PYMES | Artículos | 15 MAY 2001

Acer prosigue su estrategia de soluciones para las PYMES

Encarna González.
La creciente necesidad de material informático en las pequeñas y medianas empresas hace de este sector una importante cuota de mercado a tener en cuenta. Conscientes de la existencia de esta demanda, la filial española del Grupo Acer lleva a cabo una estrategia centrada en las PYMES con una amplia oferta de productos que van desde el PC multimedia, hasta portátiles, periféricos y componentes para la Red, entre otros. Dealer World 15 ha hablado con William Bengioar, director general de Acer para España y Francia, sobre las soluciones que esta empresa ofrece a las PYMES y de su estrategia a seguir para llegar hasta ellas.

Los constantes avances tecnológicos hacen de la condición de renovar el equipamiento informático un requisito indispensable para todas las empresas, especialmente para las pequeñas y medianas que actualmente representan el 95 por ciento del tejido empresarial español, y cuya adaptación a las nuevas tecnologías pasa por una concienciación de sus propias exigencias. Con el objetivo de cubrir estas necesidades, el Grupo Acer ya presentó a finales del mes de enero las cuatro unidades de negocio en las que se reestructuraba la compañía y cuyo propósito no era otro que el de simplificar el organigrama de la empresa para adaptarla a los cambios que se están dando en el mercado de fabricación de componentes ante la aparición de los servicios digitales y las nuevas tecnologías de la comunicación. Quedaban así establecidas las divisiones de DMS (Design & Manufacturing Services), para la fabricación de componentes de cara al mercado OEM; ABO (Acer Brand Operation), centrada en los productos, servicios y soluciones de la propia marca; HIB (Holding & Investment Business), una compañía virtual para invertir en otros negocios; y ACM (Acer Communications & Multimedia), para productos multimedia y de comunicación.
No obstante, la estrategia de la empresa en nuestro país ha mantenido su apuesta, orientando su oferta hacia el sector de las PYMES. En este sentido, y como muchos otros fabricantes, el reto de Acer consiste en proporcionar aquellas soluciones ajustadas a las necesidades de la PYME, con buenos precios, con un nivel de calidad garantizado y aportando servicios de soporte, algo común en muchas empresas. Sin embargo, William Bengioar apunta que, a la hora de dirigirse a una PYME española, hay que tener en cuenta determinados aspectos, ya que el concepto de que estas empresas en nuestro país están a menudo muy enfocadas a un negocio particular, difiere del que se puede tener en otros países. “A pesar de que el bajo nivel de conocimientos informáticos es similar al de otros países de Europa como Inglaterra, Alemania o Francia, la gran diferencia entre las PYMES españolas y las europeas radica en el nivel de equipamiento, especialmente en lo que a nivel de conexión a la Red se refiere”.
Si bien es cierto que España está sensiblemente más retrasada que el resto de países de la comunidad en sistemas de conexión a Internet, no cabe duda que, en general, el nivel tecnológico de la PYME española es aún bajo en comparación con otros países de Europa. Por esta razón, las pequeñas y medianas empresas aún tienen un largo camino por recorrer, sobre todo en lo que a formación e información sobre el uso de estas tecnologías se refiere. Tal y como explica Bengioar, “nos encontramos con el gran obstáculo de que aún hay una parte bastante reacia al cambio tecnológico, lo que desemboca en una falta de inversión global determinada, en muchos casos, por el escaso poder de adquisición de las empresas más que a una voluntad de comprar lo que realmente se ajusta a sus requerimientos”.
Por suerte, la tendencia de este nivel de concienciación de las PYMES sobre sus necesidades va en constante aumento y, como señala el directivo, esta evolución continuará. “Las PYMES van a invertir más en un futuro en equipamiento informático, ya que la gran mayoría aún debe hacer su conversión al euro y, por ello, las PYMES españolas van a experimentar un mayor crecimiento, puesto que otros países ya disponen de la tecnología necesaria y sólo les hará falta incorporar un software de contabilidad en euros. El empresario español, en cambio, necesitará comprar un software de contabilidad que, al requerir la última tecnología, le llevará a comprar una herramienta de hardware con un nivel más alto del que poseía hasta el momento”.
Asimismo, en esta tendencia al crecimiento de este sector del mercado, también hay que tener en cuenta que muchas empresas que hoy en día se están instalando en nuestro país, tienen su fundamento en la tecnología, diferenciándose de las estructuras tradicionales de la empresa.
Frente a esto, otro de los inconvenientes a tener en cuenta es el hecho de que el mercado español es muy sensible al precio, buscando siempre el precio más económico, lo que en ocasiones se convierte en una barrera más en el camino hacia la adquisición de componentes. Como explica William Bengioar, “la mayoría de las PYMES españolas comenzaron adquiriendo equipos con la marca local o clónicos que, a la hora de ampliar, resultaba más que complicado, porque la tienda ya no existía. Por ello, es importante el refuerzo de la marca”. Para el directivo, a día de hoy “no existe el rigor que requiere una herramienta de trabajo que realmente permita a la empresa obtener un beneficio. La consideración de la herramienta informática como algo que sólo se necesita para hacer pedidos o facturas no es la más adecuada, lo que hasta el momento ha impedido un crecimiento aún mayor de estos componentes”.

La oferta de Acer
Por todo esto, el papel que desempeña Acer para satisfacer toda esta demanda resulta fundamental así como la estrategia llevada a cabo por la compañía para llegar a su cliente final, la PYME. Para William Bengioar “la PYME necesita que se comprendan sus necesidades y quién mejor que el canal de distribución para acercarse a ellas”. Gracias a esta estrategia basada en el canal, la cuota de mercado de PC de Acer en el tercer trimestre de 2000 ya era del 4,2 por ciento, a pesar de que los portátiles siguen constituyendo otro de los puntos fuertes de la compañía, ya que sólo en el pasado año se vendieron más de 40.000 unidades en nuestro país, lo que supone un crecimiento en las ventas de un 44 por ciento. Asimismo, la filial española ostenta una amplia gama de productos como escáneres, monitores, impresoras... es decir, toda clase de periféricos en torno al PC sin olvidar la serie de unidades de conexión a la Red que fueron los que experimentaron un crecimiento más alto con un 45 por ciento, elementos cada vez más imprescindibles en el área de trabajo.
Sin embargo, las PYMES también tienen sus limitaciones a la hora de plantearse la adquisición de equipamiento informático. Como señala el directivo de Acer, “en primer lugar, son limitaciones de tipo económico aunque, detrás de esto también se encuentran las dudas que los empresarios, o dueños de la PYME, se plantean, y tratan de convencerse a sí mismos de la necesidad de este tipo de inversión para afrontar el futuro con más tranquilidad y considerar las TIC como un elemento que le va a ayudar a aumentar su productividad”.

El canal de distribución

TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios