SEGURIDAD | Noticias | 30 JUL 1999

El número de infecciones por virus se duplica, el correo electrónico se lleva la peor parte

La alarma por el número de infecciones de virus se dispara a un ritmo tan acelerado que todo hace evidenciar que este problema está fuera de control.
Marta Madrid
Al menos esto es lo que se deduce del último estudio realizado por la Asociación Internacional de Seguridad Informática (ICSA), cuyas cifras reflejan que se ha duplicado el número de infecciones en los meses de enero y febrero de este año con respecto a las presentadas en el mismo período de 1998. O lo que es lo mismo, cuatro veces más de las registradas en 1997.
Este informe, que ha contado con el patrocinio de Panda Software, se ha realizado entre un total de 300 compañías y agencias de gobierno americanas con un parque tecnológico compuesto por más de 500 PC, dos o más redes locales y al menos dos conexiones remotas.
Pese a que en un principio el uso de software antivirus actualizados podría ser la piedra angular para poner fin a esta creciente infección vírica, no parece ser éste el obstáculo para las actuaciones vandálicas de dichos virus, ya que, según han confirmado los entrevistados, un 80 por ciento de los mismos, protegen sus ordenadores con este tipo de programas. Un dato que no resulta del todo esperanzador para parar los pies a estos invasores cuando las cifras en lo que a la protección de todos los ordenadores de la red se refiere, se reduce hasta el 55 por ciento.
Por otra parte, y si desglosamos las cifras en cuanto al número de ataques a los que se han expuesto los entrevistados y los desastres sufridos a consecuencia de los mismos, observamos que el 43 por ciento de éstos se ha visto incapacitado para hacer frente a las infecciones de virus. El resultado no podía ser peor: el 91 por ciento de los afectados se encontró con servidores paralizados alrededor de una hora, mientras el 80 por ciento no pudo continuar con su actividad laboral hasta el transcurso de dos días, situándose la media en las 24 horas.
Pese a que la reducción de productividad es una cuestión que alarma a los directivos de las compañías, más lo es la cantidad a la que ascienden las pérdidas obtenidas por los ataques de los virus y de otros códigos malignos en los entornos corporativos. En esta parcela, el informe realizado por la ICSA revela que el coste medio de la reparación de los daños se sitúa en torno a los 1.750 dólares, es decir, unas 260.000 pesetas, mientras que los que peor parte se llevaron se encontraron con pérdidas de hasta 100.000 dólares, unos 15 millones de pesetas. Así, el correo electrónico continúa siendo el más vulnerable a la hora de sufrir estos ataques, con un 56 por ciento del total de infecciones.
La alarma no deja de sonar y los especialistas insisten en una adecuada concienciación de los usuarios, una eficaz política de seguridad corporativa, y antivirus actualizados continuamente, como las tres claves principales para poner freno a esta situación.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios