Tablets | Noticias | 19 DIC 2012

La demanda de tablets reduce un 36 por ciento la venta de libros electrónicos

Con unas ventas de 14,9 millones de unidades este año, y una previsión de 10,9 millones para 2013, el mercado de lectores de libros electrónicos está en caída libre, debido a la creciente predilección de los consumidores por sus equivalentes multitarea, los tablets, asegura un estudio de IHS iSuppli.
Libros electrónicos
Hilda Gómez

Tras un espectacular crecimiento, el mercado de lectores de libros electrónicos o ebooks está experimentando un alarmante declive propiciado por el auge de los tablets, que han calado entre los consumidores. Así, según iSuppli IHS, este año se venderán sólo 14,9 millones de lectores de libros electrónicos, un 36 por ciento menos comparado con los 23,2 millones suministrados en 2011. Esta tendencia se mantendrá, y para 2013 se espera una nueva contracción del 27 por ciento, con unas ventas de 10,9 millones de dispositivos, llegando a los 7,1 millones de unidades para el año 2016.

El rápido crecimiento y el colapso inminente del mercado de lectores de libros electrónicos resulta algo inusual, incluso para el tipo de productos que habitan en el espacio de la electrónica de consumo caracterizados por un ciclo de vida notoriamente corto. Desconocidos para los consumidores antes de 2006, los ebooks registraron un espectacular crecimiento de 2008 a 2010, un período en el que las ventas pasaron de un millón a 10,1 millones de unidades. Para iSuppli IHS, el fugaz declive de este mercado radica en una verdad axiomática en la industria: los dispositivos con una sola función, como el libro electrónico, están siendo reemplazados por sus equivalentes multifunción, en este caso por los tablets.

Efectivamente, los tablets están disfrutando de un crecimiento imparable, sobre todo gracias al iPad de Apple, que hizo su aparición en 2010. Se prevé que, sólo dos años después de su aparición, se venderán 120 millones de tablets, y 340 millones de unidades en 2016, un volumen de ventas superado sólo por los teléfonos móviles.

IHS iSuppli señala que, para tratar de mantenerse su mercado, los lectores de libros electrónicos deberían seguir vendiéndose a precio de coste o incluso por debajo. Los rumores de la industria especulan que el lector Txtr Beagle, un modelo de bajo coste con una pantalla de 5 pulgadas, podría llegar a venderse en 2013 por tan solo 13 dólares con las subvenciones de los operadores, lo que supone menos del coste de la pantalla. Tal fijación de precios extremadamente bajos puede servir para prolongar la vida del lector de libros electrónicos por un tiempo, pero IHS iSuppli cree que estos dispositivos no recuperarán la popularidad que en su día tuvieron.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios