SEGURIDAD | Artículos | 01 SEP 2002

La seguridad y estabilidad de los ordenadores, pieza clave en la seguridad corporativa. Sólo el 20 por ciento de los usuarios protegen su ordenador de sobremesa

Mª Luisa Melo.
Proteger el PC de amenazas internas y externas debe ser un objetivo prioritario para las empresas españolas si quieren afrontar con éxito el desafío de mantener su plataforma ofimática a salvo. Ésta es la principal conclusión que se desprende de un seminario sobre seguridad informática organizado por Secuware.
Varias son las razones por las que PC de sobremesa, portátiles y agenda electrónicas resultan altamente vulnerables a nuevas amenazas. La principal es que no se diseñaron pensando en la seguridad. Por otro lado, su arquitectura y sistema operativo totalmente abierto resulta muy fácil de manipular, desconfigurar o corromper.
Como ejemplo ilustrativo, según la encuesta CSI, realizada en enero de 2002, sobre 538 corporaciones o entidades públicas en Estados Unidos, el 85 por ciento de las empresas detectaron agujeros de seguridad en su parque informático en 2001. Por otra parte, el 65 por ciento reconocieron pérdidas financieras importantes debidas a agujeros de seguridad y un 35 por ciento de las mismas, es decir alrededor de 188 empresas, accedieron a cuantificar sus pérdidas económicas que ascendían a 378 millones de dólares.
Al mismo tiempo, otro de los de los escollos para mantener el ordenador de sobremesa protegido es que el usuario utiliza el PC corporativo como si fuera de su propiedad. A consecuencia de ello, nos encontramos con un uso indebido de la información, que provoca la pérdida de datos fruto de un acceso no autorizado, en ocasiones, así como de la grabación en dispositivos removibles. Esto, a su vez, genera la pérdida de productividad y la instalación continua de software. De hecho, según el FBI, el 80 por ciento de los ataques son internos, aunque en su mayoría no son malintencionados.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios