SEGURIDAD | Artículos | 15 MAR 2003

Sistemas de almacenamiento en cinta

Soluciones con mucho carrete
Arantxa Herranz.
El almacenamiento es uno de los nichos del mercado que no sólo que está padeciendo menos la tan comentada crisis o desaceleración económica, sino uno de los que más avances está experimentando, tanto en inversión como en mejoras de tecnologías. No en vano, las necesidades son variadas y diversas y hay que dar soluciones para las diferentes necesidades que se plantean. Sin embargo, en esta ocasión vamos a adentrarnos en aquellas cuestiones relativas a muchas de las empresas que conforman el principal tejido empresarial de nuestro país: las PYMES. Aunque el abanico de posibilidades entre las que elegir también es amplio, abordamos en esta ocasión uno de los productos que mejor pueden satisfacer los requerimientos de estas pequeñas y medianas empresas: el almacenamiento en cinta.

¿Cuántas veces hemos oído que el volumen de información, especialmente digital, que se está produciendo en los últimos años supera al generado durante el resto de la Historia? ¿Cuántas veces hemos escuchado que la em-presa que pierde sus datos e información está abocada a desaparecer en un plazo de tres meses? Y, sin embargo, ¿cuántas veces nos hemos lamentado por no disponer de suficiente capacidad para guardar el último archivo o por no poder recuperar el documento en el que llevamos horas, incluso días y semanas, trabajando por no haber hecho una simple copia de seguridad?
Con la esperanza de que los hábitos de los usuarios y de las empresas hubieran cambiado, hemos querido consultar a los mayoristas si son conscientes las PYMES y los usuarios profesionales de la importancia de realizar back-up de su información. Y la respuesta sigue siendo, lamentablemente, no. ¿Por qué? La razón hay que buscarla, según Luis Navarro, responsable de componentes de Diode, en el hecho de que estas empresas “no le dan la importancia que merece este tema”. Sin embargo, “poco a poco las empresas comienzan a ser conscientes de la importancia que tiene el mantener su información crítica en un lugar seguro y estos dispositivos proporcionan la seguridad y la confianza que las empresas necesitan”. Luis Navarro también insiste en que hay que “mentalizar a las PYMES de que la pérdida de esta información, en algunos casos, puede ser tan grave que puede llevar a estas empresas a tener muchos problemas e incluso llevar al cierre de la misma”.
En términos parecidos se mostraba Javier Mendialdua, director comercial de SM Data, quien considera que “la gran mayoría de los usuarios no son conscientes, aunque la tendencia es que cada vez lo sean más”. Algo en lo que han tenido que ver “los últimos desastres mundialmente famosos y las campañas de concienciación de diferentes fabricantes” y que están permitiendo que las empresas “se están concienciando de la importancia de salvaguardar sus datos”. Sin embargo, Mendialdua también pone sobre la mesa el hecho de que esta “despreocupación de la PYME por el back-up está relacionada con la escasa inversión en general en informática y más en temas de back-up, que siempre es de lo último que uno se acuerda, hasta que pasa un desastre y ya es demasiado tarde porque se ha perdido la información”. Eso sí, estos extremos “también pasan con otras empresas que no son PYMES”.

Soluciones a medida
Quizá por todo lo anteriormente expuesto, y por el hecho de que existen diferentes ofertas de almacenamiento, lo primero que debemos acotar es las características que deben tener las soluciones que ofertemos a las pequeñas y medianas empresas. Así, el director comercial de SM Data expone que lo primero hay que tener en cuenta, porque es “lo primero que demanda la PYME”, es una “buena relación calidad-precio”. Dicho de otro modo, lo que ofertemos a este cliente deben ser soluciones “económicas, siempre y cuando cubran sus necesidades de back-up”. Javier Mendialdua insiste en que la importancia que la PYME da al factor precio “se observa en que muchas pequeñas empresas utilizan los propios programas de back-up que vienen con los sistemas operativos cuando no cubren sus necesidades”. Sin embargo, tampoco hay que dejar a un lado los requerimientos técnicos de la solución a ofrecer, de acuerdo con las necesidades de cada caso. Por eso, “y teniendo en cuenta que la capacidad de los discos IDE ha ido en aumento, estableciéndose la capacidad mínima en 40 GB, sería recomendable una solución de back-up de, cómo mínimo, 40 u 80 GB nativos y que permitiese la copia en ventanas de back-up pequeñas, es decir, en poco tiempo”. Según este mismo responsable, “actualmente las mejores soluciones disponibles en el mercado son el DLT 1 y el VXA-2, y próximamente la nueva generación de DAT anunciada por HP y Seagate para el mes de junio”.
Por su parte, Luis Navarro explica que las principales características de estas ofertas responden al perfil de “productos fiables que puedan copiar toda la información critica”. Además de “la excelente oferta de producto que existe en estos momentos en el mercado de back-up”, el responsable de componentes de Diode ve el futuro con optimismo, ya que “se espera, además, para este año la salida al mercado de varios fabricantes con nuevos productos, lo que hace que los clientes tengan una amplia gama de producto donde poder elegir según su necesidad de almacenamiento, velocidad, tecnología y presupuesto”.

En cinta vs. otras opciones
Puestas así las cosas, ¿por qué una PYME habría de decantarse por una solución de almacenamiento en cinta en lugar de otra solución de almacenamiento? Pues el responsable de SM Data mantiene que en la actualidad es “la única solución efectiva y a un coste asumible o rentable. El almacenamiento en cinta es la única solución que permite hacer salvaguarda de grandes volúmenes de información a un coste por MB más barato y que, además, permite resguardar las cintas con la información en lugares seguros, fuera de las propias instalaciones de la empresa”. Aunque existen otras soluciones que permiten tener la información segura fuera de las oficinas como la replicación remota, éstas son, según nos comenta Mendialdua, “soluciones muy costosas”.
Ahondado en el tema del precio o de los costes, el director comercial de SM Data pone de relieve que es precisamente en las PYMES y “debido al abaratamiento del coste de los discos duros” donde se están utilizando estos “para labores de back-up para las que no fueron creados”. Pero “también se están utilizando soluciones magneto-ópticas. Pero ambas soluciones, back-up en discos o en formato magneto-óptico, están limitadas en cuanto a capacidad”.
“En comparación con otros productos informáticos, las soluciones de back-up tienen un margen medio y si hay servicios asociados este margen se puede incrementar”.
Igualmente, Luis Navarro considera que el primer beneficio que tiene el almacenamiento en cinta son “márgenes más altos”. “El componente esencial de cualquier dispositivo de back-up es la cinta en la que los datos se escriben y/o se leen. Los dispositivos de cinta trabajan mediante un proceso de magnetización de la cinta en un formato específico que le permite ser leído en el tiempo. La calidad de la cinta es vital en

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios