SEGURIDAD | Artículos | 01 FEB 2003

Información almacenada y disponible para grandes corporaciones y usuarios domésticos. La necesidad de aprovechamiento de los recursos de almacenamiento existente viene marcada por la crisis del sector de TI

Yolanda Sánchez.
Ya se ha advertido en varias ocasiones que en un futuro habrá un nuevo reto que solucionar: el almacenamiento de información. No se trata sólo de facilitar soportes adecuados para guardar la información de un usuario particular o de una gran multinacional, sino de mantener esos datos accesibles y proporcionar los sistemas necesarios para que se puedan utilizar en cualquier momento y en cualquier lugar. Las compañías están trabajando en ello y ya muestran algunas de sus soluciones, muy distintas en función del público al que se dirigen.

Con la mirada puesta en un futuro cercano, los fabricantes de productos de almacenamiento están haciendo especial hincapié en minimizar la complejidad de sus soluciones y en adaptarse a las necesidades reales que les demandan sus clientes. Y es que el almacenamiento es una cuestión bastante reciente, al menos en los términos en los que se trata ahora. Nunca antes se había pensado en una cantidad de información tan grande que preservar, mantener ordenada y, lo más difícil, accesible. Sonido, imágenes o vídeos son otros elementos que ya pueden aumentar las necesidades de almacenamiento de cualquier empresa o de cualquier usuario. Este último, el eterno olvidado en este área, empieza a reclamar productos que se adapten a sus necesidades.
Además de todo ello, no debemos olvidar las nuevas formas de trabajo que están surgiendo en los últimos tiempos. Los trabajadores ya no están en la oficina, sino que se desplazan, viajan, o las actividades se descentralizan, pero se tiende a trabajar en equipo e, incluso, el teletrabajo empieza a formar parte de nuestro entorno laboral. Todo ello se traduce en que los datos y la información deben estar almacenadas y accesibles para profesionales que se encuentran en puntos geográficos distintos, además de que cada vez es más necesario proporcionarles soportes portátiles y seguros para almacenar la información y hacer uso de ella en cualquier lugar. Todo un reto para fabricantes y desarrolladores que tienen ante ellos todo un mercado en crecimiento, pero que requiere de soluciones prácticas y escalables en un corto plazo de tiempo.

Adivinando las claves del mercado
Ken Steinhardt, director de análisis de tecnología de EMC, aseguró que, obviamente, “la clave de este mercado es dar más en menos. Esto significa, literalmente, proporcionar más capacidad en menos espacio y por menos dinero. Para lograrlo, las compañías estamos volcadas en dar con un sistema de producción que nos permita proporcionar los mismos beneficios, más lejos de lo que ya se está haciendo”.
Por su parte, Geoff Coutts, responsable de la unidad de almacenamiento de HP, está completamente de acuerdo con esta afirmación y lo completa subrayando el hecho de que, hoy en día, “el presupuesto que se debe tener para aumentar la capacidad de almacenamiento de una compañía está continuamente creciendo”.
“Al ritmo actual, las necesidades de almacenamiento se doblarán cada 12 ó 18 meses, mientras los presupuestos de inversión en cuestiones de TI siguen decreciendo”, apuntó Coutts. Pero, con un descenso en las inversiones de TI, los clientes se están volviendo más conservadores y prefieren optimizar el uso de los recursos de almacenamiento que ya tienen, a adquirir productos nuevos”. Ésta es una decisión muy acertada, ya que, de acuerdo con este responsable, se estima que los usuarios hacen un uso que no supera el 30 o el 40 por ciento de los recursos de almacenamiento que tienen actualmente, ya que una enorme cantidad de su información está guardada en “islas” que no se interconectan entre ellas, favoreciendo la duplicidad de datos.
Barajando estas cuestiones, es muy sencillo suponer que el núcleo de las empresas fabricantes de soluciones de almacenamiento están volcadas en la investigación de las mejores opciones a los mejores precios, lo que les proporcionaría una gran ventaja competitiva.
“El criterio que están utilizando estos clientes a la hora de elegir el sistema de almacenamiento o cualquier servicio asociado ha cambiado de manera sustancial. Antes se elegía de una manera predominante las soluciones de hardware, en cambio ahora los clientes empiezan a ver otras opciones de gestión de recursos como aptas”, concluyó el responsable de HP.

Una enorme oferta en un mercado variopinto
Dentro del mundo del almacenamiento hay novedades casi todos los días, entre otras razones porque el área es suficientemente extensa como para que dé cabida a muchos tipos de soportes dedicados a cometidos diferentes. Podemos encontrar casi de todo, desde las tarjetas de almacenamiento en forma de llavero, que permiten al usuario trasladar información con mayor facilidad, hasta los grandes servidores empresariales que almacenan millones de datos englobados bajo el término “información crítica”.
Las novedades de este área pueden ser dispares y de muy distinta naturaleza pero, en los últimos tiempos, ha habido varias compañías que han hecho grandes apuestas en este sector.
Una de las compañías de TI que ha copado la actualidad de almacenamiento ha sido Hitachi Data Systems. Desde que ha comenzado el año 2003, la compañía ha llevado a cabo una serie de medidas, todas ellas orientadas a aumentar su capacidad competitiva en materia de almacenamiento. El primer anuncio se correspondió con la posibilidad de colaborar con la compañía Network Appliance, aunque hasta la fecha no se ha confirmado ninguna acción concreta. El objetivo de este trabajo conjunto sería el desarrollo y creación de una red de área de almacenamiento así como un acceso de almacenamiento para redes.
Esta noticia se enmarca en una ambiente de bonanza para Hitachi Data Systems, ya que acaba de dar a conocer que en el tercer trimestre del año fiscal 2002 ha superado a su competidora EMC en el mercado de gama alta RAID, con una cuota de mercado de un 38,7 por ciento.

Discos duros con mayor capacidad en menos espacio
Hitachi anunció recientemente cuatro nuevos discos duros y lanzó Hitachi Global Storage Technologies, una nueva empresa que combina las operaciones en discos duros de Hitachi e IBM.
Hitachi espera un incremento en la demanda de HDD, no sólo para su uso en ordenadores personales y servidores, sino también en el área de la electrónica, todo un mundo lleno de posibilidades por explorar. El consumidor individual se convierte así en público potencial de estas soluciones. Sólo es necesario pensar en terminales como los equipos musicales para automóviles o los decodificadores para la televisión.
Uno de los productos nuevos en la línea de Hitachi es un disco específicamente destinado a aplicaciones en automóviles: el Travelstar A4K20. Este disco duro de 2,5 pulgadas ofrece 20 GB de almacenamiento y está pensado para aplicaciones de orientación geográfica y audio. El producto estará a la venta en el segundo trimestre de este año.
Otra nueva solución de Hitachi es una versión de 4 GB de 1 pulgada (25,4 milímetros) que está pensada para dispositivos portátiles, como cámaras digitales y reproductores de música digital. Para saber lo que estos avances técnicos representan, es necesario compararlos con el espacio de almacenamiento actual máximo de 1 GB del Microdrive, aseguró Hitachi en un comunicado oficial.
La nueva versión de 4 GB ofrece, adem

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios