PYMES | Artículos | 01 SEP 1997

El periférico multifuncional apunta hacia la PYME y el profesional independiente

Con un nivel adecuado en la relación calidad/precio/prestaciones

Hace ya un par de años comenzaron a aparecer en el mercado español productos que rompían con el concepto de periferia tradicional. Conocidos como periféricos multifuncionales, se destacan porque ponen a disposición del usuario, y en un único soporte físico, más de una función de las que habitualmente se utilizan en cualquier oficina. Sin embargo, el concepto va más allá, pues la verdadera revolución de los equipos multifuncionales se basa en su capacidad para integrar tecnologías avanzadas, lo que los lleva a erigirse en una nueva categoría de producto de periferia para el entorno ofimático.

No cabe duda de que el sector al que se dirigen este tipo de equipos es el de la pequeña y mediana empresa (PYME) y el profesional independiente, ya que responden a las necesidades de este perfil de compañía en cuanto a elementos de oficina que permitan imprimir, copiar, escanear y compartir información de forma sencilla, integrado todo ello en un solo sistema y con un nivel adecuado en cuanto a la relación calidad/precio/prestaciones. En este sentido, cabe destacar que habitualmente la pequeña oficina no dispone de los recursos, medios ni presupuesto necesario para adquirir por separado todos estos elementos imprescindibles, por lo que el multifunción pasará a convertirse, según todas las estimaciones, en referencia indispensable en los próximos años.

Además, y teniendo en cuenta los datos de SEDISI (Asociación Española de Empresas de Tecnologías de la Información), la inversión en equipamiento informático en España ascendió en 1995 a 1,1 billones de pesetas, y en 1996 dicha cifra se incrementó algo más del diez por ciento. Sin embargo, aunque los datos pueden parecer prometedores, para que nuestro país alcance el mismo nivel que otros países europeos, se deberían invertir alrededor de 400.000 millones de pesetas más al año en tecnologías de la información.

De hecho, las previsiones de uno de los fabricantes involucrados en este negocio como es HP, indican que para el año 2000 uno de cada cinco periféricos será un equipo multifuncional. Esta misma fuente prevé que dichas máquinas experimentarán un crecimiento en torno al 75 por ciento anual hasta finales de siglo, con lo que su volumen de ventas se incrementará hasta alcanzar los 10.000 millones de dólares.

En concreto, si tomamos como mercado potencial al que se dirigen los equipos multifuncionales las empresas de menos de diez empleados, un 93 por ciento de las europeas responde a esta definición, y de ellas un alto porcentaje lo forman compañías de una o dos personas, según HP. En su totalidad, en Europa existen 11,5 millones de pequeñas empresas de menos de cinco trabajadores, y 4,6 millones de pequeños negocios con un número entre 5 y 19, frente a las 620.000 cuyo tamaño se encuentre entre los 20 y los 99 trabajadores.

Por lo que se refiere a los profesionales que trabajan desde su hogar, la cifra se establece en 16 millones en el viejo continente.

Un mercado complejo

Como poco menos que paradójico puede definirse lo que ocurre en el segmento de los funcionales ya que, si el equipo en sí ha sido diseñado para simplificar el trabajo al usuario, de forma que no tenga que preocuparse por la conexión de múltiples máquinas y pueda disponer de todas las posibilidades en un único elemento, la realidad es que existe una gran confusión en todo lo que rodea este mundo. Ello se debe a que las opciones en cuanto a combinación de funciones son muchas, y cada fabricante, dependiendo de su sector de origen, es decir, informática u ofimática, ha tomado uno u otro camino.

Por otra parte, bajo el nombre multifuncional se engloban máquinas de coste y capacidad muy diversa, pues se incluyen tanto equipos para copiado e impresión intensivos y cuyo precio supera los varios millones de pesetas, hasta otros de capacidad más reducida pero con un coste mucho más asequible.

Aparte de ello, la polémica surge también a la hora de dirimir qué canal resulta más adecuado para comercializar estos equipos. Algunos fabricantes, cuyo negocio tradicional ha sido siempre el de las copiadoras y faxes, señalan hacia el canal ofimático como el adecuado para el despegue definitivo de los periféricos multifuncionales. Otros, provenientes del segmento informático, defienden éste para su comercialización. Sea cuál sea, de lo que no cabe duda es que tanto unos como otros agentes deberán formarse para aprender a vender este nuevo concepto y poder ofrecer argumentos válidos que hagan ver al mercado el ahorro en costes y tiempo que están ya disponibles.

Para todo tipo de necesidades

Como se comentaba anteriormente, la oferta disponible en cuanto a periféricos que puedan ser englobados bajo el paraguas común de la multifuncionalidad es tan diversa como compleja.

A continuación se detallan algunas de ellas, de distintos fabricantes. En primer lugar, cabe señalar los productos de Canon. Su gama la conforman tres periféricos completos, el Multipass 10, el Multipass C30 y el GP 215.

El primero de ellos y más reciente en su presentación, el Multipass 10, incorpora bajo un único alojamiento las funciones de impresora, fax, PC/fax, escáner, contestador automático y, de forma opcional, teléfono. Como fax trabaja con papel normal, y gracias a la utilidad PC/fax se puede controlar desde la pantalla y la memoria del PC todos los documentos recibidos o por enviar. Asimismo, gracias al software Administrador de Escritorio Multipass para Windows puede reenviar la documentación recibida, imprimirla o guardarla.

Como impresora, el Multipass 10 responde a la tecnología de inyección de burbuja de tinta, y alcanza una velocidad de dos páginas por minuto (ppm). Por último, como escáner se basa en el protocolo estándar Twain.

En cuanto al segundo de los modelos, el Multipass C30, incorpora las mismas características que el anterior, excepto porque la impresora de inyección es color y carece de contestador automático. Con un peso de tan sólo 7,8 kilogramos, el Multipass C30 trabaja también con papel normal y posee capacidad para enviar y recibir 42 páginas, ampliable hasta 138, y la velocidad de transmisión alcanza los seis segundos por página. En caso de corte de la corriente eléctrica, la documentación se guardará en memoria durante una hora. Como impresora, este producto de Canon ofrece una resolución color de 720 x 360 puntos por pulgada (ppp); en monocromo alcanza las 4 ppm. Otras capacidades son el escaneo en blanco y negro a seis segundos por página A4, y hasta 99 copias de forma directa o desde la memoria, con resolución de 360 x 360 ppp.

Por último, el modelo de más altas prestaciones de Canon para el área multifuncional es la copiadora digital GP 215. Con posibilidad para trabajar como fax, impresora y escáner, la GP 215 incorpora una memoria de hasta 10 MB para la función de fax (equivalente a 600 páginas), con una velocidad de transmisión de seis segundos por página, y posibilidad para recibir y emitir por ambas caras. En cuanto a la función de impresión, imprime desde formato A5 a A3, por las dos caras y grapando los documentos. Por lo que se refiere al apartado de escaneo, puede escanear fotografías, dibujos, logotipos, etc., y mediante una tarjeta SCSI producir imágenes directamente desde ella sin necesidad de moverse del PC.

Como copiadora, la GP 215 alcanza una resolución de 600 ppp, que puede aumentarse hasta 1.200 ppp. Su velocidad es de 21 copias por minuto en A4 y 12 en A3. Este equipo incluye también un proyector de películas, una tarjeta para la creación de imágenes y un editor para manipular las imágenes para los trabajos de diseño. Por último, para optimizar aún más sus posibilidades, cuenta con control multitrabajo para utilizar simultáneamente las distintas funciones.

Para Gestetner, la oferta en periféricos multifuncionales tiene también tres nombres, que se adaptan cada uno

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios