SEGURIDAD | Noticias | 04 FEB 2011

Cuatro de cada diez jóvenes creen que Internet no tiene riesgos

La irrupción de Internet en la vida cotidiana de los españoles ha traído muchos beneficios. No obstante, también ha traído peligros a los que no estábamos acostumbrados. Uno de los colectivos más expuestos son los niños y jóvenes. No obstante, "si se siguen unas normas se puede minimizar los peligros de los niños y jóvenes en Internet", destaca Kaspersky Lab.
Bárbara Madariaga

Consciente de la importancia de mantener a salvo a los más jóvenes de los peligros de Internet, Kaspersky Lab se ha unido a la celebración del Día de la Protección de la Infancia y tratará de hacer comprender “el nivel de riesgo al que se enfrentan los niños, cómo les afecta y cómo podemos protegerles de contenidos inadecuados y ataques de malware, de intimidaciones, del uso indebido de sus datos personales, de descargas ilegales, o de la violación de derechos de autor”, destaca Kaspersky Lab.

Y es que no hay que olvidar que Internet es parte de la vida diaria de los jóvenes. Es más, si atendemos a los datos, prácticamente todos los niños de entre 10 y 15 años utilizan ordenadores, más de una tercera parte de los jóvenes internautas españoles, con edades comprendidas entre 10 y 18 años, tiene algún perfil en una red social y un 35 por ciento tiene más de uno. Es importante destacar, que el 40 por ciento de los usuarios avanzados creen que navegar en la Red no conlleva ningún riesgo.

Ante estos datos, Vanesa González, directora de marketing de Kaspersky Lab Iberia, asegura que “los padres, como es normal, tienen la obsesión de mantener alejados a sus hijos de cualquier peligro. Es posible que esto no siempre sea posible, pero podemos poner mucho de nuestra parte para minimizar el riesgo, tanto en la vida real como en el mundo digital”.

En este sentido, disponer de un control parental es fundamental para que los padres puedan controlar qué hacen sus hijos en Internet. “Con este sistema, los padres pueden limitar el acceso de sus hijos a Internet, bloquear el acceso a según qué contenidos, y controlar el uso que hacen los niños de las principales aplicaciones del mundo digital: correo electrónico, páginas Web, redes sociales, juegos”, afirma Vanesa González, aunque puntualiza que “por supuesto, la tecnología por sí sola no es suficiente. Proteger a los jóvenes cuando utilizan la tecnología e Internet quiere decir hablarles de los peligros de la red, enseñarles qué tecnología puede darles la protección que necesitan para navegar de forma segura, y de qué manera usarla, pero también transmitirles que la principal arma contra el cibercrimen es el sentido común”.

Vanesa González recomienda que “se haga hincapié en que se piensen dos veces antes de colgar fotografías, o compartir detalles personales, informarles sobre cómo bloquear contactos no deseados, proteger su identidad y sus contenidos digitales. Además, que sepan qué configuración de seguridad les conviene para cada uno de los lugares que visitan, y la responsabilidad que supone el intercambio de archivos, así como concienciarles de que sólo realicen descargas legales”.

Noticias relacionadas:

 

-Facebook instala su botón del pánico para proteger a los menores

 

-La Guardia Civil utiliza un nuevo sistema de búsqueda avanzada contra la pornografía infantil




-España, a la cabeza del ranking de intercambio de pornografía infantil

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios