Productos | Noticias | 31 ENE 2006

Kyocera fs-c5030n: Impresora láser color con bajos costes de impresión

Este equipo está orientado a pequeñas oficinas o grupos de trabajo dentro de grandes empresas que necesitan imprimir un gran número de páginas con tecnología láser color. Les ofrecemos a continuación una prueba realizada por el Laboratorio de Dealer World a esta impresora.
Dealer World
Como ya hemos visto en otras impresoras de este fabricante, cuenta con la tecnología Ecosys, que economiza los costes de impresión a la vez que se constituye como un buen sistema ecológico. Con su utilización sólo es necesario cambiar el cartucho de tóner, sin que se obligue a sustituir también el tambor si aún dispone de vida útil.

La impresora C5030N alcanza unas buenas velocidades, 24 ppm tanto en monocromo como en color y un escaso tiempo de calentamiento (80 segundos, aproximadamente). De serie incorpora 128 MB de memoria ampliable a 1.024 con dos módulos DIMM DDR de 512 MB y, en cuanto a conectividad, incluye USB 2.0, paralelo IEEE 1284 y Ethernet 10/100. Ofrece una resolución de 600 x 600 ppp y en nuestras pruebas ha ofrecido un texto limpio y preciso, con colores vivos y correctos aunque no orientados a la impresión de fotografías.

El lenguaje de control y diseño de página de esta máquina es PRESCRIBE IIe/IIc, y soporta las emulaciones de los lenguajes PCL 6 (PCL 5c/PCL-XL) y KPDL 3 (compatible con PostScript 3) con detección automática de emulación (AES) e impresión PDF directa. Incorpora 136 fuentes PostScript integradas, 80 fuentes escalables PCL y 46 códigos de barras.

Otro de sus puntos positivos de cara a las empresas es sus posibilidades de ampliación, sobre todo en lo relativo al papel. Su capacidad de serie es de 500 + 100 hojas, pero se le pueden agregar hasta tres depósitos opcionales con una capacidad de 500 hojas cada uno. Siguiendo con los elementos opcionales, también es posible integrarle un disco duro de 20 GB y un módulo de impresión automática a doble cara. El cambio de los cartuchos de tóner resulta extremadamente sencillo, aunque el montaje inicial del equipo completo no es tan intuitivo como debiera.

Con respecto a la manejabilidad de esta impresora desde el propio menú LCD, es posible que éste pueda resultarnos un poco confuso hasta que nos familiaricemos con la estructura y la forma de movernos por las diversas opciones, pese a los seis botones con los que cuenta para ello.

Quizá el precio de la impresora pueda parecer un tanto elevado en función de sus características técnicas y teniendo en cuenta equipos de otros fabricantes. Esto se debe a la política de bajos costes de impresión puesta en marcha por Kyocera Mita. Aunque los consumibles de tóner de este equipo no tienen un precio excesivamente barato (108,08 euros en el caso del negro y 155,57 euros para CMY), Kyocera prevé una duración estimada de 8.000 páginas con un 5 por ciento de cobertura, lo que arroja un coste por página tremendamente competitivo. A largo plazo, en una impresión empresarial de volumen elevado, estos datos se traducen en un ahorro de costes. Pese al importante desembolso inicial, se plantea como una opción muy recomendable para aquellas empresas que prioricen el coste por página frente al precio del propio equipo. Teniendo en cuenta el ciclo de trabajo de la máquina, si se le va a dar un uso suficiente, a largo plazo resulta una opción interesante, al igual que sus posibilidades de expansión.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios