Productos | Noticias | 24 ABR 2012

Seis detalles que amarás de Windows 8…y otros seis que no tanto

Cuando algo nuevo llega al mercado, aparecen defensores y detractores, es ley de vida. En el caso de Windows 8 hay algunas cosas que amarás y otras que te sacarán de tus casillas. ¿Quieres conocerlas?
Dealer World

¿Quieres conocer los detalles que te harán amar u odiar Windows 8? Te ofrecemos una lista de las seis mejores características y las seis peores.

Razones por las que amarás Windows 8

1.-
La interfaz Metro en pantallas táctiles. La nueva interfaz es rápida, fluida y atractiva, además de muy fácil de usar. De hecho, para algunos, Metro hace que iOS parezca una recopilación antigua de iconos y Android una colección de widgets.

2.- Internet Explorer 10. La propuesta de Microsoft es más acorde con los estándares de lo que lo han sido cualquiera de las versiones anteriores, además de un amplísimo soporte a HTML 5 y una velocidad superior.

3.- Sincronización. Puedes registrarte en otra máquina y muchas herramientas y contenidos (tus aplicaciones Metro, ajustes, preferencias de escritorio, barra de tareas, marcadores del navegador…) estarán disponibles para ti gracias a la red.

4. Restaurar. Puedes volver a dejar tu PC “como nuevo” en minutos sin necesidad de reinstalar nada. De hecho, si eres el “técnico” de tus amigos y familiares, esta posibilidad te da la vida.

5.- Arranque más rápido. El sistema híbrido de reduce, significativamente, el tiempo necesario para poner en marcha el ordenador.

Windows 86.- Conectividad. Windows 8 permite conectar más rápido, integra mejor las redes móviles e inalámbricas, además de permitir rastrear el uso de éstas. Incorpora un modo de vuelo muy útil en los aviones.

…y otros 6 que no tanto

A los puntos fuertes de la revisión de este sistema operativo se unen algunos aspectos mejorables. Eso sí, no olvidemos que se trata de una versión beta y que es posible que puedan ser remediados en la versión definitiva.

1.- Iconos de aplicaciones en la pantalla de inicio. Microsoft necesita “limpiar” un tanto el método usado para incorporar enlaces a las aplicaciones en la pantalla de inicio.

2.- Mal funcionamiento con monitores múltiples. Cuando cambias al segundo monitor, la interfaz Metro personalizada desaparece, dando paso a una versión más estándar, lo que no permite explotarla en todo su potencial. La solución no parece complicada, aplicar los mismos cambios en una y otra interfaz.

3.- Aplicaciones Metro. A priori, las aplicaciones “estilo Metro” deben ser muy interesantes, pero la mayoría de las aplicaciones disponibles para la Consumer Preview no lo son.

4.- Desplazamiento horizontal. En su mayor parte, las aplicaciones están organizadas de izquierda a derecha, dejando espacios en blando entre medias, lo que es incómodo si nos movemos en un PC tradicional.

5.- Imposible evitar Metro. Si utilizas un ordenador, tú puedes cambiar a un entorno de escritorio tradicional, con iconos, y quedarte en él. Sin embargo, Windows 8 te impone arrancar con Metro y volver a esta interfaz con mucha frecuencia.

6.- Aplicaciones “estilo Metro” a pantalla completa. En ocasiones, necesitas abrir dos aplicaciones de forma simultánea en tu pantalla, y Metro abre las aplicaciones a pantalla completa por defecto. Cierto es que es posible cambiar esto, pero no todas las aplicaciones lo permiten.

 

También le puede interesar:

 

- Guía rápida de uso de Windows 8 (I), el sistema operativo táctil de Microsoft

 

-Guía rápida de uso de Windows 8 (II), seguridad, configuración, tienda y mapas

 

-Guía rápida de uso de Windows 8 (III), opciones, gente y multimedia

 

-Guía rápida de uso de Windows 8 (IV), mail, messenger, explorer o teclado

 

- Especial Windows 8



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios