Productos | Noticias | 12 DIC 2005

Panasonic abandona el desarrollo de móviles GSM para centrarse en 3G bajo Linux

La división de comunicaciones móviles de Panasonic ha anunciado que ha dado por finalizado el desarrollo de teléfonos móviles de segunda generación para pasar a centrarse en la fabricación de aquellos terminales de tercera generación (3G) basados en Linux. Panasonic ha explicado los motivos de esta decisión y sus consecuencias.
Arantxa Herranz
Panasonic es el primer gran fabricante de teléfonos móviles en abandonar las operaciones relativas a los dispositivos de segunda generación. La venta de terminales 3G está creciendo a pasos agigantados y se está convirtiendo una parte importante del montante de las ventas mundiales de los fabricantes de teléfonos móviles. Sin embargo, para muchas compañías, las ventas de terminales 2G siguen siendo las principales. Panasonic, como la mayoría de los nombres japoneses, llegó tarde al mercado GSM, por lo que sus ventas son menos importantes.

La compañía decide ahora centrar sus esfuerzos en el terreno de los terminales de tercera generación con Linux como sistema operativo. De hecho, ya está vendiendo este tipo de dispositivos en Japón y espera reducir los costes al utilizar una plataforma común para todos sus teléfonos a nivel mundial.

Como resultado de esta decisión, la compañía cerrará sus operaciones de I+D en el Panasonic Mobile Communications Development de Estados Unidos, que ha estado trabajando en plataformas que no son Linux. En cuanto a las instalaciones de esta misma división en Europa, situadas en el Reino Unido, Panasonic ha anunciado su intención de que sigan trabajando, pero centradas en 3G y otras plataformas.

Las oficinas en Filipinas cerrarán sus puertas, ya que es ahí donde se fabrican los teléfonos GSM, al igual en la República Checa. Por ultimo, cabe señalar que las fábricas en chinas modificarán sus plantas de producción para ensamblar dispositivos 3G.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios