Productos | Noticias | 07 MAR 2005

Hacia una tecnología más humana

Hacer que la tecnología sea más natural hasta el punto de hacerla, incluso, más "humana". Éste es uno de los retos que se está planteando Intel quien, en el transcurso de su conferencia de desarrolladores, Intel Developer Forum (IDF), ha explicado cuáles van a ser los pilares en los que se va a asentar esta estrategia, aún más propia de las películas de ciencia ficción que de la realidad.
Arantxa Herranz
Que los dispositivos del futuro incorporen una inteligencia digital. Ésta es una de las visiones que Intel ha expuesto en el transcurso del IDF, cuyo reto es poder ofrecer productos “más fáciles de utilizar, más útiles y que ayuden más a las personas”.

De esta forma, se pretende dar respuesta a todos aquellos usuarios que, según Justin Rattner, director del Grupo de Tecnología Corporativa de Intel, desean interactuar con la tecnología de la misma forma que lo hacen con otros individuos. Algo que no sólo implica el trabajo de Intel, sino también a otras empresas de hardware y software.

Sin embargo, Intel ya está manos a la obra. Así, los investigadores de Intel están estudiando, según avanzaba este responsable, cuáles son las tareas que los usuarios desean realizar con sus dispositivos electrónicos para, posteriormente, utilizar esta conocimiento para el desarrollo de nuevas tecnologías de hardware y software que sirvan como base para la creación de plataformas más inteligentes en el futuro. Es decir, “imagínense un teléfono que pueda traducir diferentes idiomas en tiempo real, para hablar fácilmente con personas de otros países, o la posibilidad de encontrar con rapidez una foto de su hijo jugando con un perro entre miles de imágenes almacenadas en diferentes ordenadores instalados en su casa”, ejemplificaba Rattner, quien asegura que, pese a lo sencillas que puedan ser este tipo de actividades, “requieren equipos con hardware y software de gran rendimiento, sofisticación e inteligencia que no existen en la actualidad”.

Pero, además, a esto habría que añadir que todas estas interfaces deben ser naturales y los dispositivos fáciles de usar. Algo que, en opinión de los responsables de Intel, conlleva la necesidad de una constante y continua innovación.

¿En qué está, entonces, trabajando Intel? Pues según las explicaciones facilitadas, este fabricante se encuentra involucrado en el desarrollo de las arquitecturas de los procesadores del futuro, con el objetivo de que puedan alcanzar un rendimiento parecido al de los superordenadores pero en dispositivos más pequeños. Para ello, se opta por procesadores con núcleos múltiples.

Pero, además, Intel asegura que, a medida que los procesadores y otros componentes dentro de los ordenadores mejoran su rendimiento, también será necesario mejorar las rutas entre los componentes por donde circulan los datos (buses), ya que se van desplazar muchos más datos dentro del ordenador y a velocidades mayores. Para ello, Intel trabaja ya sobre la fotónica sobre silicio como material del futuro, una tecnología que, según este fabricante, va a permitir la transferencia de los datos a velocidades de vértigo.

Por último, cabe reiterar que Intel ya ha anunciado su colaboración con otras empresas del sector (desde OEM a ISV y desarrolladores) con el fin de que, más pronto que tarde, esta visión se haga realidad.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios