PYMES | Artículos | 15 FEB 2001

Intersoft quiere llevar a la PYME a la "segunda revolución" tecnológica

Fernando Ujaldón.
Actualmente es prácticamente imposible no reconocer la importancia vital que tiene la tecnología para el desarrollo de cualquier economía. De la misma manera, sería absurdo negar la trascendencia del tejido empresarial básico que lo sustenta: las pequeñas y medianas empresas. Abarcando necesidades diferentes, asumiendo retos constantes y con la vista siempre puesta en el pulso de la realidad española, las PYMES deben innovar continuamente, asignando sus recursos de la mejor manera. Hoy, gran parte de la búsqueda de productividad, está relacionada con la tecnología, pero ésta no es un bien en sí misma, si no se transforma en una herramienta de cambio y utilidad.

Dealer World 15 ha entrevistado a Casimiro García, director general de Intersoft, con la intención de conocer algunas líneas de actuación de esta empresa que no deja de mirar a las PYMES para acercarle nuevos productos y formas de gestión. En un momento en que la informática ya ha madurado dentro del seno de las PYMES españolas, Intersoft cree que es hora de dar el salto hacia los desafíos que plantean las nuevas tecnologías.

De cara a las “micropymes”
Hablar de pequeñas y medianas empresas en España es un tema lo suficientemente amplio como para obtener opiniones contrapuestas, si antes no se conoce con precisión cuál es la idea de PYME que tiene el interlocutor. Casimiro García, director general de Intersoft, está de acuerdo con que el término de pequeñas y medianas empresas debería, de alguna manera, definirse para la realidad de la economía española. “En nuestro país, más que PYMES existen “micropymes”, ya que de un total de 2 millones de empresas, tenemos alrededor de un millón de autónomos. A este hecho se suma que las empresas de más de 50 trabajadores no alcanzan la cuota del 2 por ciento”.
Con este postulado puesto en claro de antemano, hablar de PYMES es diferente si se compara con la realidad el resto de los países europeos.
De la diversidad de actividades que conforman el tejido empresarial español, la definición de las necesidades es compleja, ya que deben tenerse en cuenta una serie de intereses muy heterogéneos. Los usuarios son múltiples y al momento de dirigirse a ellos es imprescindible conocerlos con profundidad para responder a sus requerimientos.

El desafío de las nuevas tecnologías
Intersoft considera que, con respecto al nivel tecnológico del resto de Europa, España no tiene mucho que envidiar a los demás países. “Las empresas españolas se han dado cuenta que la tecnología es una herramienta fundamental para trabajar y ya son casi inexistentes quienes no disponen de informática para su negocio, si bien hace unos años el nivel tecnológico era mucho más bajo. La gente ya posee una sensibilidad al respecto y se ha dado cuenta que la tecnología es actualmente imprescindible”, puntualiza García.
Esto no significa, por otra parte, que no quede nada por hacer. Existe un nuevo camino por recorrer en materia de tecnología. Y éste es, quizás, el pensamiento que impulsa a Intersoft al desarrollo de nuevos productos y a llevar a su negocio hacia los desafíos que implican las nuevas tecnologías. “Básicamente la informática, en lo que respecta al concepto de ordenador, es ya una tecnología madura que tardó en asimilarse. Pero hoy, el nivel de penetración de lo que puede denominarse como “nuevas tecnologías” es todavía lento, al menos dentro de las empresas que podemos considerar como PYMES o micropymes”. Según Casimiro García, el porqué de esta situación se explica, en gran parte, en que al momento de dirigirse a las empresas no se es claro en las utilidades de las nuevas tecnologías y en la forma en que éstas pueden ayudar a reducir costes y a mejorar el negocio. “España es un país de contactos. Aquí hay una gran tradición de trato personal y la gente compra por la confianza que se transmite. Por eso han tenido tanto éxito los teléfonos móviles, porque hablar personalmente es parte del carácter del español. Internet, por ejemplo, es una caso claro de una tecnología que abarata costes y mejora el rendimiento de las empresas. Se percibe como una tecnología alejada de las necesidades del día a día de la empresa. Y esto se debe a que no se explica adecuadamente, ni se hace ver de forma práctica la utilidad y forma en que puede implementarse a las necesidades de cada empresa”, agrega el director de Intersoft. En su opinión, es un error creer que la PYME española sea poco receptiva al cambio, sino más bien se trata de no haberle dado la posibilidad para descubrir servicios u oportunidades concretas, que permitan utilizar Internet como una herramienta de gran practicidad.

Una apuesta total por Internet y las soluciones móviles
“En España, el sector informático ya tiene madurez y hoy el desafío pasa por incorporar a las pequeñas y medianas empresas a Internet, un trabajo que podríamos considerar como la segunda revolución. Al ser una tecnología que incrementa el rendimiento, tarde o temprano se acabará imponiendo, como opción o porque la competencia ya lo haya incorporado”, expone Casimiro García.
Intersoft ha hecho una apuesta clara por Internet y esto se evidencia en su portal B2B Serempresa.com, que distribuye gratuitamente software de gestión para las PYMES.
Esta acción se realiza con el objetivo de fidelizar y crear una comunidad de pequeñas y medianas empresas, a través de una herramienta práctica de gestión. Intersoft, en un primer paso, ofrece de forma gratuita un CD con aplicaciones básicas de software de contabilidad, facturación y nóminas adaptadas al Euro, que posteriormente puedan ser actualizadas, también sin ningún tipo de coste, directamente desde Internet. Durante el primer mes el portal logró concentrar la atención de 10.000 usuarios que registraron los programas y la compañía espera que la cifra se eleve a 30.000 a finales de año.
Intersoft tiene como filosofía ser una empresa innovadora por naturaleza y, en los últimos años, esto le ha llevado a tener crecimientos por encima del 50 por ciento anual. En materia de informática móvil continúa desarrollando nuevos productos para uso off-line, como soluciones de comunicaciones vía radio para utilizar en la distribución de productos alimenticios en tareas como preventa o autoventa. En los próximos meses, además, Intersoft lanzará al mercado nuevos productos para la hostelería y para sectores profesionales específicos como abogados y médicos. “Nuestra forma de trabajo es coger una solución tecnológica y aplicarla a una necesidad concreta, ya que queremos dar a la PYME herramientas que le sirvan. Lo más importante no es trabajar con la última tecnología, sino tener la visión de dar soluciones prácticas ajustadas a determinados elementos de mercado que lo requieran”, nos cuenta García.

Romper con las limitaciones
Al momento de destacar cuáles son las barreras, que actualmente impiden un crecimiento sostenido en materia de incorporación tecnológica, el director de Intersoft no duda en señalar que la principal limitación es el desconocimiento de las potencialidades de las nuevas herramientas.
En este sentido, Casimiro García vuelve a citar

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios