Productos | Noticias | 14 FEB 2001

Microsoft presenta oficialmente Windows XP

El nuevo sistema operativo, conocido hasta ahora como Whistler, es el "anuncio más importante desde Windows 95", según Bill Gates. No en vano, es el sucesor tanto de Windows ME como de Windows 2000.
Arantxa Herranz
Una vez más, el que fuera fundador de Microsoft, Bill Gates, ha sido el maestro de ceremonias en la presentación pública y oficial de Windows XP, el nuevo sistema operativo de la compañía, y sucesor natural de las plataformas que, tanto par usuario doméstico como profesional, existen actualmente en el mercado (Windows ME y Windows 2000, respectivamente). El hasta ahora conocido como Whistler vuelve a mejorar las prestaciones multimedia, especialmente de las aplicaciones Music Player y Movie Maker, aunque los responsables de Microsoft aseguran que los principales adelantos de este nuevo sistema operativo son su velocidad y su estabilidad. Eso sí, cabe señalar que, a pesar de que ya se ha mostrado de manera pública, Windows XP no estará disponible en el mercado hasta el cuarto trimestre de este año, y que su principal público objetivo serán los usuarios domésticos.
De hecho, Bill Gates señaló, durante la presentación, que esta versión es un sistema operativo para un usuario que, diariamente, emplee esta plataforma. Además, múltiples usuarios podrán, bajo un mismo PC y una misma licencia de Windows XP, establecer sus preferencias, de manera que se establezcan menús de preferencia por cada nombre de usuario. La pantalla, una vez seleccionado el usuario que va a emplear el equipo, tendrá una apariencia similar a las actuales versiones de Windows. Aunque se mantiene el botón de inicio, en la parte inferior izquierda, cuando éste se despliega aparecen las cinco aplicaciones más utilizadas por el usuario seleccionado. “La filosofía en la que se basa el nuevo sistema operativo surge después de haber escuchado las necesidades de los usuarios”, mantiene Gates.
Quizá uno de los aspectos que puedan ser más valorados por estos usuarios es la posibilidad de que, entre ellos, se puedan ayudar de manera remota a través de Internet. Así, aquel usuario que reclame ayuda podrá dejar que un conocido vea su pantalla y que, incluso, ejecute aplicaciones de su propio PC.

Trabajando en nuevas mejoras
Cabe señalar, asimismo, que Windows XP (basado en el kernel de Windows NT y Windows 2000) no está aún terminado, por lo que Microsoft sigue trabajando en el desarrollo de nuevas prestaciones, aunque no se ha querido adelantar nada sobre estas futuras mejoras. Además, la presentación pública realizada en Seattle (Estados Unidos) se basó en la Beta 2 de Windows XP; beta que será vendida a los probadores este mismo trimestre.
Bill Gates no quiso, en la demostración pública, dar más detalles sobre la disponibilidad definitiva de Windows XP, el precio que tendrá o los requerimientos mínimos que habrá de tener un PC para poder instalar el nuevo sistema operativo. Jim Allchin, vicepresidente de la división de plataformas de Microsoft, señaló, eso sí, que “la experiencia del usuario será mayor cuanto mayores sean las prestaciones del equipo”. Por su parte, los que han estado probando las betas, consideran que los requerimientos mínimos serán parecidos a los que se exige para Windows 2000: Pentium II a 300 MHz y 128 MB de memoria.
Otro aspecto que también quisieron destacar los dos directivos de Microsoft es la sencilla conexión que permite el nuevo sistema operativo a otros dispositivos, como cámaras digitales o PDA, aunque no ofrecieron muchos detalles sobre cómo encaja Windows XP en la estrategia .Net. Pese a ello, se mostraron muy orgullosos de la aplicación, llegando a asegurar Allchin que Windows XP “el sistema que siempre hemos querido construir”.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios