PYMES | Artículos | 21 JUN 2018

La nube, principal elección para el ERP de las empresas

Según un estudio dado a conocer recientemente por SoftDoIt, el 65,9% de las empresas cuenta con su ERP alojado en la nube. Asimismo, el 82% de las compañías encuestadas dispone de un sistema ERP frente al 18% que aún no ha implantado software de gestión empresarial alguno.
erp
Redacción DealerWorld

El ERP triunfa entre las empresas españolas. La mejor manera de gestionar una empresa, al menos para las que han participado en la primera edición del Estudio sobre el Uso de software ERP en España (2017), elaborado por SoftDoIt. De hecho, el 82% de las empresas que ha participado en dicho estudio —un total de 100— dispone de un ERP, mientras que sólo un 18% todavía no tiene implantado software de gestión empresarial alguno.

Y es que, pocas dudas quedan: el ERP es la herramienta fundamental para gestionar una empresa sea cual sea su tamaño. De hecho, puede resultar casi anecdótico que aquella cifra —el 18%— no use ningún software de gestión para controlar el negocio de su día a día.

Lo que va en consonancia con su tamaño, tal y como asegura Isabel Pomar, CEO de Datisa: “Se trata de empresas, ya sean muy pequeñas, de las que llamamos micropymes, cuyo nivel de negocio o facturación es relativamente pequeño, con procesos muy sencillos, contabilidades también muy sencillas, pocos clientes, pocos proveedores, etcétera, que no precisan de soluciones de gestión tan completas como puede ser un ERP. Quizá este tipo de organizaciones pueden funcionar con programas de gestión muy simples que también ofrece el mercado, incluso, algunos de forma gratuita”.

Con ese tamaño, claro está. Porque su crecimiento implica tener de controlar más de cerca el negocio, y ahí sí el ERP se convierte en una herramienta imprescindible. Obtener un volumen de facturación considerable, con un número de clientes y de proveedores más amplio y con obligaciones tributarias, ya implica apoyar su gestión en sistemas de planificación empresarial más avanzados. “Un ERP se convierte en estos casos —prosigue Isabel Pomar— en el “colaborador necesario” para una gestión eficiente”.

El ERP, un paso más hacia la transformación digital

18% de empresas. El vaso medio lleno, medio vacío según cómo se mire. ¿Una cifra alta o baja? Baja, si la comparamos con el 82% que ya usa un ERP; pero alta si lo observamos desde el punto de vista de la digitalización. Porque, en muchas ocasiones, se trata de empresas que ni siquiera cuentan con un sistema de gestión instalado, y para competir en un mercado cada vez más digitalizado es esencial contar con las herramientas adecuadas para seguir compitiendo en el mercado. “Las que no sean capaces de adaptarse al nuevo entorno digital, incluyendo el cambio de cultura o el aprovechamiento óptimo de la tecnología —incluidos los ERP— tendrán muy complicado salir adelante, en un mercado donde la competitividad prima por encima de cualquier cosa”, se sincera la CEO de Datisa.

El software estándar, cada vez más utilizado…

Sage, SAP, A3 Wolters Kluwer, Microsoft Navision o G2 Software son los principales proveedores con los que trabajan las empresas en España. Un dato que habla a las claras de la importancia del software estándar. Lo que es esencial, pues que se trata de una solución que se adapta a muchos tipos de empresa, con independencia del sector en que operen o de la actividad que desarrollen. Una solución, sin duda, más económica y fácil de implementar, y, por encima de todas las cosas, con un valor esencial: mejora los niveles de fiabilidad, pues su uso en diferentes organizaciones permite garantizar su eficiencia.

…Y el código libre, en caída libre

Otro de los datos que destacan del informe de SoftDoIt es la cada vez menor presencia del software libre o sin pago de licencia en las empresas. Tanto, que si el porcentaje de uso se situaba en el 30% en 2016, ahora se encuentra en el 16,2%. Y tres cuartas partes de lo mismo se puede decir de las soluciones de código abierto, que pasan del 21,9% al 7,6%.

“El software está en el centro de la gestión de las empresas y estas saben que para mantenerse competitivas necesitan contar con las mejores soluciones y con aquellas que les ofrezcan una mayor confianza”, considera João Sampaio, director de la Unidad de Negocio Internacional de PHC Software. No en vano, las empresas dan cada vez más valor al software que utilizan, y por eso están dispuestas a pagar por una solución que ofrezca garantías y ventajas competitivas. “Quien compra software de gestión realiza una inversión importante, porque sabe que es el motor de su empresa, no simplemente una solución de software. Las empresas no sólo contratan un servicio por la herramienta (software) que se ofrece, sino también por el know-how, la confianza que se  tiene en el fabricante y por la calidad del servicio de implementación y de asistencia que este ofrece”, apostilla dicho ejecutivo.

La nube baja en interés

Una de las sorpresas del estudio de SoftDoIt es la bajada de la importancia de las nubes entre las empresas. Si nos tenemos que atener a las cifras, se ha pasado del 64,4% de aceptación de la nube entre las empresas en 2016 al 60% en 2017. Es decir, cuatro puntos menos. Un dato sorprendente, sin duda, y más si nos atenemos a su creciente uso entre las empresas, especialmente si tenemos en cuenta los procesos de digitalización afrontados por muchas de ellas, la apuesta por la movilidad y todo lo que ella conlleva, etcétera.

Una cifra que crea controversia entre las empresas que han participado en este reportaje. Especialmente en el caso de Datisa, pues como explica su CEO: “Dato que sí me sorprende, porque ciertamente en nuestro caso está sucediendo todo lo contrario. Es decir, hemos incrementado las demandas de soluciones en la nube. Creo, además, que trabajar en la nube es una evolución natural del mercado, ya sea con la compra de licencias o con el modelo de pago por uso. Creo que la nube es la solución que ha permitido que muchas empresas  puedan acceder a tecnología innovadora, funcionalmente muy potente y con garantías de seguridad extremas. Por lo tanto, creo que el dato responde más bien a una situación coyuntural que a una realidad clara. En cualquier caso, como habrá que observar esa evolución para ver si es una tendencia”.

¿Y el Canal?

Como siempre, y sea cual sea su negocio, el Canal tiene mucho que decir. Más en el caso del software, un negocio que le proporciona un buen margen y unas posibilidades de negocio inmensas. De hecho, estamos hablando de un negocio que, gracias a los servicios, ofrece interesantes márgenes al Canal y unas posibilidades de desarrollo sólo al alcance de otros negocios.

Puede leer aquí el resto del reportaje.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios