Productos | Noticias | 12 SEP 2006

Memoria flash Samsung fabricada con tecnología de 40 nanómetros

Samsung Electronics ha mostrado su primer chip de 40 nanómetros. En concreto, se trata de una memoria flash NAND de 32 GB que puede utilizarse en tarjetas para almacenar hasta 64 GB de datos o hasta 40 películas. Estamos, por tanto, ante el último paso en la carrera por la investigación de métodos de fabricación de procesadores y que sitúa a Samsung en primera línea de la misma, poniéndose por delante de otros desarrolladores de tecnología, incluido Intel, que tan sólo ha podido desarrollar hasta ahora procesadores de 45 nanómetros.
Paula Bardera
Las tecnologías de fabricación de procesadores siguen su carrera imparable. El último paso lo ha dado Samsung presentando su séptima generación de memorias flash NAND, que siguen el modelo de producción apuntado en la ley Moore, aunque Samsung está doblando la capacidad de sus memorias flash NAND cada 12 meses. En este caso, se trata de dispositivos fabricados con tecnología de 40 nanómetros.

Este tipo de avances son fundamentales en la industria de la electrónica de consumo, puesto que los usuarios demandan dispositivos cada vez más pequeños y que además, puedan utilizarse en diversas aplicaciones tales como telefonía móvil, fotografía o reproducción de música digital. La demanda de mayores capacidades de almacenamiento para guardar fotos, vídeos, canciones y otros datos ha crecido mucho en los últimos años y los analistas esperan que esta tendencia continúe.

La técnica de producción de 40 nanómetros es fundamental a la hora de hacer procesadores más pequeños, más rápidos y más potentes, así como más baratos de fabricar. Un nanómetro es la billonésima parte de un metro, y su medida sirve de guía del tamaño de los transistores y otros elementos que forman parte de los chips. Habitualmente, cuantos más transistores y más cerca estén unos de otros, más rápido será el procesador a la hora de llevar a cabo diferentes tareas.

La compañía también ha comunicado la puesta en marcha de una nueva técnica de diseño denominada CTF (Charge Trap Flash), que permitirá reducir características de chips NAND hasta los 20 nanómetros y producir, por tanto, chips de 256 GB. En estos nuevos procesadores, la pasarela de control tiene un tamaño cinco veces menor que los convencionales. Con CTF no hay pasarela flotante y, en su lugar, los datos son almacenados temporalmente en una cámara específica para ello fabricada con un tipo de silicio especial.

Samsung también ha presentado un nuevo chip para sus dispositivos híbridos. Se trata de un tipo de disco duro dirigido especialmente a portátiles que utilizan memorias flash NAND como caché para acelerar los tiempos de arranque y reducir el consumo de energía. Este procesador hace el trabajo de varios chips e incorpora hasta 4 GB de flash NAND como un buffer de datos y ayuda a conseguir tiempos de arranque mejores mientras alarga la vida de la batería. Estos chips entrarán en producción en noviembre.

Samsung es una de las muchas compañías que está trabajando actualmente en dispositivos híbridos. Seagate e Intel también están desarrollando sus propias tecnologías en este sentido para ordenadores portátiles.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios