Formación
Ciberseguridad
Certificación

La escasez de formación golpea a la ciberseguridad

Según la asociación DigitalES, pronto habrá en España 100.000 puestos de trabajo sin cubrir en el sector tecnológico (entre 70.000 y 75.000 en la actualidad), y muchos de ellos tienen que ver con la ciberseguridad. Y si tenemos en cuenta lo importante que resulta esta área para las empresas, el problema se vuelve aún más grave.

copia de seguridad backup

España tiene un grave problema de formación en áreas tecnológicas. Según la asociación DigitalES, pronto habrá en España 100.000 puestos de trabajo sin cubrir en el sector tecnológico (entre 70.000 y 75.000 en la actualidad). Además, el último informe DESI de la Comisión Europea confirma este déficit: los profesionales TIC en España suponen el 3,8% del total de trabajadores, frente al 4,3% de la media de la UE y el 5,5% de Dinamarca (líder en el ranking).

“Esto se debe principalmente a dos razones —sostiene Gabriel Maestroarena, director de la Organización de Partners en Cisco España—: falta de formación y una importante brecha de género en las TIC. Únicamente el 0,5% de las graduadas en España han cursado estudios TIC específicos, frente al 3,5% de los hombres. De hecho, DigitalES señala que la brecha de género en el sector digital en España se encuentra principalmente en la elección de los estudios, y no tanto en el paso posterior al mercado laboral. Pero la realidad es que en España sólo uno de cada cinco puestos TIC (el 19,7%) es ocupado por mujeres”.

Y si constreñimos la cifra a escala de la ciberseguridad, en la actualidad, y sólo en Estados Unidos, hay un déficit de casi 465.000 profesionales de la ciberseguridad y, a escala mundial, se calcula que esta cifra es de unos 3.5 millones. “El hecho de que no se cubra la demanda de estos perfiles se debe a una mezcla de varias situaciones: por un lado, la velocidad vertiginosa a la que aumentan el número de ciberataques y por otro, que, tras la pandemia, el teletrabajo ha aumentado exponencialmente las brechas de seguridad. Con esta situación, es lógico que se esté produciendo un déficit de profesionales porque la amenaza está creciendo a una velocidad mucho mayor de la que se está impartiendo formación”, explica Eusebio Nieva, director técnico de Check Point Software para España y Portugal.

 

¿Por qué no se cubre la demanda existente?

Se podría decir que España, a nivel de formación, tanto profesional en los distintos sectores como a nivel educativo, tiene que hacer un gran esfuerzo para posicionarse en los niveles de la media europea, pues estamos muy lejos de las ratios que tienen Alemania, Francia o Reino Unido, por citar algunos países donde hay mayor concienciación en materia de formación y ésta está más avanzada.

“Si pensamos en ciberseguridad, —acota Elena García-Mascaraque, Security Service Providers director, WatchGuard-Cytomic, el factor humano es determinante porque es un elemento fundamental a la hora de que una empresa o un sector esté más protegido. Es decir, podemos contar con un gran grupo brillante de CISOs, analistas y expertos en hacking ético, intrusión, protección de datos o compliance, por ejemplo, pero si no invertimos en formación de los usuarios no servirá de nada tener equipos expertos.

Con esto, lo que aquella especialista quiere subrayar es que se debe hacer un doble trabajo: “Por un lado, invertir en formación para los profesionales de todo el sector TI, pero también hay que invertir mucho en una formación más enfocada a la cultura tecnológica general, es decir, educar a la sociedad en general para inculcar desde muy pronto una buena praxis con todo lo que se refiere al uso de las tecnologías. Esto es clave. En este sentido, es cierto que la Administración Pública y el sector educativo están haciendo un esfuerzo importante, pero no es suficiente”.

 

La cuestión del problema

¿A qué obedece este problema, cuál es su origen? Eusebio Nieva es consciente, como también lo es mucha gente, de que, hasta hace poco tiempo, la ciberseguridad no era un aspecto tan relevante como lo es actualmente, “por lo que sí se puede decir que hay cierto problema de base y que la velocidad de desarrollo de la industria no ha ido a la par que la formación que no está enfocada en perfiles concretos que cuenten con una especialización que sirva para cubrir las necesidades del mercado”.

Y es que, si bien es cierto que las escuelas y universidades pueden ofrecer carreras adaptadas a las nuevas demandas, si no se tienen en cuenta las necesidades de las empresas es complicado que se puedan atender o cubrir determinados matices profesionales. “Por tanto, el compromiso con la formación debe mantenerse tanto a nivel interno en las empresas como externo, a través de la colaboración de las compañías con diversas universidades, entidades y organismos tanto del ámbito público como del privado”, argumenta Elena García-Mascaraque.

Puedes leer aquí reportaje completo.



Revista Digital

Portada DW 428 Contenidos digitales

Webinar ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Contenido Destacado

samsung vice presidente Fabricantes

realidad virtual, metaverso Mercado en cifras