SEGURIDAD | Noticias | 02 JUL 2014

Absuelven al primer detenido español por crear un virus

Tras 11 años de proceso, A.C.P, el primer detenido en España por crear un virus, ha sido absuelto. El joven actuaba con el pseudónimo 900k y en su defensa aseguró que había desarrollado el gusano Kelar "sólo por probar".
Antivirus muerto
Bárbara Madariaga

 

A.C.P un joven que en el momento de su detención en Alcalá de Henares (Madrid) tenía 23 años y al que se le conocía con el pseudónimo 900k, ha sido absuelto de los delitos que se le acusaban.  Así, y según la sentencia, que recoge ABC, a la hora de fallar en favor del primer español detenido por crear un virus, la juez del Juzgado Penal número 4 de Alcalá de Henares, Nuria Alcalde, consideró que “la creación de un virus no es delictiva si no causa daños ni revela secretos”.

Es más, la sentencia asegura que para considerar el desarrollo de un virus como delito, es necesario que “sin estar autorizado, se apodere, utilice o modifique, en perjuicio de tercero, datos reservados de carácter personal o familiar de otro que se hallen registrados en ficheros o soportes informáticos, electrónicos o telemáticos, o en cualquier otro tipo de archivo o registro público o privado” y recuerda que “la norma jurídica iguala, por tanto, un acto de destrucción física a un acto de manejo de un ordenador”.

900k fue detenido dentro de la Operación Akelarre en 2003 al considerar que éste había sido el creador de Kelar, un gusano descubierto por Panda Security el cual se reproduce creando copias de sí mismo sin infectar a otros archivos. La multinacional española explica que este gusano “no se propaga automáticamente por sus propios medios, sino que precisa de la intervención del usuario atacante para su propagación. Los medios empleados son variados, e incluyen, entre otros, disquetes, CD-ROMs, mensajes de correo electrónico con archivos adjuntos, descargas de Internet, transferencia de archivos a través de FTP, canales IRC, redes de intercambio de archivos entre pares (P2P), etc”.

Kelar llegó a afectar a más de 70.000 ordenadores en agosto de 2003. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios