Productos | Noticias | 05 JUN 2008

El DNIe acercará al ciudadano a los servicios públicos de toda la UE

Tags: Hardware
La Unión Europea pone en marcha un proyecto denominado STORK (Secure idenTity acrOss boRders linKed), o identidad segura a través de las fronteras.
Alfonso Casas

De esta forma, en un plazo estimado de tres años se pretende implementar un reconocimiento de la identidad electrónica para permitir a empresas, ciudadanos y empleados utilizar sus identidades nacionales en cualquier estado miembro. Para su financiación, la Comisión Europea aportará 10 millones de euros, y los socios participantes aportarán una cifra idéntica.

Los ciudadanos utilizan actualmente en la UE unos 30 millones de tarjetas nacionales de identidad electrónica para acceder a diversos servicios públicos, tales como las prestaciones por desempleo y de la seguridad social, así como para presentar sus declaraciones e impuestos. El nuevo proyecto de la Comisión permitirá, que los ciudadanos que utilicen los sistemas nacionales de identidad electrónica, ya sean contraseñas, códigos PIN, y DNIe en nuestro caso, puedan utilizarlos en un mayor número de servicios dentro de la zona de países que conforman la UE.

El proyecto, que se apoya en el desarrollo de los sistemas nacionales de eID y fomenta el reconocimiento mutuo de las identidades electrónicas entre los Estados miembros, está liderado por los países participantes, y se centra en hacer posible la prestación transfronteriza de servicios basados en las TIC que ya están operativos a nivel nacional, regional o incluso local.


España es uno de los 13 Estados miembros que participará en el proyecto, de los 27 que la componen, con lo que los ciudadanos que ya dispongan del DNIe o de la firma electrónica podrán sacar partido de los avances tecnológicos.

Según ha manifestado Viviane Reding, Comisaria de la Sociedad de la Información y Medios de Comunicación, “las identidades electrónicas no hacen todavía los suficiente por los ciudadanos de la UE que se desplazan”.

Entre los beneficios a corto plazo se encuentra la posibilidad de sustituir los regímenes nacionales, a través de una oficina abierta al público. Un estudiante, por ejemplo, podrá matricularse en una universidad extranjera sirviéndose de la identidad electrónica de su país. La finalidad es favorecer los servicios a los ciudadanos comunitarios que se desplazan por Europa por motivos profesionales, de estudio, o de ocio, potenciando especialmente la movilidad de los trabajadores en toda la zona Euro.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios