PYMES | Artículos | 01 ENE 2011

QuickPage, HP lleva el pago por uso a la PYME

Bárbara Madariaga.
HP acaba de arrancar su nuevo año fiscal, pero confía en que las tendencias que le han permitido ganar terreno en el mercado de la impresión en 2010, le capaciten para consolidar, si no aumentar, su posición en 2011. Tal y como resumía Manel Martínez, director general de HP Imagen e Impresión en Iberia, “durante todo el año nuestro comportamiento ha sido mejor que el mercado”. Esto, traducido en cifras habla de un mercado que, entre el cuarto trimestre de 2009 y el tercero de 2010 ha decrecido un 10 por ciento en unidades, mientras HP crecía un 11 por ciento. Con ello, HP ha conseguido tres objetivos. Primero, terminar este tercer trimestre con una cuota de mercado en el mercado de inyección de tinta del 65 por ciento; segundo, alcanzar el 30 por ciento en el mercado láser con más de 10 puntos de ventaja sobre el segundo en la lista; y, tercero, ser reconocida en la corporación como la mejor región de la compañía a nivel EMEA.
Habida cuenta de que las tendencias de este año, una gran explosión de contenidos, movilidad basada en la web, respeto por el Medio Ambiente y evolución hacia lo digital, se mantendrán en 2011, desde HP quieren seguir apoyándose en tres pilares, innovación, soluciones y partners, ofreciendo al cliente opciones de crecimiento para su empresa, reducción de costes o que estos se conviertan en pagos mensuales, mejora de procesos e incremento de productividad, así como ayudar a respetar el Medio Ambiente.
Pero si ha habido un protagonista en este 2010 ha sido el destacado crecimiento de los servicios de impresión, en torno al 30 por ciento, porcentaje que, eso sí, quieren dejar atrás este año. Para ello, a los programas ya existentes y orientados a las empresas de mediano tamaño, esto es HP Pay for Print, HP Smart Printing Services y Channel Lead Pay per Use, se une ahora, orientado específicamente para la pequeña empresa a través de los partners de menor tamaño, HP QuickPage.
Esta nueva propuesta consiste en un único contrato que engloba la instalación de un dispositivo, ya sea impresora o equipo multifunción, reparación en 24 horas a través de un acuerdo de HP Care Pack y recambio de consumibles. Tras la firma el cliente abona una cantidad mensual en función de una cantidad fija de impresiones al mes, teniendo la posibilidad de incrementar estas impresiones pagando un precio previamente establecido, mientras que el distribuidor recibe el ingreso por la venta de la máquina y, mensualmente, una cantidad en función de las impresiones del cliente, además de otra cantidad cada vez que el cliente recibe un nuevo consumible.
El servicio y la gestión de consumibles la realiza el cliente directamente con HP, bien de forma telefónica o bien a través de la plataforma Incommand. En cualquier caso, y si tiene la especialización y los recursos necesarios, el partner también puede asumir el papel de suministrador de servicios.
Esta propuesta busca “abrir la puerta de los servicios de impresión a los partners más pequeños con una solución totalmente empaquetada”, señalan desde la compañía.
Por el momento, son unos 15 partners lo que tienen la formación y especialización necesaria para ofertar estos servicios, si bien la intención de HP es que todos los Preferred Partner puedan unirse a ellos sin necesidad de contar con grandes recursos ni realizar grandes inversiones.

www.hp.es

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios