PUBLIRREPORTAJE | Noticias | 24 MAR 2015

HP trabaja para transformar la educación

HP se ha propuesto transformar el mercado de la educación y ya no sólo a base de tecnología. Así lo explica Matías Matías, responsable del área de educación a nivel mundial de HP, quien recuerda que España tiene que afrontar el desafío de transformar el proceso de educación para que los jóvenes se puedan incorporar al mercado laboral. Y en esta transformación cuenta con el apoyo de HP.
HP Educacion
De izquierda a derecha, Carlos Alonso, director de desarrollo de negocio de educación de HP España y Portugal, y Matías Matías, responsable del área de educación a nivel mundial de HP

Una de las grandes oportunidades para el canal de distribución es el mercado de educación, más en un momento donde la tecnología está transformando la forma en la que vivimos, nos relacionamos y también educamos. Así lo considera Matías Matías, responsable del área de educación a nivel mundial de HP, quien explica que el mundo de la educación se está transformando. En este sentido, el directivo de HP cree que “España afronta un reto muy importante a la hora de preparar a los jóvenes de hoy en día para entrar en el mercado laboral”. Algo falla “cuando la mitad de los jóvenes españoles no tiene empleo” y llama a afrontar “el desafío de transformar el proceso de educación para que estos se puedan incorporar al mercado laboral produciendo”.

El directivo de HP recuerda que “si España quiere mejorar su posición tanto en Europa como en el mercado global” tiene que apostar por el desarrollo del “talento humano”. Éste es “el motor para la creación de conocimiento”, explica Matías Matías, quien continúa asegurando que “una inversión en la parte académica va a tener impactos directos en la parte social y económica del país”.

Carlos Alonso, director de desarrollo de negocio de educación de HP España y Portugal, recuerda que llevar la tecnología a las aulas españolas no es tarea sencilla. “España tiene  17 comunidades autónomas con las competencias de educación transferidas, existen más de 23.000 centros educativos,  más de nueve millones de estudiantes, cifra que asciende a unos 11 millones si contamos con los universitarios, y cerca de 100 universidades o escuelas de negocio”. Estos datos hacen que en el caso de España “sea necesario tener competitividad interna para fomentar el crecimiento. Nuestro objetivo es garantizar que dispongan de las herramientas adecuadas para que el proceso de transformación” llegue a buen puerto.

 

Aproximación correcta

En los últimos años han sido muchos los fabricantes que han apostado por el mercado de educación sin lograr los resultados deseados. En este sentido, Matías Matías considera que la visión de los fabricantes de tecnología se ha basado en “conocer qué dispositivo tengo y de qué manera se puede utilizar en el área de educación”, un concepto que, aunque correcto, no ofrece los resultados que se busca. “En HP tenemos otra visión completamente diferente. Lo más importante es conocer qué se quiere hacer, cuales son los objetivos que se quieren cumplir, cuáles son los desafíos y, en base a esto, seleccionar cuál es el componente o la plataforma correcta para afrontarlos”.  El error es, en opinión de Matías Matías, pensar que “el tablet” es el dispositivo adecuado para el mercado de educación. “Este dispositivo sirve para unas cosas pero no para otras. Lo que hay que hacer es proveer de las herramientas adecuadas en función de las necesidades y, muchas veces, ésta es una combinación de varias”.

 

Implicación de todos los agentes

Carlos Alonso destaca que llevar la tecnología a la educación requiere la implicación de las instituciones. “Un centro educativo está preocupado por conseguir tanto unos objetivos institucionales, como el funcionamiento del colegio o el fracaso escolar, como unos objetivos pedagógicos. HP, cuando establece una relación con una institución, trata de conocer cuáles son estos y, a partir de ahí, establece una relación de trabajo para lograr las metas en los dos ámbitos”.

Y es que, y tal y como apunta Matías Matías, “la inversión que estamos realizando va más allá de proveer tecnología. Nuestra intención es ayudar a países, escuelas, universidades y profesores a desarrollar el profesional de mañana. Estamos fomentando el desarrollo del talento humano en cada país para que sean más competitivos”.

Carlos Alonso recuerda que “los estudiantes de hoy son los profesionales de mañana”  y reconoce que “cuando un centro público está compitiendo con un centro privado necesita diferenciarse” algo que también ocurre en la Universidad. Para lograr el éxito “la tecnología es fundamental”.

Precisamente, HP trata de ayudar a incrementar el currículo académico y, para ello, va a presentar un servicio “en el que  vamos a permitir que nuestros clientes puedan empezar a invertir conociendo  los resultados académicos, sociales y económicos  que se van a obtener de dicha inversión”.

 

Ecuador camina hacia la competitividad

Uno de los proyectos en los que está trabajando HP tiene a Ecuador, y a la transformación de su proceso educativo, como eje.  Denominado National Education Technology Assesment, “hemos realizado un análisis de la situación actual de la educación, identificando cuáles son los objetivos del país tanto académicos, como sociales y económicos;  qué métricas son las que tiene a todos los niveles (desde el presidente de la República, hasta el estudiante o sus padres); y dónde quieren llegar. Para ello, hemos realizado entrevistas a estudiantes, padres, profesores, directores, líderes de las regiones,  y del ministerio, para identificar qué es lo importante. A través de este análisis preparamos un informe en el que realizamos una serie de recomendaciones en las que explicamos de qué forma y dónde se tiene que invertir. En estas recomendaciones no sólo abarcamos la parte tecnológica, sino que también identificamos problemas en infraestructura o en el desarrollo del talento humano, tanto del estudiante como del profesorado. Realizamos un análisis en profundidad”, explica Matías Matías, que puntualiza que “todo el proceso de adopción de tecnología para el cambio de la educación se tiene que basar en la transformación del comportamiento de todas las personas implicadas”.  

El caso de Ecuador es una muestra de la estrategia que está llevando a cabo HP en el mercado de educación, donde busca hacer realidad un derecho de todos los ciudadanos “garantizar el acceso. Los dispositivos por si solos no son la solución. Con nuestra estrategia de transformación buscamos resultados relevantes. Queremos identificar los objetivos y seleccionar los componentes de acceso y de enseñanza para cumplirlos. HP está diseñando productos cien por cien para este segmento vertical”.

 

Oportunidad para el canal

En todo esto, ¿dónde entra el canal de distribución? Tanto Matías Matías como Carlos Alonso coinciden en que éste es una pieza fundamental. “Nuestra estrategia permite que los canales personalicen su solución y consigan incrementar sus negocios al poder incluir todos aquellos componentes necesarios que demande su cliente”, afirma Matías Matías. “HP ofrece las plataformas desarrolladas íntegramente para el sector de educación, pero el canal tiene la flexibilidad de personalizarlas y de integrar sus componentes”.

Matías Matías recuerda que uno de los puntos fuertes de HP es “la relación que tenemos con nuestros socios de negocio”, esto “nos diferencia y nos permite apoyar a aquellos partners que demanden una especialización adicional en educación”.

En España, el proceso ya ha comenzado. De hecho, HP ha realizado una preselección para conocer qué canales están interesados “en ayudar a transformar España a través de un proceso de desarrollo humano”.

Además, en este “nuevo canal” hay cabida para todo tipo de canales. “Lo que no queremos es un canal oportunista” puntualiza Carlos Alonso. En este sentido, el directivo recuerda que “las necesidades de los clientes de educación son muy específicas y a largo plazo, independientemente de si se habla de un proyecto uno por uno (proveer dispositivos a los alumnos) o de una infraestructura del centro”. Es decir, “un cliente de educación necesita un canal de educación especifico, que entienda el ecosistema”. Carlos Alonso reconoce que esto implica “un esfuerzo muy importante por parte del canal”, aunque los beneficios también son importantes. “Si la pregunta es si el canal tradicional es capaz de llegar a los clientes de educación, la respuesta es sí, aunque tienen que estar dispuestos a hacer ese esfuerzo”.

En estos momentos, HP está centrando su estrategia de canal en dos áreas. “Por un lado, trabajar para que  nuestros distribuidores tradicionales, con los que más cómodos nos sentimos y que mejor conocen nuestras soluciones, sean capaces de llegar a esos clientes y, por el otro, incorporar a aquellas figuras que ya saben cómo funciona este segmento, como pueden ser las que se orientan al mercado audiovisual”.

Asimismo, HP también está segmentando “todas las oportunidades del mercado a nivel nacional, dándole cobertura geográfica, especializando al canal de distribución para que sepa cómo afrontar esos desafíos  y que esté cerca del cliente, ya que un colegio necesita que un distribuidor esté cerca”, afirma Carlos Alonso, mientras que Matías Matías, “si tenemos un canal que comprenda los desafíos, las necesidades y los objetivos de sus clientes, tendremos una red que abordará el mercado de la manera correcta”.

 

Las nuevas soluciones de HP para el sector educativo

Englobadas dentro del programa  NETA (National Education Technology Assessment), las nuevas soluciones incluyen el desarrollo de las mejores prácticas educativas y culturales, con tecnología de evaluación incluida para verificar el aprendizaje.

 

Ediciones especiales de portátiles y tablets

Los equipos seleccionados, que llegarán a España a finales de enero, son robustos y resistentes para soportar el uso académico diario y disponen de una batería que puede durar todo el día, así como sistemas Windows y Android, o conexión WLAN y WWAN opcional.

Los tablets HP Pro Tablet 10 EE y HP Pro Slate 10 EE están diseñados para sobrevivir al día a día de los colegios, y para ello cuentan con la calificación IP52 en cuanto a resistencia al polvo, a la humedad y a las caídas se refiere. Ambos tablets tienen pantalla táctil HD  anti-reflejo de 10 pulgadas (25,4 cm) en diagonal, y vienen acompañados de una familia de accesorios opcionales de aprendizaje, como un bolígrafo incorporado y una  base de teclado que cumple con los requisitos de evaluación estudiantil.

El portátil HP ProBook 11 Education Edition está diseñado con materiales de caucho industrial, y es que este equipo está construido para durar y funcionar donde el aprendizaje tiene lugar. Cuenta además con una gran cantidad de herramientas de enseñanza y complementarias, denominadas HP School Pack.

Por su parte, HP Stream 11 Pro for Education, disponible ya en España desde 229 euros, es  uno de los primeros dispositivos cloud de HP. Este modelo, junto con los dispositivos HP Chromebook 11 y 14 están diseñados para aprovechar las ventajas de la nube.

Tablets y portátiles anunciados están precargados con herramientas de enseñanza y complementarias denominadas HP School Pack, que incluyen el HP Classroom Manager Student Edition, que permite a los profesores tomar el control de la clase, gestionar los PC, y comunicarse a la perfección con los estudiantes, y también un año de Absolute Data Protection Basic para proteger los dispositivos y datos del estudiante, yel Diccionario Oxford Advanced Learners, y OverDrive, que incluye una biblioteca de libros electrónicos y audiolibros bajo la dirección de HP y PASCO SPARKVue. Este paquete no está instalado en el modelo HP Pro Tablet 10 EE de momento, pero vendrá a partir de este mes.

 

Cursos online para responsables de educación y profesores

HP también ha anunciado un nuevo curso online global para responsables de educación y profesores. HP PISA (Program for International Student Assessment) es una herramienta para enseñar y aprender que proporciona la historia, uso e interpretación los estándares de evaluación internacional líder. Además, los mini-cursos PISA Matemáticas, PISA Ciencia y PISA Lectura ofrecen a los profesores de todo el mundo la oportunidad de maximizar su entendimiento de los estándares PISA e integrar la tecnología dentro de sus clases de la forma más eficaz posible. HP también ofrece cursos personalizados para instituciones nacionales y provinciales que ofrecen lo último en flexibilidad para cursos programados, de autoaprendizaje y dedicados.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios