SEGURIDAD | Artículos | 15 ABR 2000

La industria de los discos duros continúa batiendo records de almacenamiento

Begoña Fernández.
Los principales fabricantes de almacenamiento en disco anuncian sus últimos avances tecnológicos y los nuevos productos que de ellos se derivan, destinados tanto al mercado doméstico como al sector corporativo.

En el transcurso de la conferencia Diskcon Asia Pacífico que se ha llevado a cabo en Singapur, los fabricantes de discos duros analizaron el futuro de esta industria en torno a dos ejes fundamentales: la creación de unidades destinadas a los nuevos dispositivos electrónicos para el mercado doméstico (como reproductores MP3) y las nuevas tecnologías que permitirán ampliar la capacidad de los discos duros hasta los 150 GB.
En estas sesiones se expresó la idea de cómo los micro discos duros de alta capacidad y bajo precio actuales pueden conseguir que los dispositivos destinados al usuario doméstico operen con contenidos tanto de texto como audiovisuales. Sin embargo, ese logro requerirá que la propia industria de fabricación de discos duros tenga que diseñar estas unidades de una manera distinta a las que destina al mercado de PC, según Paul Webb, director de ingeniería de la unidad de negocio de dispositivos electrónicos domésticos de Quantum, quien añadía que “los discos duros en dispositivos domésticos son una tecnología inquietante y revolucionaria para aplicaciones audiovisuales. Creemos que estas unidades tendrán su mercado en los set-top-boxes, reproductores MP3, cámaras, cajas de música y grabadoras personales de vídeo”. Para satisfacer estas necesidades, los fabricantes de discos duros tendrán que asegurar un uso sencillo, una tecnología instantánea y evitar que estas unidades vibren. Más aún, tendrán que proporcionar estos discos duros a un precio razonable, de acuerdo al mercado al que se van a dirigir, el doméstico. “Los primeros usuarios de este tipo de dispositivos personales comprarán estos equipos con precios que ronden los 500 y los 1.000 dólares (entre 86.500 y 173.000 pesetas). Pero si uno quiere llegar a un público más amplio, tiene que fijar un precio por debajo de los 300 dólares (51.900 pesetas)”, declaró Webb.
La próxima generación de los dispositivos domésticos tendrán ya, de manera precargada desde fábrica, diferentes contenidos, como, por ejemplo, música, presentaciones de películas, catálogos, pequeñas versiones de aplicaciones y material publicitario en general, según este responsable. De esta forma, el típico usuario doméstico podrá almacenar cerca de 500 GB de contenidos, tanto de películas como de música con calidad digital, programas de televisión, juegos y vídeos personales. Aunque hoy en día todo esto requeriría 30 discos duros, los continuos avances de la tecnología harán que este volumen de información sea posible en una única unidad en unos pocos años, según Webb.

Quantum ataca el mercado de consumo
De las palabras de este responsable se desprende una preocupación por el ámbito doméstico que, en el caso de Quantum, está estrechamente relacionada con una nueva estrategia de negocio del fabricante. De hecho, la compañía ha anunciado su intención de adentrarse en el mercado de electrónica de consumo, debido, según el presidente del Grupo HDD (Hard Disc Drive), John Gannon, a las predicciones de los analistas, quienes cada trimestre invitan al optimismo de cara al futuro de la industria del disco duro dentro de este apartado. Además, el fabricante considera que la electrónica de consumo ofrece grandes oportunidades de negocio si se tiene en cuenta que dicho mercado lanza tres veces más productos que el de PC.
Con el fin de afrontarlas, Quantum incorporará en las unidades destinadas a este segmento una tecnología específicamente desarrollada para el mismo denominada QuickView. Este desarrollo permitirá avances como el denominado ITS (instantaneous time shifting), que convierte a los televisores en equipos de vídeo bajo demanda. Estos discos podrán grabar y reproducir al mismo tiempo, así como acceder de manera instantánea a grandes cantidades de contenidos aleatorios.
Así, esta nueva aventura empresarial dista de ser una mera prueba. La compañía quiere consolidar su presencia en este mercado y para ello ha creado una nueva unidad de negocio apodada como CESBU (Consumer Electronics Storage Business Unit).

Nuevas tecnologías para una mayor capacidad de almacenamiento
La industria de discos duros está en el camino de conseguir que, dentro de dos años, se lleguen a almacenar densidades de hasta 100 GB por pulgada cuadrada, lo que marcaría un hito parecido al conseguido en materia de procesadores al alcanzarse la velocidad de 1 GHz.
“En febrero del año pasado ya conseguimos almacenar 10 GB en una pulgada cuadrada, y dentro de pocos años estarán disponibles en el mercado discos duros con densidades de 100 GB”, ha asegurado Michael Russak, responsable tecnológico de HMT Technology. Cabe señalar que una densidad de 10 GB por pulgada cuadrada equivale a una capacidad de almacenamiento cercana a los 14 GB por plato de 3,5 pulgadas, según HMT. Tanto esta compañía como IBM han realizado demostraciones de unidades con densidades de 35 GB por pulgada cuadrada y cuando los discos duros de 100 GB por pulgada cuadrada estén disponibles los ordenadores de sobremesa serán capaces de almacenar, como mínimo,150 GB.
Los avances realizados en la industria de los discos duros no han sido escasos, ni en materia de velocidad ni en materia de almacenamiento. Así, se ha mejorado la velocidad de grabación en un 60 por ciento cada año y se ha doblado la capacidad de almacenamiento. Por último, cabe señalar que, según las previsiones de IBM, en aquellos lugares donde las unidades de 15 GB son un estándar actual en los PC de sobremesa, las unidades de 100 GB serán lo común en el año 2004.
Además, los propios investigadores de Seagate han realizado demostraciones de cómo es posible el almacenamiento de 45 GB de datos por pulgada cuadrada, lo que supondría que un único disco de 3,5 pulgadas podría guardar hasta 60 MB.

IBM en la brecha
IBM es una compañía que siempre se ha distinguido por su labor de investigación con el objeto de mejorar la tecnología de aquellos productos en cuyos mercados está presente. Su empeño por avanzar en el sector del almacenamiento en disco es claro ejemplo de ello, y la meta que se ha marcado ahora es conseguir la fabricación de materiales que permitan su ampliación.
Concretamente, los expertos de la compañía han combinado en su último proyecto la nanotecnología y la química con el fin de obtener nuevos materiales magnéticos que algún día permitan a los discos duros y otros sistemas una capacidad de almacenamiento de datos 100 veces mayor que la conseguida hasta ahora.
Así, los investigadores de IBM dicen haber descubierto la existencia de reacciones químicas que pueden producir partículas magnéticas muy pequeñas (cada una contiene algunos millares de átomos) que se integren por si mismas en una estructura de datos determinada, donde cada partícula esté separada del resto por distancias ya programadas. Estas nanopartículas disponen de 4 nanómetros (billonésima parte del metro) de diámetro y para abarcar un cabello humano sería necesaria, según IBM, la mezcla de acero y platino que con

TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios