SEGURIDAD | Artículos | 01 MAR 2009

Seguridad, divino tesoro

Todos los temas relacionados con la seguridad despiertan el interés del que escucha. Lo vemos en el día a día, y en la atención que ponemos cuando alguien nos habla de una brecha en la seguridad, un nuevo parche, una propuesta alternativa o un renovado concepto. Es más, cuando en una reunión con cualquier persona, ya sea cliente, proveedor, o amigo, le hablamos de un problema que tiene en la seguridad y, lo que es más importante, una forma de resolverlo, inmediatamente nos ganamos su atención. De hecho, ésta es una de las claves para que en la conflictiva situación actual del mercado, el segmento de seguridad siga estando entre los mejor posicionados, dado que nadie quiere arriesgarse a recortar presupuestos en un terreno tan fundamental.
Sin embargo, lejos de dormirse en los laureles, las compañías de seguridad han seguido trabajando en conceptos y tecnologías que puedan luchar contra los generadores de malware, que, por cierto, tampoco se han quedado como aquellas figuras gamberras que se dedicaban a infectar equipos por el simple hecho de hacerlo, sin ningún ánimo de lucro. Ahora, la situación ha cambiado, y en pleno siglo XXI, el beneficio es lo que guía a estos desarrolladores de código malicioso, ya sea para conseguir dinero de sus víctimas, información que puedan convertir en dinero o hacer que los equipos de sus atacados trabajen para ellos para proporcionarles…, efectivamente, dinero.
Pero como decíamos, las compañías de seguridad siguen trabajando a un ritmo elevado para dar respuesta a estos nuevos retos, y conceptos como Seguridad como Servicio (SaaS, por sus siglas en inglés) o la llamada Seguridad en la nube, heredera del concepto de Cloud Computing, se presentan como alternativas al software tradicional que, sin embargo, en equipos únicos o en pequeñas instalaciones sigue haciendo una gran labor de protección.
Las empresas actuales tienen otros problemas de los que preocuparse, y para ello se generan nuevas posibilidades de defensa. Y precisamente de ello es de lo que queremos hablarles en nuestro Tema de Portada, de cómo ha evolucionado el negocio de la seguridad, de las nuevas puertas que se abren y de cómo el canal de distribución puede y debe adaptarse a los nuevos tiempos. Fabricantes, mayoristas y consultoras nos ofrecen diferentes puntos de vista alrededor de una única evolución y de una realidad que ha aterrizado en el mercado para quedarse como la única alternativa en la defensa ante el código malicioso.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios