos de una base completa de hardware que se aprovisiona y administra remotamente y de forma desvinculada del software. “Escenario que puede ser interesante para algunas organizaciones con necesidades específicas”, abunda José María de la Fuente.

Sea como fuere, lo que está claro es que el efecto de la digitalización en la industria ha pasado de ser una moda a una exigencia real. “Cada vez las exigencias de los parámetros de calidad son mayores —considera Juanjo Galdós, director de midmarket del sector Industria de Ibermática—. Además, está el boom de la trazabilidad unitaria, lo cual ya incluye el marcado de cada pieza en datamatrix con tecnologías laser, o el uso de RFID. Los clientes finales exigirán no sólo el producto, si no datos de todo el proceso de ese producto. Al final, con la digitalización habrá una unión mucho mayor que la actual desde cualquier proveedor hasta el cliente final. La cadena de suministro será una línea continua con la digitalización”.

Servicios, servicios, servicios

La época tan cambiante en la que vivimos obliga tanto a los profesionales como a las empresas a ser resilientes. “En este momento, las organizaciones competitivas son las que consiguen ser eficientes, reducir su time-to-market y proporcionar a sus clientes productos y soluciones personalizadas en muy poco tiempo. Para conseguirlo están adoptando un modelo de negocio as a Service, que les permite ser flexibles, contener los gastos y operar con seguridad en todo momento. Con SaaS, incluso aplicaciones empresariales sofisticadas, como ERP y CRM, están al alcance de empresas que no cuentan con recursos para comprar, implementar y administrar la infraestructura y el software necesario”, detalla el director de la división de Industria y Fabricación de Microsoft en España.

Puede leer aquí el reportaje completo.



TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios