SEGURIDAD | Artículos | 15 ABR 2000

Sistemas de almacenamiento en cinta: el último baluarte de la información (II/II)

Ramón A. Fernández.
Mast Tape BackUp Travan 20 (TR 5)
Para aquellos entornos cuyos requerimientos de almacenamiento no sean tan elevados como para necesitar cintas de elevada capacidad, existe la posibilidad de adquirir un dispositivo de calidad y fiabilidad contrastada de tecnología Travan con el consiguiente ahorro en el precio final.
La unidad TR5 presentada por Mast forma parte de su vasto catálogo en dispositivos de almacenamiento, en el cual esta firma está especializada. En concreto, esta solución tiene una capacidad por cinta de 20 GB y alcanza una velocidad de transferencia sostenida de 2 MBps., valores obtenidos utilizando la compresión estándar, ya que la capacidad real en este tipo de unidades es de 10 GB y su velocidad de transferencia de 1,16 MBps.
Con estas características y prestaciones, la orientación del modelo está bastante clara, siendo de mayoritaria implantación en entornos en donde los usuarios domésticos necesiten un dispositivo de almacenamiento en cinta removible y no quieran invertir un gran capital en un sistema de mayores capacidades y prestaciones. Por tanto, si nuestros requerimientos de almacenamiento no son muy grandes y queremos aprovechar la información almacenada en antiguos cartuchos QIC, la propuesta Mast con este modelo es una solución válida tanto por prestaciones como por precio.
La unidad probada fue un modelo interno que presenta un formato de 3 1/2” aunque se entrega montada en un adaptador de 5 1/4”, permitiendo al usuario decidir finalmente, en función de los dispositivos montados en su ordenador, en qué bahía la instalará. No hace falta que nos extendamos en muchos más detalles, debido a que muchas de sus características son idénticas al modelo de HP, tales como el proceso de instalación y configuración.
A pesar del atractivo precio de la unidad, no se adjunta una solución de software que permita la adecuada explotación del dispositivo. Aunque puede resultar que no sea necesaria, según el entorno en que se esté trabajando, si es del todo recomendable su inclusión para los usuarios domésticos.
Una vez que se trabaja con este dispositivo comprobaremos que, incluso utilizando la compresión, las velocidades de transferencia alcanzadas no son precisamente para tirar cohetes. Sin embargo, si se tiene la suficiente paciencia, esta solución cumple con su labor eficazmente manteniendo una elevada fiabilidad, que a la postre es lo que más nos interesa.
Lamentablemente, la evolución tecnológica ha puesto a esta unidad, y en general a los sistemas Travan, en un serio aprieto. Las nuevas tecnologías, y la cada vez mayor competitividad en este sector, están provocando un aumento de prestaciones y, al mismo tiempo, una significativa bajada de precios, provocando que esta solución resulte un tanto anticuada y lenta si se compara con el resto de productos analizados en este artículo.

Lo Mejor
- Solución económica para usuarios domésticos

Lo Peor
- Se echa en falta una solución de explotación


Mast Storage VXA 24/66 GB
En su constante labor de evolución, Mast Storage, nos sorprende al ofrecer entre su amplio catálogo de productos, una nueva solución que implementa otra de las tecnologías más vanguardista en este campo, la VXA de la firma Ecrix. Esta tecnología se caracteriza, entre otras peculiaridades, por implementar un nuevo formato de almacenamiento, el DPF (Discrete Packet Format), que permite leer y escribir la información en pequeños paquetes, proporcionado una mayor capacidad de restauración de los datos en caso de error en la lectura, y por poder utilizar dos soportes con capacidades distintas, (V6 y V17) con 12 y 33 GB de capacidad nativa respectivamente, lo cual extiende la funcionalidad de este producto más allá de los sistemas de escritorio.
Aunque existe un modelo externo, para esta comparativa se nos ha proporcionado la versión interna con formato de 5,25 pulgadas, cuya apariencia externa no dista mucho de las demás unidades de cinta, al contar con la necesaria abertura de alimentación, un botón de expulsión, una serie de luces indicadoras del estado de funcionamiento del dispositivo en su parte delantera, y la conocida conexión Fast SCSI, con sus correspondientes “jumpers” de configuración y terminación, en la parte posterior de la unidad.
El proceso de instalación no ofrece mayores inconvenientes que los propios de los dispositivos SCSI internos, debiendo prestar especial atención a la asignación del ID del dispositivo y a la correcta terminación o no de la cadena SCSI.
Al poseer este modelo unas características y prestaciones de nivel medio, determinan en principio un ámbito de aplicación más bien doméstico, pero su adecuada capacidad de almacenamiento y su elevada fiabilidad en la recuperación de datos, permiten que este tipo de unidades pueda incorporarse perfectamente a equipos servidores de nivel de entrada.
Este dispositivo tiene una capacidad de respaldo máxima de 66 GB con compresión con el cartucho V17, y mínima de 12 GB en la modalidad nativa con la cinta V6. Asimismo, puede alcanzar una velocidad máxima de transferencia de 6 MBps en las mejores condiciones y cuando se utiliza la compresión estándar, que ya empieza a ser una cifra respetable cuando se habla de dispositivos de backup en cinta.
Además, utiliza la función de velocidad variable (Variable Speed Operation), haciendo que la velocidad del dispositivo se ajuste a la velocidad de transferencia del sistema. De esta forma, se eliminan las constantes paradas y aceleraciones propias de los dispositivo convencionales que operan a velocidad constante, y que se producen por las fluctuaciones existentes en el tránsito de información por la red o el sistema. De este modo, se eleva la fiabilidad y la vida útil de la cinta al estar sometida a menos esfuerzos de tensión. Por otro lado, el empleo de la técnica de sobreescaneado (OverScan Operatión) garantiza la máxima exactitud en la recuperación de los datos.
Otra característica es su posible utilización en un buen numero de plataformas, desde Windows 95/98, pasando por los más populares entornos de red como Windows NT, Novell NetWare, o gran variedad de implantaciones de Unix, como Solaris, Aix, SCO Unix, y un largo etcétera.
A pesar de que se incluye un CD-ROM con controladores, una sencilla utilidad de configuración y unos completos manuales en formato PDF, junto con la unidad no se hace entrega de ninguna aplicación de explotación específica, aunque no es del todo imprescindible ya que la unidad es reconocida perfectamente como dispositivo de cinta, tanto en Windows 98 como en Windows 2000, lo cual permite su correcto funcionamiento y aprovechamiento de la utilidad de copia de seguridad ofrecida por el sistema operativo.
Una vez en funcionamiento se pudo comprobar el buen comportamiento de la unidad, la total fiabilidad de los datos almacenados en las cinta, y la adecuada velocidad de transferencia conseguida en nuestras pruebas, valor bastante parejo al conseguido con las unidades DDS-4.
En definitiva, una nueva tecnología que ofrece unas prestaciones y capacidades medias, presentándose como un serio competidor a la estandarizada tecnología DDS.

Lo Mejor:
- Adecuada relación precio/pretaciones
- Elevada fiabilidad en la recuperación de datos

Lo Peor
- Falta de complementos adicionales


Mast Storage DLT 8000
Esta unidad de almacenamiento Mast, con tecnología DLT, utiliza

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios