SEGURIDAD | Noticias | 28 JUN 2004

Intel reclama la devolución de sus nuevos chipsets por un fallo de seguridad

Intel ha descubierto un fallo de seguridad en los últimos chipsets que ha introducido en el mercado. Un error que puede impedir que un sistema se inicie con normalidad. Por eso, la compañía ha reclamado la devolución de algunas partidas a los integradores de sistemas y socios de canal.
Dealer World
Los chipsets 915 G/P y 925X, más conocidos como Grantsdale y Alderwood, tienen un fallo en el controlador I/O que puede impedir que los sistemas se inicien con normalidad, según ha reconocido un portavoz de Intel, Howard High.
Cabe recordar que los nuevos chipsets de Intel incluyen una serie de prestaciones con las que se espera mejorar el rendimiento de los sistemas durante los próximos meses. Entre estas aportaciones, destacan la tecnología PCI Express y el soporte para memoria DDR2.
Según Intel, el problema sólo afecta a una parte de las unidades ya vendidas, puesto que es un fallo en el proceso de fabricación y no del diseño. Eso sí, la compañía no ha querido facilitar el dato de cuántos o qué tanto por ciento de su producción se ha visto afectada. Lo que sí se sabe es que estas partidas fueron vendidas a los integradores de sistemas antes del pasado lunes, cuando se lanzaron de manera oficial los nuevos chipsets. Por eso, se calcula que muy pocas unidades pueden estar ya en manos del usuario final.
En cualquier caso, Intel está ya trabajando con los fabricantes de PC y con sus socios de canal para eliminar estas unidades defectuosas de la circulación. Además, algunos fabricantes de PC, como HP y Dell, ya han avisado que, aquellos clientes que quieran adquirir un sistema con dichas innovaciones, deberán esperar varios días.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios