PYMES | Artículos | 15 NOV 2000

Tivoli ofrece soluciones tecnológicas para la PYME

Fernando Muñoz.
Determinar las necesidades concretas que en el campo de las nuevas tecnologías tienen las PYMES se convierte en objetivo prioritario de los fabricantes que desean contactar con ellas y convertirse en sus suministradores.
Que duda cabe que el desarrollo imparable de la información, en los últimos años, ha convertido a los sistemas informáticos en un componente esencial del negocio. Ya no se trata de un complemento que le sirve de apoyo sino que se configura como pieza clave del mismo para lograr el necesario grado de competencia que la revolución tecnológica impone, si se desea alcanzar, al menos, el mismo nivel de sus rivales.
En este sentido, es necesario para las PYMES contar con las medidas y soluciones tecnológicas adecuadas que le permitan posicionarse con éxito en el mercado y hacer frente, de forma eficiente, a su negocio.
Para analizar de manera más concreta los distintos aspectos que hoy en día afectan a las PYMES, Dealer World 15 ha contactado con Angeles García Mostaza, responsable de Canal 2 Tier para España y Portugal, que sienta sobre la mesa y a tenor de las líneas de actuación y estrategias seguidas por su empresa Tivoli System puntos cruciales y opiniones que arrojan más luz sobre nuestro sector español de la pequeña y mediana empresa.

Necesidades similares a las de las grandes empresas
Las pequeñas y medianas empresas necesitan soluciones tecnológicas que les permitan ser más competitivas, es decir, producir y vender más y reducir costes operativos, y que, a la vez, sean fáciles de gestionar. En el fondo, lo que las PYMES persiguen es maximizar sus recursos informáticos, si bien el problema se centra en determinar cómo hacerlo. Para Tivoli System, y según su interlocutora, la respuesta es fácil. "Se trata de automatizar e integrar la infraestructura tecnológica desde un único punto, fácil de gestionar".
Por supuesto, estas necesidades surgen a medida que los grandes cambios tecnológicos van haciendo mella en nuestra economía. No surgen de la noche a la mañana, se trata de ir adaptándose paulatinamente a las exigencias que marca el desarrollo económico y social. En esta dirección y según explicaba Angeles García, "durante años, las PYMES han basado su informática en diversas tecnologías para el almacenamiento y gestión de ficheros, es decir, han adoptado soluciones preferentemente para ayudar a llevar el negocio, careciendo de capacidades de integración, seguridad y recuperación de datos ante caídas del sistema. Sin embargo, durante los últimos años, el gran crecimiento de la información ha provocado que estos se hayan convertido en componentes esenciales del negocio. Con el uso masivo de Internet, las nuevas soluciones tecnológicas son imprescindibles, ya que garantizan la integración de datos de distintas aplicaciones, la fiabilidad, la seguridad, la escalabilidad y recuperación ante fallos".
En realidad, los objetivos y necesidades básicas de las PYMES son siempre las mismas, sólo que completadas y ampliadas a nuevos campos que van abriéndose. Así, y según comentaba García Mostaza, "las pequeñas y medianas empresas tienen necesidades similares a las que tradicionalmente han tenido las grandes empresas. Es decir, en cuanto a productos, que sean sólidos, seguros y que tengan gran rendimiento, que tengan capacidad de crecimiento y que estén disponibles en todas las plataformas; y en servicios, que vayan acompañados de una amplía gama de estos, con soporte técnico de gran calidad y con un excelente tiempo de respuesta".

Una tecnología que se adecue a la "línea de crecimiento"
Para una PYME, según nuestra interlocutora, "es esencial adquirir una tecnología que contemple la "línea de crecimiento" o, lo que es lo mismo, que sea escalable, que sea capaz de adaptarse a los cambios de los negocios de forma rápida, eliminando los costes de conversión o de migración a nuevas herramientas, y facilitando la compartición de recursos y la reducción de los costes administrativos". Por tanto, nuestra pequeña y mediana empresa busca exactamente aquello que satisfaga sus necesidades; y en el campo tecnológico se centra en encontrar las soluciones que le permitan continuar al frente de un negocio que cada día exige nuevos retos, es decir, "las PYMES buscan soluciones de gestión de TI que se adapten perfectamente a las necesidades de su negocio, que sean la respuesta a su necesidad de gestionar los cada día más complejos entornos de estas tecnologías, y que les aporten un retorno rápido de la inversión, reducción de los costes de gestión, rápida instalación y aprendizaje, servicio de apoyo personalizado, y productos complementarios".
Las compañías encargadas de satisfacer las demandas de las PYMES actúan de forma planificada, fijando criterios de actuación que se adecúen a las mismas y ofreciendo exactamente aquello que se necesita y se desea. En este sentido y según García Mostaza, "las soluciones ofrecidas por Tivoli se dirigen a lograr el acoplamiento de estas pequeñas y medianas empresas al entorno informático que necesiten, ofreciendo una visión integrada del mismo, un adecuado control sobre los sistemas de tecnologías de la información, así como agilidad para anticiparse y solucionar problemas antes de que puedan ser críticos para la empresa". En este marco de actuación se configuran como esenciales para la consecución de los objetivos determinados elementos, entre los que Angeles García destaca la fiabilidad, compatibilidad (estándares) e integración, retorno de inversión, fácil uso (único punto de gestión y automatización), soporte de una marca con garantías, soporte técnico de calidad, rentabilidad y escalabilidad.

Detrás de la media europea pero avanzando rápidamente
En el panorama económico actual, para ser competitivos, es necesario disponer de un adecuado nivel tecnológico y aumentar las inversiones en las áreas de tecnología de la información para ganar eficacia. Porque "el nivel tecnológico de nuestras PYMES españolas", en opinión de la interlocutora de Tivoli, "va un poco por detrás de la media europea, pero avanzando rápidamente. Desde nuestro punto de vista, somos optimistas sobre el estado actual y la proyección de futuro de las PYMES españolas, ya que es mucho lo que están haciendo para ganar en competitividad. La pequeña y mediana empresa es consciente de la importancia que tiene para su futuro empresarial la inversión en sistemas de información y en soluciones para la gestión de estos sistemas".

Canal de distribución; eje del sistema
Se acusa a las PYMES de ser poco receptivas al cambio tecnológico, de no adecuarse con la suficiente rapidez a las novedades que impone el desarrollo y de tener miedo a enfrentarse a lo desconocido. Para García Mostaza, sin embargo, las dificultades de incorporación de estas empresas al cambio no estriban en el hecho de ser poco receptivas, es más, no cree que lo sean "el problema radica en su dispersión. Por ello, en Tivoli, confiamos en el canal de distribución, manteniendo acuerdos entre mayoristas y revendedores, que son quienes mejor pueden llegar a las PYMES". En cualquier caso, continúa nuestra interlocutora, " el pequeño y mediano em

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios