Productos | Artículos | 01 JUN 2009

Motorola diseña un teléfono que se controla a través de gestos

Bárbara Madariaga.
El Motorola Moto W7 es un terminal cuya característica principal es que reconoce una serie de gestos que permiten controlar varias de sus funciones, gracias al acelerómetro que incluye en su interior. Así, por ejemplo, agitándolo dos veces el Moto W7 disparará una aplicación determinada, como, por ejemplo, el reproductor de música, pudiendo moverse entre las distintas canciones agitándolo hacia la derecha o hacia la izquierda, y lo mismo para accionar el visualizador de fotos y moverse en él. Otro de los gestos que incorpora es el de dar la vuelta al terminal, con el que se pueden silenciar llamadas o apagar el despertador. El teléfono también incorpora un podómetro con el que se puede controlar la cantidad de pasos que se han dado cada día y utilizarlo como un rudimentario entrenador personal.
En cuanto a sus características técnicas, el Moto W7 cuenta con un teclado de tipo slider y con dos cámaras de 2 megapíxeles, una trasera para uso convencional y una delantera para realizar videoconferencias. Dispone de una pantalla de 2,2 pulgadas con resolución de 320 × 240 píxeles, una ranura para tarjetas MicroSD y conectividad 3G incluida. Su disponibilidad está prevista para antes del verano, por el momento en países de Asia y América Latina, por lo que aún habrá que esperar para conocer el precio y la fecha en la que llegará a Europa.

www.motorola.es

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios