Seguridad
Teletrabajo
Canal

Claves para que la seguridad y el trabajo híbrido “casen” bien

Durante la pandemia apenas se prestó atención a la seguridad. Lo importante era que el trabajo saliera adelante. Ahora, con la implantación de modelos híbridos en la empresa, aquella característica vuelve a rebelarse como esencial. ¿Cómo casan ambas, entonces? Es lo que le hemos preguntado al Canal.

teletrabajo

Con la llegada de la pandemia allá por el 13 de marzo de 2020, lo principal para las empresas es que la actividad no se detuviera. Incluso en aquellos momentos, como recuerda Carlos Gómez Martínez, director de Canal de ESET España, “muchas empresas no pudieron dotar a sus trabajadores de equipos – herramientas adecuadas, y tuvieron que utilizar equipos personales con el riego que ello representa (software de dudosa reputación, escasa protección antimalware, conexiones de red poco seguras, etc..)”.

Lo importante era que nada se detuviera, que todo siguiera adelante. Y cuando decimos todo, en este caso se incluye la seguridad, que pasó a un segundo plano con tal de que la actividad de las empresas, con los trabajadores desde sus casas, no se detuviera. Una situación que, en palabras de Fernando Aranda, responsable del SOC de la Unidad de Ciberseguridad de Ibermática, “normalmente, eso es una máxima no escrita: la seguridad está en segundo plano frente a continuidad de negocio siempre. En muchos casos se tiene que replanificar la seguridad de muchos servicios por razones de negocio y es entendible. En otros casos, y según el sesgo de la empresa, hay que sacrificar parte de la seguridad por la continuidad del negocio, ya que no hay economía para mantener todos los departamentos, y tienes que priorizar y entender que no hay recursos para todo”.

 

Claves para entender el negocio

Pero, con la vuelta a las oficinas de muchos trabajadores y la adopción, a su vez, de un modelo híbrido de trabajo, la pregunta es evidente: “¿cómo se mantiene una política de seguridad de acuerdo con las exigencias de las empresas a la vez que hay trabajadores que realizan sus tareas desde casa?

Partamos de la base que nos plantea Didier Schreiber, Area Marketing director, EMEA Sur, Zscaler: “Con una gran mayoría de usuarios que optan por alejarse de la oficina para trabajar desde cualquier lugar, los trabajadores remotos exigen disfrutar en casa con la misma experiencia de usuario, pero siempre con el nivel de seguridad necesario”.

¿Cómo? “Seguir haciendo un trabajo constante para acercar tanto al equipo de ciberseguridad como a los trabajadores, con el fin de entender sus necesidades y las del negocio. No olvidemos, que el porcentaje de trabajadores jóvenes es elevado, y ellos pertenecen a una generación mal acostumbrada a la inmediatez y que, en ocasiones, no tienen en cuenta las medidas de seguridad”, según Karina Rojas, Channel Sales manager Iberia de CyberArk.

Máxime cuando las amenazas siguen siendo constantes, no paran de crecer, y no son pocas las ocasiones en las que el error humano es uno de los peligros más destacados que tienen las empresas en lo que a la seguridad se refiere. “El "factor humano" es, probablemente, la mayor amenaza para la ciberseguridad en la actualidad. “Acostumbrados al teletrabajo y ahora a tener que adaptarse de nuevo a entornos de trabajo híbridos entre la oficina, la casa o cualquier otro lugar, hace que la ciberseguridad decaiga como prioridad entre los usuarios. El nivel de exigencia baja y se pueden cometer más errores, lo cual es una pesadilla para los equipos de seguridad y, al mismo tiempo, la mejor de las noticias para los ciberdelincuentes”, considera Fernando Anaya, country manager de Proofpoint.

Y es que, basta con un descuido al abrir un adjunto, hacer clic en un enlace, o reutilizar una contraseña, para que se dañe gravemente la seguridad, reputación y actividad de una empresa. “Conviene comprobar que los dispositivos están parcheados y actualizados, proteger las herramientas de colaboración que se han vuelto ya imprescindibles para las empresas y concienciar constantemente a los empleados, sobre todo a los que se han incorporado recientemente, porque son objetivos fáciles para los ciberdelincuentes”, regresa el country manager de Proofprint. 

Un escenario en el que el Canal tiene un papel fundamental. “Una vez superado el punto álgido de la petición de puesta en marcha de las infraestructuras de los clientes, ahora es el momento de insistir en la necesidad de mantener esos recursos protegidos. En este sentido, la labor formativa y podríamos decir que evangelizadora del Canal es imprescindible, ya que es el punto de encuentro entre los proveedores de soluciones y los clientes finales”, dice Alejandro Benito Sánchez, Next Gen & IBM Senior manager en Tech Data.

Por eso, en opinión de este especialista de Tech Data, cada partner debe adaptarse a las necesidades concretas de cada cliente. “No creemos que pueda utilizarse un planteamiento generalista que sirva para todos los casos, sino que cada cliente necesita una dedicación y una adecuación a la medida de sus necesidades. Quizás los fabricantes de tecnología puedan plantear mensajes más estratégicos, pero los partners que están más cerca de sus clientes y conocen su negocio deben ser capaces de construir soluciones específicas, y ganarse con ello su confianza a más largo plazo”, prolonga su explicación.

 



Revista Digital Dealerworld octubre

Próximo Webinar en Directo

Revistas Digitales IDG

DealerWorld Digital

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

IDG Research

Partnerzones IDG


Especiales IDG:
Registro IDG España:

Eventos IDG: