TENDENCIAS | Artículos | 19 FEB 2018

Gestión y control de la vida de un producto o servicio

El incremento de la complejidad de las TI y la rapidez en lanzar nuevas versiones de productos al mercado han llevado a las empresas a revisar su política sobre el ciclo de vida de productos y servicios. Lo que abre las puertas a una nueva forma de hacer negocio para aquellos que sean capaces de ayudar a las empresas a mejorar los ciclos de vida de sus productos.
Dispositivos Android ecosistema
Isabel Campo

Actualmente se está produciendo un movimiento por parte de los fabricantes hacia la próxima generación de soluciones de gestión del ciclo de vida del producto (PLM), plataformas que integran los datos de producto con otra información y procesos relevantes de la empresa. y que aportan un valor añadido con la posibilidad de innovar.

La tecnología de gestión del ciclo de vida del producto evoluciona y su enfoque trasciende lo interno, favoreciendo la posibilidad de colaborar entre todo el ecosistema de la empresa, desde socios a proveedores y clientes en la innovación a la hora de diseñar, desarrollar, fabricar y ofrecer productos, mediante la aportación de valor. Para ello es necesario identificar las etapas, medidas críticas, resultados y acciones necesarias para que las empresas desarrollen eficazmente su estrategia PLM en toda la organización y su cadena de valor.

Mejoras en la innovación

Todos los cambios que se están produciendo en el mercado, incluidas las nuevas tecnologías de desarrollo Agile y DevOps, están acelerando los planes de las empresas de evolucionar hacia plataformas de innovación de productos. Por ejemplo, los fabricantes se enfrentan a un aumento de la complejidad —en productos, procesos y cadenas de valor— que trae consigo esa necesidad de plataformas de próxima generación.

Además, mediante la ampliación de la gestión del ciclo de vida del producto, los fabricantes están en mejor posición para lograr un equilibrio entre actividad y estabilidad. No es sólo cuestión de producir productos de calidad que proporcionen un flujo constante y predecible de ingresos, sino también de innovar y mejorar los mismos para acelerar su crecimiento.

La nuevas plataformas, según IDC, impulsan aspectos como la innovación abierta, la racionalización de los costes mediante mejores decisiones relacionadas con el producto, mayor visibilidad de la decisiones en toda la cadena de valor, mejoras en ingeniería de sistemas y en la gestión de la calidad, tanto en procesos como en productos.

Para alcanzar estos beneficios se deben cumplir algunos requisitos: una única instancia segura a los datos de producto para todo el equipo, la plataforma debe cubrir todos los ámbitos de PLM (desde la idea, PPM, requisitos, cPDM, diseño colaborativo, planificación del proceso de fabricación, y visualización), mejora de la colaboración entre ingeniería y fabricación… Esto hoy significa disponer de instrucciones de trabajo visuales, pero ya se están incorporando la realidad virtual y la aumentada. Sin olvidar la integración de dos aspectos clave, la gestión de la calidad y la de cumplimiento normativo, así como de los procesos de fabricación y desarrollo, e integrarlos con el ciclo de vida de los servicios que acompañan al producto, si es necesario.

Puede leer aquí el resto del reportaje.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios