PYMES | Noticias | 19 FEB 2002

Nuevas tecnologías, nuevas oportunidades para la PYME

El nuevo entorno económico, globalizado e internacionalizado, ha superado el viejo paradigma de la economía tradicional y a él han de adaptarse las empresas. El uso de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) e Internet para ser mejores y más competitivos, especialmente por parte de las PYMES, ha sido el eje central de la primera Jornada de e-Business de este año celebrada por la Cámara de Comercio de Barcelona.
Encarna González
La capacidad del empresario para integrar arquitecturas tecnológicas y soluciones de software más óptimas adaptadas a cada necesidad específica ha sido uno de los puntos centrales del encuentro en el que diferentes expertos han analizado las claves para integrar las Nuevas Tecnologías de la Información (NTI) según las necesidades de cada negocio. En este sentido, Sergi Pons, director de marketing de la Cámara de Comercio de Barcelona, señala que “las TIC no son un fin sino un medio, por lo que hemos de plantearnos una estrategia de virtualización desde una perspectiva global de negocio. Pero ante todo, hay que tener presente que Internet es una gran oportunidad para las PYMES, especialmente para aquellas que ya tienen modelos de negocio sólidos”.
Al hilo de estas palabras, Xavier Casajoana, consejero delegado de Tiscali en España, apuntaba que es en nuestro país en el que se espera un gran crecimiento del comercio electrónico dado que del 63,5 por ciento de las empresas que tienen acceso a Internet, sólo un 24 por ciento tienen presencia en la Red y apenas un 3 por ciento la utiliza sólo para la comercialización electrónica. Si bien para el responsable las cifras apuntan que más de un 50 por ciento de las empresas españolas tendrán presencia en la Red, también expone que no se espera que más de un 20 por ciento realice transacciones a través de la Red.
Por todo ello, Casajoana destaca la importancia de definir una estrategia válida para cada empresario en función de sus peculiaridades teniendo en cuenta que “las aplicaciones electrónicas integran operaciones y organizaciones, mejoran el servicio al cliente, ayudan a conocer mejor el mercado para competir en él, reduce los tiempos de fabricación y distribución, permite llegar a nuevos canales y segmentos, innovar el producto y reducir costes”, apunta el responsable quien añade que “la aportación de valor es lo único que cuenta en cualquier estrategia. Si Internet no aporta valor, no vale casi nada”.
Como caso práctico, CEPCO, la Confederación Española de Asociaciones de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción, que engloba más de 2.500 empresas, ha presentado su experiencia de “Internetización sectorial”. En ella, la creación de un portal vertical para el sector de la construcción español que incluye una base de datos con información de referencia para el sector con oferta de servicios de valor añadido en alianza con otras empresas optimizando procesos y reduciendo costes de gestión, ha sido un claro ejemplo de la utilización de Internet como herramienta para la optimización de sus negocios.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios