Productos | Noticias | 01 JUN 2005

El canon en los CD y DVD vírgenes es superior a su coste de fabricación

Según un estudio llevado a cabo por la consultora Deloitte, a petición de Asimelec (la (Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones), el canon impuesto por copia privada en estos soportes conlleva que la industria española de CD y DVD vírgenes deba hacer frente a importantes problemas para garantizar su viabilidad en el futuro, entre otras muchas conclusiones que les resumimos.
Arantxa Herranz
Asimelec ha encargado un estudio a la consultora Deloitte para conocer el impacto que el canon por copia privada en CD y DVD vírgenes está teniendo sobre la industria española. Y las conclusiones no son, precisamente, positivas: este sector ha de encarar importantes problemas de viabilidad para llevar a cabo su actividad.

Según Deloitte, el canon “ha favorecido la expansión de una competencia fraudulenta, basada en la venta de productos sin canon y el aumento de las necesidades de financiación de aquellos agentes del sector que cumplen con la ley”, cuyos productos se han encarecido como consecuencia de la aplicación de este gravamen.

No en vano, según los datos facilitados por Asimelec, los CD-R se han encarecido 16 céntimos de euros por unidad de media, mientras que en los DVD-R hablamos de 6 céntimos. Si tenemos en cuenta este importe y el análisis de la oferta actual de estos soportes, el estudio determina que, en la actualidad, el importe del canon supone un 40 por ciento del precio de venta al público de un CD-R y un 60 por ciento en el caso del de los DVD-R.

Es más, Deloitte asegura que el canon es incluso mayor que lo que cuesta fabricar y distribuir estos soportes, puesto que fabricar un CD-R cuesta 0,116 euros, mientras que un DVD-R tiene un coste de fabricación de 0,18 euros.

La llegada de canales fraudulentos
La consultora estima que, si el año pasado se vendieron 360 millones de CD-R en nuestro país, sólo el 55,8 por ciento (es decir, 203 millones de unidades) llevaba canon. El resto (160 millones de unidades) entrarían en el mercado sin control y, por tanto, se habrían vendido de manera fraudulenta. Si observamos el mercado de los DVD, la mitad de los 70 millones de unidades vendidas se han comercializado “de forma irregular”. Una cifra que, en previsiones de ASIMELEC, alcanzará los 90 millones de unidades en 2005, de los cuales las ventas en fraude supondrán el 55 por ciento.

Deloitte concluye que la industria española se encuentra en una clara situación de desventaja competitiva por culpa del canon donde, además de varias decenas de empresas importadoras legalmente establecidas, hay tres empresas con fabricación en España, que generan más de 400 puestos de trabajo, según Asimelec.

El verdadero uso de estos soportes
Entre sus principales conclusiones, el estudio afirma que, en términos generales, “existe un gran desconocimiento sobre los verdaderos hábitos de uso de CD y DVD vírgenes” al haber estudios “muy contradictorios” al respecto. Por ejemplo: mientras que la SGAE asegura que el 77 por ciento de los CD-R se utilizan para copia privada, el estudio de ASIMELEC cifra este porcentaje en un 13,2 por ciento del total.

Según José Pérez, director general de Asimelec, “estos datos demuestran que el importe actual del canon resulta excesivo y es un freno importante para el desarrollo de esta industria en España. Calculamos que en los últimos dos años nuestras ventas han decrecido un 60 por ciento, se han perdido innumerables puestos de trabajo y sin embargo, el número de empresas establecidas ilegalmente se ha incrementado espectacularmente por el efecto llamada del beneficio potencial que permite el fraude”.

Además, esta asociación considera que los usos de estos soportes se han diversificado mucho en los dos últimos años, a lo que habría que añadir la aparición de nuevas tecnologías que modifican aún más el panorama de la copia privada. Por eso, Asimelec “cree necesario la realización de un estudio de hábitos de uso, realizado por una entidad independiente, que cuantifique realmente el valor dentro del mercado de CD-R, de los posible usos alternativos a la copia de contenidos con derechos de autor”.

Por cierto, que según esta fuente, el canon que se aplica a CD y DVD vírgenes, supone más de la mitad de los ingresos por derechos de autor de música recaudados el pasado año.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios