TENDENCIAS | Noticias | 09 ABR 2020

El teletrabajo, a examen en nuestro próximo número

El COVID-19 ha adelantado los planes de muchas empresas, o bien ha obligado a otras a desarrollar planes de emergencia so pena de quedarse paradas. Ahora, ¿ha venido el teletrabajo para quedarse?
teletrabajo
Créditos: Thought Catalog (Unsplash)

Visto lo visto, tal como está el patio, no podíamos quedarnos en lo obvio, hablar del teletrabajo sin más, y no ver qué hay más allá de esta actividad; si lo que conocemos es todo lo que puede dar de sí, si esto es un antes y un después o, únicamente, un efecto pasajero más del COVID-19.

Lo que va a leer en las siguientes lineas es un adelante del reportaje que podrá leer en nuestra próxima edición de DealerWorld, reportaje en el que analizamos el papel del teletrabajo en la crisis provocada por aquella pandemia.

La crudeza de los datos nos dice que desde el pasado 14 de marzo, la alarma sanitaria bajo la que se encuentra España debido al coronavirus ha derivado la práctica totalidad de la actividad empresarial hacia los hogares. Como consecuencia, no ha quedado más remedio que adaptar las infraestructuras y sistemas TI para que los profesionales puedan seguir trabajando desde casa. De hecho, GfK confirma la tendencia alcista en la adquisición de ordenadores e impresoras, con crecimientos que llegan hasta el 200% en ordenadores personales y, en el caso de las impresoras, al 18,2%, con datos correspondientes a la primera semana del estado de alarma de su Panel de Mayoristas Informáticos.

En consecuencia, el COVID-19 ha llevado a muchos países, entre ellos España, a imponer el trabajo a distancia como alternativa para continuar siendo productivos en la coyuntura actual. Esto implica desarrollar una infraestructura de comunicaciones y dotar al personal de herramientas informáticas que le permitan desarrollar su actividad desde casa. “A pesar de que la conexión a Internet de calidad es una constante en la práctica totalidad de los hogares españoles, favorecida, sobre todo, por la adopción de nuevos modelos de consumo dentro de la industria del entretenimiento, lo cierto es que los actores del mercado se han visto obligados a hacer un redimensionamiento de las redes para soportar la alta demanda de estos días”, nos confiesa Montse Serra, directora general de Soluciones para Empresas de HP Iberia.

En consecuencia, el teletrabajo es una fórmula que, antes de la crisis del COVID-19, ya utilizaban algunas compañías, si bien no de una forma generalizada, con todos sus empleados trabajando en remoto a la vez, pero sí, como una medida dentro de su política de recursos humanos, para conciliar la vida personal y profesional. “Ya no estamos en la era industrial sino en la economía del conocimiento y esto significa que tener a alguien sentado en el escritorio de una oficina durante un número determinado de horas al día no ayuda a la productividad. El teletrabajo permite acabar con la cultura del presentismo. El hecho de liberar al trabajador del tiempo invertido en los desplazamientos diarios y del encorsetamiento del puesto físico puede disparar su productividad y el nivel de involucración con la empresa. De hecho, un estudio publicado recientemente por Harvard Business Review pone de manifiesto que los empleados que no gozan de esa flexibilidad son dos veces más propensos a abandonar la compañía”, concreta de nuevo Montse Serra.

Todo ello sin olvidar estos dos detalles que nos aporta Sergio Barranco, director de Servicios Gestionados de Ibermática: “En un plano más estadístico, el teletrabajo reduce los puestos de trabajo físicos necesarios. Establecer un calendario ordenado o dotar de herramientas de selección de puestos rotativos hace que pueda aumentar la cabida de personas en los centros sin tener alta ocupación en los mismos. Y, por otro lado, la productividad puede ser mayor, pero todavía estamos evaluando el impacto de teletrabajar el 100% de las jornadas en un periodo prologando. También hay que tener en cuenta que no todas las personas se sienten a gusto teletrabajando, Por lo que, forzado el teletrabajo, su productividad se puede ver afectada”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios