SEGURIDAD | Artículos | 01 MAY 2001

Crecimiento desmesurado en el mercado español de seguridad

El mercado español de PKI crecerá a una tasa superior al 91 por ciento en los próximos tres años
Fernando Muñoz.
El mercado español de infraestructuras de clave pública (PKI) alcanzará en el año 2006 un volumen de negocio cercano a los 20.000 millones de pesetas debido a un ritmo de crecimiento previsto de más del 91 por ciento en los próximos tres años, según los últimos datos ofrecido por las consultoras.
Los datos concretos publicados sitúan en 862 millones de pesetas el volumen de negocio obtenido en España en 2000 por las PKI, con unas expectativas de crecimiento para 2001 del 102 por ciento que situarán en 1.743 millones de pesetas la facturación al término de este año. Los análisis apuntan a que la tasa de crecimiento se sitúe en el 84,5 por ciento para el año 2002, en un 88 por ciento para 2003, 53 por ciento para 2004, 55 por ciento para 2005, y el 36,9 por ciento para 2006, lo que conduce a volúmenes de negocio de PKI en España para esos años, respectivamente, de 3.261, 6.049, 9.258, 14.431, y 19.800 millones de pesetas.
Es el crecimiento de los negocios electrónicos, el acceso cada día en mayor medida a los recursos de las empresas a través de la Red, el propio desarrollo de la legislación, y una mayor concienciación por parte de los directivos de las empresas de contar con medidas de seguridad, las razones enumeradas por los analistas como algunas de las causas que laten tras la gran explosión de este mercado. Si bien, estas cifras de crecimiento previstas se pueden considerar como conservadoras si tenemos en cuenta el crecimiento esperado en cuanto a usuarios y tráfico a través de dispositivos móviles, soluciones que adquirirán un auge tremendo en las transacciones a través de la Red. Y es que, según datos facilitados por las consultoras, en el año 2005 habrá en Europa 200 millones de usuarios de dispositivos móviles capacitados para realizar transacciones a través de la Red, cifra que logrará establecerse en los 260 millones en 2010. Y en cuanto a volumen de negocio, para 2005 las cifras apuntan a 104.000 millones de euros por año, con un nivel de tráfico de 6.300 millones de Mbs por mes.
Por sectores económicos, actualmente son cuatro los que conforman más del 80 por ciento de la demanda del mercado. Estos son banca y administraciones públicas, cada uno con una cuota del 22 por ciento, servicios de certificación y firma avanzada con el 21 por ciento de la demanda, y telecomunicaciones con el 20 por ciento. El sector servicios y el de distribución ocupan la quinta y sexta posición con el 13 y el 2 por ciento, respectivamente.
Las cifras apuntan a una verdadera expansión del mercado de la seguridad, y ello a pesar de que, según analistas, “la seguridad es la gran asignatura pendiente dentro del entorno tecnológico”. Cinco son los principales obstáculos con los que se enfrenta la expansión de la seguridad en la red, según los analistas. La inexistencia de una política de seguridad consistente por parte de las empresas e instituciones se determina como la más importante, afectando al 35 por ciento de ellas. La dificultad de elección de una solución adecuada a las necesidades, en el 28 por ciento de los casos, ocupa el segundo lugar en importancia. La capacidad de integración de las soluciones de seguridad con las aplicaciones existentes dentro de las empresas, con una incidencia del 27 por ciento; el desconocimiento por los directivos, en un 23 por ciento, y la falta de personal cualificado adecuado para implantar este tipo de soluciones, con un 18 por ciento, son los otros tres obstáculos citados.

Alemania a la cabeza en el mercado europeo de PKI en 2006
En el Viejo Continente, las tendencias explosivas analizadas en el mercado español se convierten en denominador común de los distintos países, incluso se alcanzan tasas anuales medias de crecimiento para el período 1999-2006 superiores a las logradas por España.
Alemania encabezará en el año 2006 el ranking con un volumen de negocio de 83.712 millones de pesetas, muy por encima de la ya llamativa cifra que será alcanzada por nuestro país en ese mismo año, y que según las expectativas y datos proporcionados por las consultoras ocupará el octavo lugar con 19.764 millones de pesetas, por detrás de países como Francia con 59.346 millones, Reino Unido con 75.692 millones o Escandinavia con 37.108 millones de pesetas.
Para la totalidad de los países analizados en la tabla, los datos reflejan, partiendo de un volumen de facturación en el año 2000 de 18.278 millones de pesetas, un crecimiento durante 2001 del 98 por ciento, de un 81 por ciento para 2002, 84,8 para 2003, y 50,66, 53,7 y 35,3 por ciento para 2004, 2005 y 2006 sucesivamente. Lo que se traduce en volumen de negocio, correlativamente para los distintos años y partiendo de 36.195 millones de pesetas para 2001, de 65.513, 121.068, 182.400, 280.349, y 379.312 millones de pesetas.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios