TENDENCIAS | Artículos | 17 SEP 2019

Impresión, un mercado a la espera de nuevos alicientes

Un mercado inmerso en un proceso de transformación muy importante. Ese es el de impresión. Se necesita atender las demandas de las empresas y, asimismo, no dejar pasar por alto las nuevas tendencias que surgen y que han de interiorizarse dentro de la cultura empresarial para sacar el máximo partido de ellas.
Impresión móvil HP
Redacción

Si hiciéramos caso a aquella máxima que nos dejó El gatopardo, la excepcional novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa ?aquello ya famoso de “todo cambia para que nada cambie” ?, el mercado de la impresión podría ir entonando cualquier cántico de despedida. Porque las empresas quieren novedades, y no sólo en lo que a equipos se refiere, sino más bien en cuanto a funcionalidades y modos de uso o comercialización. Novedades en mayúsculas, si se quiere, para mantener el interés de unos clientes para los que la impresión empieza a parecer algo secundario, cuando no accesorio, sin más.

¿El mercado? No muy allá

Si nos atenemos a las cifras proporcionadas por Context, los descensos son la norma general en lo que a las distintas categorías de impresión se refiere. En su caso, estamos hablando de un descenso del 2% a escala general el registrado durante el primer semestre de 2019; descensos que se suceden en todas las categorías salvo la tinta, que experimenta registros positivos. Así, a modo de ejemplo, mientras las ventas de All-in-One láser caen un 1,5%, las de sus homólogos de tinta crecen un 9,6%; y si las ventas de impresoras láser caen un 4,8%, las de tinta crecen un 32,2%; crecimiento que también se observa en los equipos de impresión 3D, con un incremento registrado del 7,3% durante el primer semestre de este año.

¿Qué le pasa, pues, al mercado de impresión? ¿Por qué la inyección de tinta navega en aguas más tranquilas y las que el láser tiene ante sí son más turbulentas? No hay duda de que, como ocurre en otros sectores de las TI, el mercado de la impresión tampoco está exento de vivir un proceso de transformación, que ya dura unos cuanto años. Una tendencia general que explica así Rafael Alvariño, Product Manager Office de Konica Minolta: “El mercado de la impresión se encuentra siempre evolucionando porque si no lo hiciese significaría que las empresas no cambian. Todas las empresas necesitan cambiar sus flujos de trabajo para ser más eficientes, competitivos. Además, una forma de trabajar no tiene por qué ser perfecta, puede tener diferentes matices y modificaciones para que se vaya adaptando a cada momento y a cada situación”.

“Hay dos aspectos fundamentales en este proceso ?apunta Juan Martínez, Printing Product manager de Kyocera?. Por un lado, una mayor concienciación sobre la seguridad y el control del gasto ha producido una implantación generalizada de soluciones de gestión de impresión, lo que se conoce como aplicaciones AAA, repercutiendo el control en una reducción del volumen de impresiones muy importante. Por otro, el tan comentado proceso de transformación digital está teniendo un alto impacto en la eliminación de la impresión en muchos procesos como la facturación, la gestión de albaranes, la presentación de solicitudes, las notificaciones, o la firma de contratos y consentimientos”.

Todo ello en un entorno caracterizado por la redefinición de la manera de transformar sus espacios las empresas, cómo ser más sostenibles, y ahí es preciso redefinir también el papel que juega la impresión. “Es evidente que ésta debe ser más eficiente, con un mayor control de qué y cómo se imprime, pero también poniendo atención a qué tipo de equipos realmente se alinean con ese objetivo. La inyección de tinta, sin duda, es la mejor elección a ese respecto”, admite Yolanda Ortega, Channel Sales manager de Epson Ibérica.

A lo que hay que unir que los equipos tienden a ser más compactos y se instalan más cerca de los usuarios. “Es decir, los equipos de pasillo ?como las grandes copiadoras A3? están dejando paso a soluciones de sobremesa, ya que son más productivas al estar más cerca de las personas. Y son más seguras porque evitan el acceso no autorizado a documentos impresos. Además, la oferta de servicios gestionados de impresión (MPS) se ha ampliado a equipos A4 en los últimos años, por lo que las empresas ya no dependen de un renting a largo plazo o de adquirir soluciones que están muy por encima de sus necesidades de impresión”, explica José Ramón Sanz, Responsable de Marketing de Producto de Brother Iberia.

Sin olvidar este detalle que apunta Fernando Álvarez Cascos, director de Canal Partner de Canon para España y Portugal: “Las empresas que operamos dentro de este sector debemos satisfacer las necesidades de las empresas a raíz de dicha transformación. Y en este proceso de evolución surgen nuevas tendencias a las que no solo no podemos ignorar, sino que además necesitamos interiorizar también en nuestra propia cultura empresarial”.

Puede leer aquí el resto del reportaje.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios