Productos | Noticias | 20 JUN 2000

Windows ME ya está en manos de los OEM

Pese a que los primeros PC que tengan precargado el nuevo sistema operativo de Microsoft para usuario doméstico aparecerán este mismo verano, habrá que esperar hasta el próximo 14 de septiembre para que Windows ME esté a la venta al público en general.
Arantxa Herranz
Microsoft ha terminado ya el desarrollo de la nueva versión de su sistema operativo para el usuario doméstico, Windows Millenium Edition, también conocido como Windows ME, después de nueve meses en los que ha estado probando la versión beta. De momento, el nuevo sistema operativo está ya en manos de los fabricantes de PC. De hecho, es posible que alguno lo preinstale ya en los equipos que vayan a ser vendidos durante la época estival. Sin embargo, la versión empaquetada, cuyo precio se situará en los 209 dólares (unas 36.000 pesetas), no estará lista en las tiendas hasta el próximo 14 de septiembre. Para aquellos que se actualicen de Windows 95 ó 98, Windows ME estará disponible por cien dólares menos.
Microsoft no anunciaba un sistema operativo para usuario doméstico desde la segunda edición de Windows 98. Windows ME promete mayores capacidades multimedia, así como herramientas de conectividad doméstica y una tecnología que proteja el PC en el que esté instalado. A pesar de que en un principio se quería construir Windows ME bajo el kernel de NT, más estable y empleado también en Windows 2000, Microsoft ha decidido, finalmente, seguir empleando como base DOS, al igual que en Windows 95. Sin embargo, y dadas sus mayores prestaciones, Windows ME eleva los requisitos del sistema en el que se quiera instalar la nueva versión del sistema operativo, especialmente si se quiere sacar partido de las aplicaciones multimedia. Así, los requisitos mínimos del PC han de ser un procesador a 150 MHz, 32 MB de memoria y 295 MB de espacio en el disco duro. Si el usuario quiere emplear la aplicación Windows Media Player, necesitará un procesador a 166 MHz, 64 MB de memoria y 4 MB por cada canción que quiera almacenar. Por su parte, Windows Movie Maker requiere un procesador a 300 MHz (a 400 si se emplea una cámara digital) y se necesitarán dispositivos hardware de conectividad doméstica si se quiere sacar partido de estas prestaciones incluidas en la nueva generación del sistema operativo.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios