TENDENCIAS | Artículos | 18 NOV 2019

El software de colaboración crece al calor de la transformación del puesto de trabajo

Un estudio de Gartner predice un crecimiento sustancial en el gasto en dicho software ; y los principales impulsores de dicho crecimiento son los mercados emergentes y un grupo de trabajadores del conocimiento que desea seguir involucrado.
Multiecran- Tixeo
Víctor Manuel Fernández

Colaboración. Siempre ha existido. Los seres humanos siempre hemos colaborado entre nosotros para mejorarnos como especie, para mantenernos sobre este planeta. Así, allá por el Paleolítico Medio, y en lo que es ahora la provincia de Burgos, un grupo Homo heidelbergensis acorralaba a un ciervo o a un bisonte junto a una sima —sí, han existido en Burgos. Cierto que hace frío, pero hace miles de años, hacía mucho más—, acometiendo a esos animales de tal manera que terminaban por caer al precipicio, donde aquellos homínidos daban buena cuenta, más tarde, de los restos de aquellas criaturas. En definitiva, colaboración.

Pero los tiempos avanzan, y con ello también cambia la manera de colaborar entre nosotros. Ya no nos juntamos para despeñar a bisontes o ciervos —bueno, de cuando en cuando cometemos salvajadas parecidas en grupo—, y sí para hacer del día a día en nuestro trabajo, por ejemplo —que es el signo de este reportaje— algo sencillo y, a la vez, productivo. Y ahí es donde la colaboración juega un papel esencia. Crítico, se podría decir, dados los tiempos que corren, cuando el trabajo a distancia y la movilidad nos obliga a dar tumbos por esos mundos de Dios y a estar conectados con nuestro puesto de trabajo en todo momento. Colaboración, en consecuencia.

El estado de la cuestión

Hacíamos referencia en la entradilla de este reportaje a aquel estudio de Gartner que pronostica un crecimiento sustancial del software de colaboración; conclusión que coincide con otro estudio de Gartner, en este caso circunscrito a España y encargado por Cisco, que desvela que el puesto de trabajo digital es una prioridad para la transformación digital de las organizaciones. “El 59% de las empresas consultadas pretende invertir en tecnologías de colaboración, incluyendo mensajería instantánea, colaboración en la nube y comunicaciones unificadas —detalla Miguel Rodríguez, director de Colaboración de aquel gigante informático en nuestro país—. El principal motivo que justifica esta inversión es que el 69% afirma que el uso de las herramientas de colaboración aumenta su productividad entre un 20 y un 40%”.

Lo cual convierte la inversión en este tipo de herramientas en algo muy rentable para las empresas, además de tener un impacto positivo en la cuenta de resultados. Y sin olvidar también que la transformación digital del puesto de trabajo a través de este tipo de software es una clara tendencia al alza; y asimismo, que la escasez de talento y la lucha por parte de las empresas para atraer a dicho talento va a obligar a romper la barrera geográfica a la hora de contratar. “El trabajo en remoto será mucho más común en unos años —pronostica también Maribel Poyato, country manager Iberia/Latam de Tixeo—, y el éxito de equipos teletrabajando desde distintas ubicaciones pasará por el uso de un buen software de videocolaboración que ofrezca funcionalidades avanzadas, máxima seguridad y protección de las comunicaciones”.

El camino que tomar

La tecnología existe y también las soluciones. De hecho, las compañías en las que trabajan los portavoces participantes en este reportaje disponen de ellas, y muy buenas, en sus catálogos. Ahora, una cosa son las soluciones y otra bien distinta ponerlas en funcionamiento, que demuestren su uso en el día a día. Y ahí es donde surge la primera traba. ¿Cómo y de qué manera utilizarlas? ¿A qué prestar atención? Y otras muchas más preguntas que, seguramente, le surgirán mientras lee estas líneas.

Puede leer aquí el reportaje completo.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios