¿Cómo se encuentra el pago por uso?

El pago por uso, ¿avanza, se estanca, ha retrocedido? No son pocos los negocios que se apoyan en él y que con la pandemia experimentaron un gran crecimiento. Por eso queremos hacer un análisis del momento actual de su desarrollo.

Pago por uso

Pago por uso. Un modelo cada vez más extendido. Casi se podrían enumerar las cosas que no admiten esta modalidad de pago si están asociada a un servicio. Un modelo que la nube, a su manera, ha ayudado a extender y, por qué no decirlo, a popularizar entre todo tipo de empresas.

Si hay que encontrar un “culpable” en su expansión hay que encontrarlo en la aceleración de la transición digital basada en plataformas Cloud. En consecuencia, ha democratizado este modelo, lo que ha permitido a empresas de todos los tamaños disfrutar de sus beneficios, ya que flexibiliza por completo los recursos.

Así, las pymes en especial —la mayor parte del tejido empresarial de este país– tienen la oportunidad de contar con las mismas herramientas que las grandes corporaciones, pagando sólo por aquello que necesitan en cada momento. Pero lo más importante es que este modelo es un servicio y siempre está actualizado con la última tecnología disponible.

Y es que las tendencias en el consumo de tecnologías, así como la propia evolución tecnológica, han cambiado los modelos a la hora de ofertar determinados productos, soluciones y servicios para adaptarse a los nuevos escenarios económicos y a las necesidades de los clientes. Esto ha llevado a que la tendencia del pago por uso frente al modelo tradicional de compra o contratación, independientemente del tamaño y sector de la empresa, sea una alternativa que cada vez se valore más. “Y, aunque se lleve hablando de ella desde hace ya unos años, es ahora cuando estamos viendo que está empezando a despuntar y a ganar adeptos. No obstante, aunque todavía se encuentra en una fase incipiente, por decirlo de alguna manera, desde luego es un modelo que tiene muchísimo recorrido y es el objetivo de muchas empresas de aquí a nada”, declara Amador Ortega, director del área de Ciberseguridad de ITE.

Más aún cuando “la tecnología es un sector dinámico, seguramente el mayor de todos, y las formas de ofrecer y consumir esta tecnología también adoptan ese dinamismo. Desde el negocio con una estructura más simple hasta las grandes corporaciones, pasando por la propia Administración Pública, son muchos los proyectos en los que se nos plantea la opción de pago por uso y es nuestra labor acompañar a nuestros clientes para tomar la mejor decisión”, dice Daniel Sánchez, Credit and Collection manager de Omega Peripherals.

Por consiguiente, estamos ante una tendencia con años de recorrido, acelerada por la pandemia, y que va a marcar la pauta los próximos años, en los que se incrementarán tanto los modelos de suscripción como los de pago por uso e incluso propuestas híbridas de suscripción y pago por uso.

O como dice Antonio Budia, director de Partners en Microsoft España, “es la evolución dentro del desarrollo de soluciones a la carta que permite al Canal ofrecer exactamente aquello que el cliente demanda en un momento dado. Además, esto permite a la empresa también acceder siempre a las últimas funcionalidades y lograr un volumen de gastos más reducido y predecible”.

Porque el reto no es pequeño. Para Adela de Toledo, country manager de Pure Storage Iberia, “la transformación digital plantea grandes exigencias de flexibilidad, capacidad, rendimiento, escalabilidad y fiabilidad de los sistemas de almacenamiento. Esto conlleva una gran planificación y la compra de capacidad basada en la previsión de crecimiento, lo cual conduce a un exceso de aprovisionamiento y al despilfarro, ya que se traduce en la sustitución de todo el sistema de almacenamiento cada pocos años. Se trata de una operación logística, técnica y financiera de gran envergadura”.

Pues “está claro que el pago por uso se trata de un modelo de contratación con grandes ventajas para los clientes, al permitir que los costes sean variables, pero también para los proveedores y el Canal de TI. Muchos están aprovechando el pago por uso para ser más competitivos”, vuelve Amador Ortega.

De ahí este modelo.

 

Ejemplos

Que no sólo ha trasformado la manera de consumir tecnología sino también el mismo modelo de negocio de las empresas lo prueban distintos ejemplos. Jorge Vázquez, director general de Nutanix Iberia, confiesa que desde la compañía decidió abandonar el negocio del hardware, el software por suscripción no ha dejado de crecer. “Durante el primer año de pandemia, estas soluciones representaban el 78% de la facturación de la compañía, una cifra que asciende hoy a un 90%. Compañías que tenían proyectos para desarrollar en año y medio se vieron abocadas a resolverlos en pocas semanas. La única manera de hacerlo era migrar a la nube o adoptar arquitecturas Cloud como la nuestra”.

Puede leer aquí el reportaje completo.



Revista Digital

Portada DW 433 Contenidos digitales
Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones



Otros Contenidos

Registro:

Eventos: