SEGURIDAD | Noticias | 16 FEB 2018

ESET analiza cómo fue el mercado de la seguridad en 2017

La compañía acudirá al Mobile World Congress con las últimas investigaciones sobre los ataques que marcaron a la industria en 2017.
android virus
Redacción DealerWorld

2017 fue el año del ransomware. Así lo ven desde ESET. En ciberseguridad, fue lo más destacado del año. Algo que afectó a usuarios, domésticos y corporativos, de manera directa o indirectamente. Muchos de ellos fueron víctimas de campañas masivas de ataques como NotPetya o WannaCryptor, que provocaron pérdidas de miles de millones de dólares.

Y es que los ataques de este tipo de malware, cuyas versiones modernas aparecieron por primera vez en sistemas Windows en 2013 y vivieron su pico de actividad en la primera mitad de 2016, cada vez afectan más a los equipos de sobremesa, pero también a los usuarios de Android. Por ese motivo, ESET ha publicado un whitepaper que resume las mayores amenazas acontecidas el año pasado y también que incluye una serie de consejos para evitar ser víctima de estos ataques.

Según el informe de ESET, una de las actividades más novedosas realizadas por los ciberdelincuentes en 2017 consistió en el uso malicioso de los servicios de accesibilidad de Android, una función diseñada originalmente para ayudar a los usuarios con discapacidad. En un inicio, los delincuentes aprovechaban esta función para introducir malware bancario, pero acabaron utilizándolo para comprometer totalmente sistemas Android. De hecho, investigadores del especialista en seguridad descubrieron cómo el ransomware DoubleLocker utilizaba un doble método de extorsión que se aprovechaba de esta función.

Así, según dichos especialistas, los diferentes tipos de ransomware existentes se pueden agrupar en varios tipos:

· Bloqueo de pantalla: los delincuentes bloquean la pantalla con una imagen que la cubre completamente.

· Bloqueo de PIN: en este tipo de ransomware, los cibercriminales bloquean el dispositivo cambiando el PIN de acceso.

· Cifrado de información: lo que se bloquea en este caso es la información almacenada en el dispositivo.

En lo que respecta a los dispositivos Android, ESET recomienda estos consejos para mantenerlos seguros y alejados de cualquier intento de ataque de ransomware:

· Evitar descargar aplicaciones desde tiendas no oficiales.

· Utilizar aplicaciones de seguridad móvil actualizadas, como ESET Mobile Security.

· Realizar copias de seguridad de la información almacenada en el dispositivo.

En el caso de que un usuario se vea infectado, las acciones que debe llevar a cabo son:

· Reiniciar el dispositivo en modo seguro para que no se cargue el malware y pueda deshacerse de él desde la configuración. Si la aplicación ha conseguido privilegios de administrador, primero hay que eliminarlos desde el menú de ajustes.

· En el caso de que se haya bloqueado el PIN se debe reconfigurar el bloqueo utilizando Google Android Device Manager, una solución similar, o restaurar a los valores de fábrica borrando toda la información del teléfono.

· Si la información se ha cifrado, lo más sencillo es contactar con el soporte del fabricante de seguridad cuya app esté instalada.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios