PYMES | Artículos | 01 DIC 1999

Suites para PYMES: Las herramientas imprescindiblespara toda empresa (I/II)

Juan Blázquez.

Comparativa
Suites para PYMES:
Las herramientas imprescindibles para toda empresa

Juan Blázquez
juan.blazquez@idg.es

La necesidad de mecanizar la empresa con una red informática para dotarla de mayor competitividad es una cuestión de la que hoy nadie tiene la menor duda. Para aquellas empresas que tienen oportunidad de dedicar recursos a este aspecto de la gestión, la principal complicación que se les plantea es intentar mantener esta herramienta como lo que realmente es, un medio, y no una finalidad, habida cuenta de los muchos recursos que puede llegar a consumir el tratar de mantener la red siempre a punto con los avances tecnológicos del momento. Analistas de software, de hardware y técnicos en distintas áreas son los que se preocupan de anticiparse a las necesidades de los usuarios, evaluar, implantar y mantener el sistema informático, bien como parte integrante del organigrama de la empresa, o como servicio contratado a otra compañía dedicada a esta actividad.



[ Tablas ]
[Puntuaciones]
[Direcciones]

 

 

 

Un gran porcentaje de las empresas que operan en España no tiene la suficiente entidad física, económica, o ambas, que justifique la inversión que implica la contratación de personal técnico o los honorarios de una consultoría informática para dotarse de esta mecanización. Eso sí, hoy por hoy las necesidades informáticas que han de cubrir son las mismas que las que puede tener cualquier empresa de cierta envergadura, aunque sea con otro volumen de trabajo. No es ya sólo las facilidades que para la empresa representa la compartición de programas en las tareas de gestión y productividad, sino la clara desventaja competitiva que puede representar no tener en cuenta las evidentes oportunidades de negocio que ofrecen hoy determinados servicios informáticos, como puede ser Internet, sin ir más lejos. En la actualidad no hay competidor pequeño.

Los fabricantes de software también han caído en esta cuenta y la mayoría de ellos han lanzado al mercado un cocktail con lo mejorcito de aquellos de sus productos que permiten cubrir la mayor parte de las necesidades de programas que una pequeña/mediana empresa pueda requerir. Con estas suites, las PYMES pueden dotarse de las mismas herramientas informáticas que antes por concepto, precio y complejidad de manejo sólo se planteaba su utilización en escenarios de mayor envergadura, con técnicos cualificados dedicados exclusivamente a su soporte.

Cuasi completos
De los tres productos analizados en esta comparativa, todos se preocupan de cubrir los dos aspectos que han de contemplarse dentro de la informatización de la empresa: el trabajo de grupo dentro de la empresa y la comunicación con el exterior. Todos ellos cubren, con mejor o peor acierto, los fines para los que fueron conjuntados, pero ninguno de ellos es lo suficientemente completo para no tener que comprar ningún programa más. Así, los ofrecidos por Novell y Microsoft cuentan con sistema operativo de red y una amplísima panoplia de servicios de conexión, pero les faltan las herramientas ofimáticas clásicas (procesador de textos, hoja de cálculo, presentaciones, etc.) y en IBM contamos con estas aplicaciones ofimáticas y un amplio repertorio de conectividad, pero carece del sistema operativo de red, que tendremos que adquirir por separado y, además, ser Microsoft NT. En el caso de Novell, es comprensible que los programas que no se incluyen en su suite no son precisamente su fuerte, pero la ocasión bien valía un acuerdo con un tercero que permitiera ofrecer una solución completa. En IBM parece que se han decantado por llegar a aquellas empresas que han de implementar servicios que no le ofrecen el sistema operativo de red del que ya disponen. Para Microsoft sólo cabe pensar que sean razones sobre ajuste de precios las que hayan motivado la "cojera" de su solución.

Y es el precio, de los tres productos, lo que llama la atención una vez repasada la lista de los programas que se incluyen en cada uno de ellos. Echando cuentas, estos paquetes representan un espectacular ahorro respecto a las pesetas que habría que pagar si se compra cada aplicación por separado.

Instalación automática
Si el precio es un interesante aliciente que hace a estos paquetes tan atractivos para el segmento de mercado al que van dirigidos, no lo es menos los asistentes de instalación que todos ellos incluyen. La puesta en funcionamiento de los servicios que cada uno de estos paquetes ofrece se hace de forma más o menos automatizada, necesitando, en la mayoría de los casos, tan sólo un mínimo de información por parte de la persona que hace la instalación para que todo quede perfectamente configurado y funcionando. Todos los fabricantes han intentado esmerarse en estos asistentes y funcionan bien pero dejando poco margen de maniobra para ajustar el sistema a las preferencias de cada cual. La estructura de disco, los permisos predefinidos, la configuración inicial de algunos servicios, entre otros aspectos, disponen de valores predeterminados sin que estos asistentes permitan que sean definidos por el operador que hace la instalación, se instalan así, como ha decidido el fabricante. Situación que los administradores con más experiencia sabrán resolver y aquellos con menos experiencia agradecerán. De la misma manera, si surgen problemas durante la instalación, es complicado "meterle mano", y de tener problemas, seguro que no será con uno sólo de los servicios ya que todos están íntimamente relacionados entre ellos y se apoyan unos a otros en su funcionamiento. Nada que sea insalvable, pero que sí puede amargar el dulce de la cómoda y sencilla instalación ofrecida por estos asis

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios