Productos | Noticias | 02 DIC 2005

Una impresora para la televisión

Los fabricantes japoneses de impresoras Seiko Epson y Canon esperan que, con el incremento de la popularidad de la televisión digital a la carta y la proliferación de las redes domésticas, las impresoras encuentren una nueva ubicación en los hogares: el cuarto de ver la televisión.
Arantxa Herranz
Estas dos compañías están desarrollando impresoras que pueden conectarse a los sintonizadores de televisión digital. Dichas máquinas podrán trabajar con los servicios de programas a la carta, de tal manera que los usuarios puedan imprimir, por ejemplo, la programación o los billetes de avión que puedan comprar a través de la televisión.

“La impresión de la televisión digital es algo de lo que, probablemente, oirás hablar mucho en breve”, predice Seiichi Hirano, CEO de la división de productos de imagen de Epson. “La gente quiere tener información en cualquier parte y creemos que la televisión digital es una excelente forma de lograr esto”.

Sin embargo, la falta de estándares vuelve a ser un problema en este terreno. Así, por ejemplo, el pasado año ya se lanzó en Japón un servicio de televisión digital, pero no había un estándar para conectar la televisión y las impresoras, por lo que la única impresora que, hasta la fecha, posee Epson con estas características puede utilizarse sólo con algunos modelos de televisión de Panasonic. Eso sí, los usuarios que tengan ambos equipos pueden imprimir noticias, puzzles y otros datos.

Se espera, no obstante, que en breve se anuncie una revisión de la especificación DLNA (Digital Living Network Alliance) para poder unir diferentes dispositivos, incluyendo impresoras. Esto podría conllevar la compatibilidad entre las televisiones y las impresoras de diferentes marcas. Sólo quedaría el soporte de los proveedores de servicios, algo para lo que Epson ya se encuentra en conversaciones.

Tanto Epson como Canon aseguran que la adopción de este tipo de servicios por parte de los consumidores domésticos les conllevaría más ventas, tanto de impresoras como de cartuchos. Es más, Hirano entiende que las “oportunidades para la impresión desde la televisión digital son ilimitadas”. Por su parte, Canon calcula que, para el año 2011, se habrán vendido cerca de 5 millones de impresoras para su conexión a la televisión.

Este mismo fabricante cree que la primera impresora para la televisión digital podría empezar a ser popular en el mercado japonés a finales del próximo año y su precio rondaría los 50.000 yenes (unos 355 euros). La venta más allá del país del sol naciente dependerá de la disponibilidad y popularidad de los servicios de televisión digital.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios