PYMES | Artículos | 01 FEB 2001

La PYME se mantine cautelosa en el segmento ASP

A pesar del auge que está viviendo el mercado ASP
Fernando Muñoz.
De acuerdo con el estudio hecho publico por IDC, el creciente número de pequeñas y medianas empresas europeas, hasta el momento unos 19,3 millones, están dirigiendo sus negocios de forma paulatina hacia Internet satisfaciendo las nuevas perspectivas de los consumidores.
En opinión de Peter Mazzi, analista de IDC, la PYME ha asumido la revolución de Internet de forma más rápida que cualquier otra tecnología anterior. Entre los factores que han contribuido a su adopción y han facilitado su avance en el ámbito de estas empresas se mantiene la caída del precio en el acceso a la Red en Europa. De hecho, actualmente, tres de cada cuatro compañías con menos de 500 empleados cuentan con acceso a Internet, mientras que casi el 40 por ciento han implementado su propia página Web.
No obstante, sólo un limitado número de PYME han desarrollado una estrategia de negocio electrónico integrada a lo largo de la cadena de valor añadido. La mayoría de las pequeñas compañías todavía conocen de forma parcial la potencialidad del comercio electrónico destinando limitados recursos al mismo, y sólo un 10 por ciento de todas ellas tienen capacidad de venta a través de su página Web. El gasto en proyectos de comercio electrónico es mayor en aquellos sectores donde la competencia es mayor.
La mayoría de las PYMES europeas se encuentran en fase de cautela en su paso por el negocio de comercio electrónico, señaló Mazzi. En su opinión, estas empresas han creado la infraestructura básica de Internet y están tomando precauciones, a la espera de que las aplicaciones de comercio electrónico sean más comúnmente usadas por el público y se desarrollen soluciones estandarizadas.
Los ASP, como canales que permiten el alquiler de tecnología, pueden facilitar que pequeñas compañías cuenten con la infraestructura necesaria para el desarrollo del comercio electrónico sin que ello suponga un excesivo gasto, lo que se produciría en caso de que tuvieran que hacer frente a la totalidad del paquete de software, señaló Mazzu. A pesar de ello, muchas de estas pequeñas empresas prefieren aplicaciones implementadas internamente debido a los problemas de seguridad o a la pérdida de control de la información. En este sentido, los ASP y sus partners necesitan aumentar la confianza de los empresarios europeos que, de momento, se muestran algo reacios a la adopción de esta nueva formula de negocio.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios